tambo

(redireccionado de tambos)

tambo

1. s. m. Argent. GANADERÍA Establecimiento ganadero destinado al ordeño de vacas y a la venta de la leche.
2. Argent. GANADERÍA Corral donde se ordeña.
3. Perú COMERCIO Tienda rural pequeña.
4. Méx. coloquial Cárcel o prisión lo metieron al tambo .
Traducciones

tambo

SM
1. (Andes) (Hist) (= taberna) → wayside inn, country inn
2. (Andes, Cono Sur) (= granja) → (small) dairy (farm)
3. (Cono Sur) (= corral) → milking yard
4. (Cono Sur) (= burdel) → brothel
Ejemplos ?
Marcaban una impronta itálica que se diferenciaba claramente del otro Fisherton, cercano en distancia física pero lejano en término de clase: el de las privilegiadas familiar anglo irlandesas que moraban los amplios lotes de Bulevard Argentino o Brassey, la mayoría de cuyos cabeza de familia eran prominentes jerarcas del Ferrocarril Central Argentino En esos años el loteo de las pequeñas chacras, quintas y tambos esparcidos entre el actual Fisherton hacia norte y el arroyo Ludueña hacia el suroeste, fue dando lugar a un proceso de urbanización.
Según el tipo de espacio y el tamaño, estos ambientes podían llamarse chinganas, ramaditas (casi al aire libre, bajo ramadas), chicherías o picanterías (espacios más cerrados); el común denominador eran las largas mesas con largas bancas que eran compartidas democráticamente por los comensales de toda condición social. Varios tambos de caminos podían albergar este tipo de establecimiento, o tener uno muy cerca para atender a los viajeros.
Originalmente la estación del Ferrocarril crecía hacia el oeste y las chacras de verdura y algunos tambos se ubicaban en el este.
Y tercero, algunos topónimos del interior del valle del Huasco son netamente lengua incaica, como Los Tambos, Chollay, Chigüinto o Chanchoquín.
La Industria gira en torno a un frigorífico, una fábrica de bebidas (la más antigua del país), una planta lechera importante (COLEME), algunas pocas bodegas y a una serie de tambos lecheros.
Sigue hasta Cajamarca, el fecundo valle predilecto de los Incas, cuando van a visitar el reino; desciende un poco y desde él se mira las portentosas maravillas del Chimú, luego va a perderse en las calurosas tierras del Norte, donde las mujeres son hermosas y esbeltas y tienen cutis blancos. Los mejores tambos están a su paso.
Y ni con esto me engañarán, que yo dejaré aquí recaudo hasta que venga gente y después de seguro lleve toda la que hay, y servirán ellos a la cibdad de Sanctiago con algúnd tributo a sus amos y con tener tambos en el camino.
También fueron las fieras que asaltaron los tambos, así como el precipicio, que haciendo desequilibrar los cuerpos atrajo hacia su profundidad ignota, a las vidas que desfilaban en pos del pan.
Los tarros iban a la estación en carros grandes ahora y volvían vacíos a llenarse otra vez; don Modesto ya no ordeñaba él mismo ni tampoco la señora; demasiado tenían ambos que hacer para atender y vigilar a su personal ya numeroso. El rodeíto se había duplicado; don Modesto compraba vacas y más vacas y establecía tambos.
Recibimiento del Oidor.- En este Cabildo se trato de que, por cuanto el Señor Licenciado don Alonso del Castillo de Herrera, Oidor que viene de la Real Audiencia de Quito, se espera de hoy a mañana por haber desembarcado en la Punta de Santa Elena, y mediante a que tan de próximo ha de llegar y no hay tambos ni prevención en el camino para poder recibirlo y cumplir este Cabildo con la obligación que le corre...
21º Item, dijeron que por cuanto esta Ciudad tiene términos señalados por Su Majestad y por los Gobernadores y pobladores que fueron de estos Reinos, ordenaron e mandaron que cada año uno de los Alcaldes Ordinarios e un Regidor salgan de seis meses a seis meses a los visitar y requerir y mandar que se hagan y aderecen los caminos y puentes y alcantarillas, y en los tambos y pueblos (se obliguen) poner aranceles, moderando los mantenimientos y mandando que estén los tambos bien proveídos para los pasajeros y lo que más convenga proveer como buenos republicanos, lo cuál se haga a costa de los Propios (y Rentas) de esta Ciudad o de gastos de justicia, pues que han de llevar salario para ello.
Para empezar, vamos a pedir prestado a la Junta de Buen Gobierno de La Realidad, el Camión que se llama "Chompiras" y le caben parece que 8 toneladas, y lo vamos a llenar de maíz y tal vez dos tambos de 200 litros cada uno con gasolina o petróleo, según qué les conviene, y los vamos a entregar en la embajada de Cuba en México para que lo mandan en su pueblo cubano como un apoyo de los zapatistas para su resistencia contra el bloqueo norteamericano.