tamborilero

(redireccionado de tamborileros)
También se encuentra en: Sinónimos.

tamborilero, a

s. MÚSICA Persona que toca el tamboril los tamborileros desfilarán en primer lugar.
NOTA: También se escribe: tamboritero

tamborilero -ra

 
m. f. mús. Persona que ejerce el arte de tocar el tamboril.

tamborilero, -ra

(tamboɾi'leɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
persona que toca el tamboril el tamborilero de una banda
Sinónimos

tamborilero

, tamborilera
sustantivo
Traducciones

tamborilero

drummer

tamborilero

tamburino

tamborilero

Schlagzeuger

tamborilero

batteur

tamborilero

drummer

tamborilero

baterista

tamborilero

perkusista

tamborilero

鼓手

tamborilero

鼓手

tamborilero

trommeslager

tamborilero

מתופף

tamborilero

ドラマー

tamborilero

/a SM/Fdrummer
Ejemplos ?
Ningún americano del contorno, con sus cadenas o sortijas más relucientes; ninguna señoritinga pudorosa; ningún mozo aldeano, todos en atavío de fiesta; ninguna moza, con los trapitos de cristianar realzando su gentileza y garbo, faltó a la misa. Mientras duró ésta, gaiteros y tamborileros ensayaban sus más escogidas tocatas peregrinamente.
-Yo cuento, señor, con que no baje de quinientos reales después de pagar la bodega, las luces y los dos tamborileros que han de tocar durante los intermedios.-Pues ahí van mil, contestó el bendito señor, dándole un cartucho de monedas que ya llevaba preparado al efecto; pero es preciso que ahora mismo desaloje usted el local, y sin perder un solo minuto salga con su gente de Santander.» El comediante vio el cielo abierto, hizo lo que deseaba el Intendente, y, sin salir éste de la bodega, se desarmó la tramoya, se cargaron las caballerías, montaron los comediantes...
¿Para qué querrán tanto parche estos caballeros? Lo que es no entenderlo: él creía que sobraban tamborileros. No tardó en olvidarse del arte para no pensar más que en una joven rubia que tenía cerca de sí, a su espalda, la cual ya le pisaba los faldones del chaquet.
Era preciso que el pueblo gozase, a su vez, la parte que debía tocarle en tales regocijos, y para el efecto llamaba a algunos gaiteros y tamborileros, ponía una o dos pipas de buen vino a las puertas ele su casa, raciones de carne bien guisada y hogazas de pan, y el pobre no tenía más que llegar, llenar el vientre, beber su taza de vino, y...
Igualmente por la noche había una bonita romería amenizada por las bandas municipales de música y tamborileros, piano de manubrio y corros de ciego.
De su cintura penden dos cueros de los que cuelgan espejitos, cuentas de colores y cascabeles utilizados como amuletos para alejar a los espíritus malignos. Y justo delante de los tamborileros desfilan las vedettes, incorporación relativamente moderna a este desfile, comenzó en 1948.
Al siguiente año, 1949, la sigue Martha Gularte en la comparsa "Añoranzas Negras". En la retaguardia de la comparsa están los tamborileros, que son el pulso del desfile.
Los instrumentos musicales también llegan a encarnar ciertas dualidades, como los tambores "hembra" (de dimensiones mayores) y "macho" (de dimensiones pequeñas) del conjunto tabasqueño chontal de los Tamborileros, Algunos de ellos existen en dos formas de empleo complementario, como en una sociedad huichol que todo el año utiliza el canari (especie de guitarra de pequeñas proporciones) y solo durante la Semana Santa emplean su contraparte: una matraca en forma de guitarra.
El ayuntamiento y diversas asociaciones mantienen la fiesta, invitando a la degustación de vinos, licores, dulces y migas con música de fondo a cargo de tamborileros.
Los oficiales, abanderados y tamborileros militares son utilizados para crear formaciones militares y para incrementar la moral de las tropas.
Si bien la ubicación geográfica no es precisa, se puede considerar que el Barrio Sur está delimitado por las calles Andes, 18 de julio, Ejido y la Rambla Sur (costanera), posee el encanto de aquel barrio que quedó atrapado por un pasado de alegrías, amistades y tradiciones; además de ser el barrio por donde se realiza el famoso "desfile de llamadas" en donde participan todas las agrupaciones de tamborileros, brindándole un color muy especial al carnaval uruguayo.
No podemos olvidarnos tampoco de otro de los elementos singulares de la comarca, como es el «panderu cuadráu» de Peñaparda, que es tañido por las mujeres tocándolo con una porra similar a la que usan los tamborileros, manera ésta de tocar que es única, pues en ninguna otra localidad de la península (y quizás, del mundo) se toca de esta manera dicho instrumento.