tallar

(redireccionado de tallados)
También se encuentra en: Sinónimos.

tallar

(De tallo.)
1. adj. Que puede ser talado o cortado monte tallar .
2. adj./ s. m. Se aplica a un tipo de peine de pequeño tamaño.
3. s. m. Monte que se está renovando.
4. Monte o bosque nuevo en el que se puede hacer la primera tala.

tallar

(Del ital. tagliare.)
1. v. tr. ESCULTURA Trabajar la madera o la piedra para hacer esculturas o relieves ha tallado una figura femenina en madera. esculpir
2. Hacer las caras o facetas de una piedra preciosa en la joyería tallan diamantes. labrar
3. ARTES DECORATIVAS Hacer grabados o relieves sobre un metal.
4. Medir la estatura de una persona tienen que tallarlos antes de entrar en el servicio militar.
5. METALURGIA Realizar el dentado de una pieza o un instrumento.
6. JUEGOS Llevar la banca en los juegos de naipes.
7. Imponer demasiados impuestos a una persona.
8. v. intr. Tener una persona un lugar predominante en una conversación o en un asunto.
9. Chile Hablar de amores un hombre y una mujer.

tallar

  (der. del l. talea, vástago)
adj. Que puede ser talado.
m. Soto o bosque en que se puede hacer la primera tala.
Monte que se está renovando.

tallar (del l. taliare)

 
tr. Tasar, apreciar, valuar.
Medir la estatura [de un hombre].
Llevar [la baraja] en determinados juegos.
intr. Charlar, conversar.

tallar

(ta'ʎaɾ)
verbo transitivo
1. dar forma a un material sólido El joyero tallaba un diamante.
2. realizar obras de talla Miguel Ángel talló el David.
3. medir la estatura de una persona El pediatra talló y pesó al niño en su control mensual.

tallar


Participio Pasado: tallado
Gerundio: tallando

Presente Indicativo
yo tallo
tú tallas
Ud./él/ella talla
nosotros, -as tallamos
vosotros, -as talláis
Uds./ellos/ellas tallan
Imperfecto
yo tallaba
tú tallabas
Ud./él/ella tallaba
nosotros, -as tallábamos
vosotros, -as tallabais
Uds./ellos/ellas tallaban
Futuro
yo tallaré
tú tallarás
Ud./él/ella tallará
nosotros, -as tallaremos
vosotros, -as tallaréis
Uds./ellos/ellas tallarán
Pretérito
yo tallé
tú tallaste
Ud./él/ella talló
nosotros, -as tallamos
vosotros, -as tallasteis
Uds./ellos/ellas tallaron
Condicional
yo tallaría
tú tallarías
Ud./él/ella tallaría
nosotros, -as tallaríamos
vosotros, -as tallaríais
Uds./ellos/ellas tallarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo tallara
tú tallaras
Ud./él/ella tallara
nosotros, -as talláramos
vosotros, -as tallarais
Uds./ellos/ellas tallaran
yo tallase
tú tallases
Ud./él/ella tallase
nosotros, -as tallásemos
vosotros, -as tallaseis
Uds./ellos/ellas tallasen
Presente de Subjuntivo
yo talle
tú talles
Ud./él/ella talle
nosotros, -as tallemos
vosotros, -as talléis
Uds./ellos/ellas tallen
Futuro de Subjuntivo
yo tallare
tú tallares
Ud./él/ella tallare
nosotros, -as talláremos
vosotros, -as tallareis
Uds./ellos/ellas tallaren
Imperativo
talla (tú)
talle (Ud./él/ella)
tallad (vosotros, -as)
tallen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había tallado
tú habías tallado
Ud./él/ella había tallado
nosotros, -as habíamos tallado
vosotros, -as habíais tallado
Uds./ellos/ellas habían tallado
Futuro Perfecto
yo habré tallado
tú habrás tallado
Ud./él/ella habrá tallado
nosotros, -as habremos tallado
vosotros, -as habréis tallado
Uds./ellos/ellas habrán tallado
Pretérito Perfecto
yo he tallado
tú has tallado
Ud./él/ella ha tallado
nosotros, -as hemos tallado
vosotros, -as habéis tallado
Uds./ellos/ellas han tallado
Condicional Anterior
yo habría tallado
tú habrías tallado
Ud./él/ella habría tallado
nosotros, -as habríamos tallado
vosotros, -as habríais tallado
Uds./ellos/ellas habrían tallado
Pretérito Anterior
yo hube tallado
tú hubiste tallado
Ud./él/ella hubo tallado
nosotros, -as hubimos tallado
vosotros, -as hubísteis tallado
Uds./ellos/ellas hubieron tallado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya tallado
tú hayas tallado
Ud./él/ella haya tallado
nosotros, -as hayamos tallado
vosotros, -as hayáis tallado
Uds./ellos/ellas hayan tallado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera tallado
tú hubieras tallado
Ud./él/ella hubiera tallado
nosotros, -as hubiéramos tallado
vosotros, -as hubierais tallado
Uds./ellos/ellas hubieran tallado
Presente Continuo
yo estoy tallando
tú estás tallando
Ud./él/ella está tallando
nosotros, -as estamos tallando
vosotros, -as estáis tallando
Uds./ellos/ellas están tallando
Pretérito Continuo
yo estuve tallando
tú estuviste tallando
Ud./él/ella estuvo tallando
nosotros, -as estuvimos tallando
vosotros, -as estuvisteis tallando
Uds./ellos/ellas estuvieron tallando
Imperfecto Continuo
yo estaba tallando
tú estabas tallando
Ud./él/ella estaba tallando
nosotros, -as estábamos tallando
vosotros, -as estabais tallando
Uds./ellos/ellas estaban tallando
Futuro Continuo
yo estaré tallando
tú estarás tallando
Ud./él/ella estará tallando
nosotros, -as estaremos tallando
vosotros, -as estaréis tallando
Uds./ellos/ellas estarán tallando
Condicional Continuo
yo estaría tallando
tú estarías tallando
Ud./él/ella estaría tallando
nosotros, -as estaríamos tallando
vosotros, -as estaríais tallando
Uds./ellos/ellas estarían tallando
Sinónimos

tallar

transitivo
Traducciones

tallar

cut, carve, measure, to carve, crave, engrave, whittle, work

tallar

vyřezat

tallar

udskære

tallar

kaivertaa

tallar

découper

tallar

rezbariti

tallar

彫る

tallar

...을 새기다

tallar

snijden

tallar

talhar

tallar

skära

tallar

แกะสลัก

tallar

oymak

tallar

chạm khắc

tallar

雕刻

tallar

雕刻

tallar

1
A. VT
1. [+ madera] → to carve, work; [+ piedra] → to sculpt; [+ diamante] → to cut; [+ metal] → to engrave
2. [+ persona] → to measure (the height of)
3. (Naipes) → to deal
B. VI (Naipes) → to deal, be banker

tallar

2
A. VT
1. (Andes) (= fastidiar) → to bother, annoy
2. (Andes) (= azotar) → to beat
B. VI (Cono Sur) (= chismear) → to gossip; [amantes] → to whisper sweet nothings
Ejemplos ?
Pero corrieron los años; los acontecimientos políticos siguieron su curso; el magno, el erguido monasterio de Bentroya, especie de Escorial perdido en la montaña, empezó a cubrirse de hiedra, a tener goteras, a dar indicios de decrepitud; los moradores de Cebre utilizaron como leña de arder los confesionarios, los estantes de la biblioteca, el piso de las celdas, hasta los tallados sitiales del coro..., y la idea criminal que sordamente bullía en el cerebro y en la voluntad de Garroso se presentó clara y definida, apretó el cerco, se envolvió en sofismas...
Quesos frescos y blancos envueltos por la cintura con paja de cebada, de la Quebrada de Humay; chancacas hechas con cocos, nueces, maní y almendras; frijoles colados, en sus redondas calabacitas, pintadas encima con un rectángulo de su propio dulce, que indicaba la tapa, de Chincha Baja; bizcochuelos, en sus cajas de papel, de yema de huevo y harina de papas, leves, esponjosos, amarillos y dulces; santitos de piedra de Guamanga tallados en la feria serrana; cajas de manjar blanco, tejas rellenas y una traba de gallo con los colores blanco y rojo.
Pudiera quizá representar la cresta del pico, aunque para ser tal cosa estaría colocada demasiado atrás. La parte frontal y los lados del pico le fueron tallados con tersura y elegancia.
La cabeza, profundamente inclinada hacia adelante, como si agobiada por el extraordinario peso, tiene la frente ancha; la nariz es recta, los ojos bien tallados, regordetas las mejillas y pequeñas las orejas.
La boca es pequeña, las orejas son grandes, aunque no tanto como las de la escultura O. Tiene tallados el pecho y la espalda, pero solo levemente marcados los músculos.
Sobre el frente de esta prolongación aparecen tallados en relieve el cuello y la cabeza del personaje principal y la cabeza secundaria de cuello largo que pudiera ser de gente o animal.
El tórax no deja ver trazas de músculos, pues no es más que un bloque redondeado que baja —pasando por el abdomen— hasta el frente del pedestal. Los brazos y piernas están tallados en un como relieve.
Cual por llamamientos cíclicos, Argentina, solar de hermanos, diste por virtuales leyes hogar a todos los humanos, templos a todas las greyes, cetro a todos los soberanos que decoran sus propias frentes, que se coronan por sus manos con kohinoores y regentes tallados en sus almas propias, vertedores de cornucopias, emperadores de simientes, césares de la labor, multiplicadores de pan, más potentes que Gengis-Khan y que Nabucodonosor.
El comedor y el corredor era lo que amueblaban, y eso con pocos muebles: en las paredes ponían en nichos sus jarros preciosos: las sillas tenían filetes tallados, como los que solían ponerles a las puertas, que eran anchas de abajo y con la cornisa adornada de dibujos de palmas y madreselvas.
Al abrir los ojos, en el estrecho cuarto, vi, iluminando la extensión, sobre una vieja puerta cerrada, por cuyas rendijas la luz de la mañana entraba a chorros, una ventana de barrotes de madera tallados, entre los cuales jugueteaba el extendido brazo de una vid alegre, fresca e inquieta.
En la segunda puerta, se veían animales de presa tallados en arcilla y en tierra cocida, a un lado un oso, al otro un león, y otras bestias feroces, representadas en piedra y en madera.
Las velas de los candelabros elevaban sus llamas sobre las tapas de las fuentes de plata; los cristales tallados, cubiertos de un vaho mate, reflejaban unos rayos pálidos; a lo largo de la mesa se alineaban ramos de flores, y, en los platos de anchos bordes las servilletas, dispuestas en forma de mitra, sostenían en el hueco de sus dos pliegues cada una un panecillo ovalado.