tallado

(redireccionado de tallada)

tallado, a

(Derivado de tallar.)
1. s. m. Acción y resultado de tallar el tallado del cristal se realiza con un diamante.
2. ESCULTURA Técnica escultórica de la madera.

tallado, a

(Derivado de tallo.)
adj. HERÁLDICA Se aplica a la flor, ramo o palma que tiene el tallo de diferente esmalte.

tallado, -da

 
adj. Con los adverbios bien o mal, de buen o mal talle.
m. Acción y efecto de tallar.

tallado

(ta'ʎaðo)
sustantivo masculino
escultura técnica usada para trabajar madera u otra materia leñosa Tomaba clases de tallado de madera.
Traducciones

tallado

graven

tallado

A. ADJ
1. [madera] → carved; [piedra] → sculpted; [metal] → engraved
2. bien talladoshapely, well-formed
mal talladomisshapen
B. SM (en madera) → carving; (en piedra) → sculpting; (= grabado) → engraving
tallado en maderawoodcarving
Ejemplos ?
Abrí la puerta de la habitación de Agnes. Estaba sentada al lado del fuego y escribía ante su pupitre de madera tallada. Levantó la cabeza para ver quién era.
Los lacayos, los pajes, los chambelanes, con sus medias de seda y sus casaquines, iban detrás de la reina Masicas, cargándole la cola. Y Loppi almorzó contento, y bebió en copa tallada su anisete más fino, seguro de que Masicas tenía ya cuanto podía tener.
El mamoncete es un primor. Estatuílla en nogal tallada parece. Sus ojos lucen como azabaches; sus labios sonríen al pecho maternal; su cabellera se abre en rizos; sus manos juegan con los hilachos del pañuelo; su cuerpo desnudo ostenta saludable barniz.
¡Oh!, las horas mortales pasadas allí dentro tendido en el suelo, llena de tierra la cabeza, el cuerpo dolorido, los oídos tapados para no oír el ruido embriagador de la partida de rescate, en la que yo era famoso por mi ligereza; la veta de sebo, mortecina y nauseabunda, pegada a la pared, debajo de una caricatura de Paunero con tricornio y con una cinta saliendo de su boca, a manera de las ingenuas leyendas brotando de labios de vírgenes y santos, en el arte cristiano primitivo, pero cargada aquí con un dístico cojo y expresivo; la enorme hoja de la puerta, tallada y quemada de arriba abajo...
Verdaderamente se parecía de una manera asombrosa a la cabeza tallada en el extremo de la viga cerca de mi ventana mientras estaba así sentado en su humildad, mirándome de lado con la boca abierta y las arrugas en las mejillas.
Todos aquellos recuerdos estaban todavía tan frescos en mi memoria; sentía el mismo olor de la tierra húmeda y de hojas mojadas; hasta me parecía el mismo viento que me había desesperado durante mi penoso viaje. El ruido de la puertecita que se abría en el zócalo de madera tallada me hizo estremecer.
a cámara es espaciosa y sombría, con un amplio ventanal abierto a aquella hora crepuscular, la alumbran ya un velón antiguo, de latón martillado, de tres mecheros mortecinos, y la llama de la hoguera que cruje en una chimenea de piedra tallada, en cuyo liminar monstruos y figurillas burlescas se enlazan y luchan.
BAJO AMPURDÁN: Albons, Begur, Bellcaire d’Emporda, Bisbal D Emporda (La), Calonge, Castell-Platja d`Aro, Colomers, Corça, Crunlles, Monells i Sant Sadurni de L’heura, Escala (L’), Foixa, Fontanilles, Forallac, Garrigoles, Gualta, Jafre, Mont-Ras, Palafrugell, Palamos, Palau-Sator, Pals, Parlava, Pera (La), Regencos, Rupia, Sant Feliu de Guixols, Santa Cristina D’aro, Serra de Daro, Tallada D Emporda (La), Torrent, Torroella de Montgri, Ultramort, Ulla, Ullastret, Vall-Llobrega, Verges, Vilopriu.
¡jamás he visto nada tan maravilloso, ni aun pintado! Era una estrella de picos fruncidos, tallada en un tejido de terciopelo negro bordeado de un festón de oro.
Delante de Colché, un montículo de piedras es hoy la señal de una ciudad; poco falta para que no esté tallada como si él la hubiera cortado con el hacha; allá, en el valle llamado Petatayub, está visible ahora; todos los hombres vieron al pasar ese testimonio de la bravura de Quicab.
Y todavía tiene Uxmal la Casa del Adivino, pintada de colores diferentes, y la Casa del Enano, tan pequeña y bien tallada que es como una caja de China, de esas que tienen labradas en la madera centenares de figuras y tan graciosa que un viajero la llama «obra maestra de arte y elegancia», y otro dice que «la Casa del Enano es bonita como una joya».
¿Adónde ha ido, adónde, el pueblo fuerte y gracioso que ideó la casa redonda del Caracol; la casita tallada del Enano, la culebra grandiosa de la Casa de las Monjas en Uxmal?