taburete

(redireccionado de taburetes)
También se encuentra en: Sinónimos.

taburete

(Del fr. tabouret < fr. ant. tabour, tambor.)
1. s. m. Asiento para una sola persona, sin respaldo ni brazos le encontré sentado en un taburete del bar. banqueta
2. Silla con el respaldo muy estrecho.
3. s. m. pl. TEATRO Media luna que había en el patio de los teatros, cerca del escenario.

taburete

 
m. Asiento sin brazos ni respaldo.
Asiento con respaldo muy estrecho y guarnecido de vaqueta, terciopelo, etc.
Banquillo.
pl. En el patio de los teatros, media luna que estaba cerca del escenario, con asientos y respaldos de tabla.

taburete

(taβu'ɾete)
sustantivo masculino
asiento para una persona que no tiene brazos ni respaldo Se sentó uno de los taburetes de la barra y pidió un café.
Sinónimos

taburete

sustantivo masculino
banquillo, banqueta, escabel, alzapié.
Todas las formas, con excepción de alzapié, designan el asiento bajo y sin respaldo que se utiliza tanto para sentarse como para apoyar los pies.
Traducciones

taburete

tabureto

taburete

tabouret

taburete

Hocker, Schemel

taburete

sgabello

taburete

stolička

taburete

taburet

taburete

σκαμνί

taburete

jakkara

taburete

stolac

taburete

スツール

taburete

걸상

taburete

kruk

taburete

krakk

taburete

stołek

taburete

banquinho

taburete

pall

taburete

ม้านั่งไม่มีพนัก

taburete

tabure

taburete

ghế đẩu

taburete

凳子

taburete

SMstool

taburete

m stool
Ejemplos ?
Tomó tres taburetes de alrededor de la mesa oval, bajo el busto del monarca, y, acercándolos a una de las ventanas, se sentaron el uno al lado del otro.
Prácticamente todas las superficies están revestidas de madera (muros, ventanas, vigas, baúles, taburetes, herramientas, etc.) y están ricamente labradas.
Fuera tales suposiciones, hagan mis lectores la que gusten. Lo cierto es, que camas, arquilla, cinco o seis taburetes y una mesa, constituían casi, casi, el ajuar del real palacio.
En la nave central están en rueda todos los taburetes del pueblo, el gran tablero de vaqueta embetunado y la ostentosa mesa de los "réplicas y catedráticos", paramentada con las colchas de damasco de misiá Nicolasa.
Tenía aspecto de gran comodidad, llena de butacones, de cojines y de taburetes bordados por la mano de su madre; no faltaba un detalle de lo que puede hacer a una alcoba agradable.
No bien los tules aquellos se descorrieron, y el rayo amortiguado de un sol anémico despuntó por detrás de la torre, se abrieron los balcones de la casa de Don Juan y misiá Nicolasa salió a tender en la baranda los pañales del pequeñuelo; y detrás de ella, otras madres, que, a falta de balcones, extendieron los trapajos en taburetes, frente a las puertas de sus respectivas casas.
La taberna sentíase halagada por la presencia de un huésped que llevaba tras sí la concurrencia, e iban entrando los admiradores a bandadas; no habían bastantes manos para llenar porrones, esparcíase por el ambiente un denso olor de lana burda y sudor de pies, y a la luz del humoso quinqué veíase a la respetable asamblea, sentados unos en los cuadrados taburetes de algarrobo con asiento de esparto y otros en cuclillas en el suelo, sosteniéndose con fuertes manos las abultadas mandíbulas, como si éstas fueran a desprenderse de tanto reír.
Terminada la misa, el freire ocupaba frente al altar un sillón forrado con terciopelo carmesí, sentándose los caballeros a los lados en taburetes de terciopelo.
Como los cajones eran muy altos, y los niños sabían que no debían subirse a ellos, a menudo se les daba permiso para visitarse; entonces, sentados en sus taburetes bajo las rosas, jugaban en buena paz y armonía.
Con esto, el miedo pasó y el valle quedóse en calma; Mendo Abarca no volvió, ni a nadie se apareció Pérez en cuerpo ni en alma, - VI - En un salón adornado con alfombras toledanas, con pabellones de sedas, con mecheros y con lámparas, vestido de terciopelos festonados de oro y plata, cercado de taburetes y de cojines de grana, hay hasta cuatro personas en plática sosegada, que esperan como en familia alguna cosa que tarda.
Escena I MUJERES jóvenes y viejas, delante del hogar dando la espalda al público e iluminadas por la lumbre, hilan acompasadamente, sentadas en taburetes de nogal.
Para que lo oigas atento y guardes en la memoria, te voy a contar mi historia, que va a parecerte un cuento. (Se sientan en dos taburetes junto al hogar.) Yo era una joven hermosa, muy hermosa...