tabernario

(redireccionado de tabernarios)

tabernario, a

1. adj. De la taberna o de las personas que la frecuentan tiene unos modales un tanto tabernarios.
2. Que es grosero. ordinario

tabernario

 
m. fig.Bajo, grosero.
Traducciones

tabernario

ADJ [lenguaje] → rude, dirty, coarse, tavern antes de s
Ejemplos ?
Gracias al éxito conseguido en el país limítrofe, realizan una nueva gira chilena, compartiendo escenario con prestigiosas bandas como Hielo Negro, Electozombies, Tabernarios, Devil Presley, Kayros y Supercabron.
Una forma de que los hombres respetaran lo que la autoridad civil y eclesiástica ordenaba, sin que por ello se hubiera de renunciar a los cotidianos ritos tabernarios, dio lugar a este inocente juego que se hacía y se sigue haciendo fuera de los dos núcleos de población más importantes de Espelúy, el pueblo y la estación.
Aunque el cura decía que era ese hombre un bote de malicias, la verdad es que Pepete no pasaba de ser un pobre diablo, que hablaba mucho y mal y que, sin respetos por nadie, salpicaba la conversación con dicharachos tabernarios y tacos más redondos que una bola.
Figúrese vuestra serenidad: de primera entrada veinte y tres comedias, nueve follas, cinco tragedias, dos loas, cincuenta y dos sainetes tabernarios.
Su gran amigo fue el carmelita fray Juan de la Concepción, de quien escribió una Fama póstuma (Madrid, 1754); pero también participó en los círculos literarios madrileños contaminados de un cierto popularismo y epígonos de un conceptismo abaratado, de forma que Francisco Monsagrati y Escobar, Francisco Scoti, Fernández de Córdoba, José Villarroel, Diego de Torres Villarroel, el Marqués de la Olmeda y el Marqués de Avellaneda fueron sus contertulios. Por eso fue clasificado por el gusto neoclásico de Leandro Fernández de Moratín entre "los poetas copleros y tabernarios".
Tienen por temática las hazañas o costumbres del mundo de la delincuencia y los ambientes sórdidos, prostibularios y tabernarios, de los barrios bajos de Sevilla o la Corte.
Caza mayor, en 1979. Memoria del tigre, en 1986. ¡Tigre, tigre!, en 1985. Tabernarios y eróticos, en 1988. Siglo de un día, novela.