tabernario

(redireccionado de tabernaria)

tabernario, a

1. adj. De la taberna o de las personas que la frecuentan tiene unos modales un tanto tabernarios.
2. Que es grosero. ordinario

tabernario

 
m. fig.Bajo, grosero.
Traducciones

tabernario

ADJ [lenguaje] → rude, dirty, coarse, tavern antes de s
Ejemplos ?
Archivo:B_Sever_122_dét1.jpg Beato de Saint-Sever f°122 Archivo:B_Sever_122_dét2.jpg Beato de Saint-Sever f°122 Archivo:Moissac_Sages_3.jpg Moissac, Tímpano Sin embargo, si hay algunas semejanzas entre los Veinticuatro Sabios del Beato (misma doble página) y los del tímpano (peinados, cítaras, cortes), estos últimos ofrecen una alegre animación no sin nobleza, -mientras que los del Beato parecen una banda de graciosos que alzan sus copas durante una canción tabernaria: la majestad de Moissac no debe nada al alboroto de Saint Sever...
Se le puede definir como cómico de la palabra pues lo mismo cultiva el cuento tradicional, la historia tabernaria o el monólogo cómico, adaptándose camaleónicamente a cada tipo de programación y público.
Batiste se enfrenta a Pimentó en una trifulca tabernaria y pocos días después, al ser Batiste disparado, responde hiriendo de muerte a su agresor, el mismo Pimentó.
Siglos después, en el teatro romano, la comedia genera dos grupos diferentes, según su asunto: La «fabula palliata, crepidata» o comedia romana de asunto griego; y la «fabula togata, tabernaria», de asunto romano.
Parte de la comedia pastoral italiana que tuvo su cumbre en la Aminta de Torquato Tasso. Comedia romana (también tabernaria, "togada" o «fabulae togatae»), o comedias latinas de argumento romano.
Al parecer fue de humildes orígenes y nació en Reinosa a mediados del siglo XV. Dejó de escribir en 1524 y murió hacia 1530. Llevó una vida itinerante y tabernaria. Posiblemente estuvo un tiempo en Roma.
Hacia 1916 marchó a Madrid, donde se sumerge en la Bohemia tabernaria y literaria de las tertulias del último Modernismo y las primeras Vanguardias.
En un momento y en un país donde coexisten la tradición tabernaria y los primeros efectos de la normalización lingüística, que comenzó a dar resultados también en el ámbito musical, junto con el carácter estrictamente popular de las canciones de A Roda lograron el reconocimiento y la fama en toda Galicia y más allá de sus fronteras.
Es una grabación distinguida, con cantos interpretados por Fischer-Dieskau de forma refinada, pero no en exceso, hasta el punto de que, en la tabernaria canción del Abad (Ego sum abbas), es tan áspero que por un momento resulta irreconocible.