tañer

(redireccionado de tañían)
También se encuentra en: Sinónimos.

tañer

(Del lat. tangere.)
1. v. tr. MÚSICA Tocar un instrumento musical de percusión o de cuerda.
2. Sonar las campanas las campanas de alguna iglesia tañen a lo lejos. tocar
3. Dar golpes ligeros y seguidos con los dedos sobre una cosa el que está tañendo en la mesa, que se esté quietecito . tabalear, repiquetear
NOTA: Conjugación: CONJ.: INDICATIVO: PRES.: taño, tañes, tañe, tañemos, tañéis, tañen. IMPERF.: tañía, tañías, tañía, tañíamos, tañíais, tañían. INDEF.: tañí, tañiste, tañó, tañimos, tañisteis, tañeron. FUT.: tañeré, tañerás, tañerá, tañeremos, tañeréis, tañerán. COND.: tañería, tañerías, tañería, tañeríamos, tañeríais, tañerían. SUBJUNTIVO: PRES.: taña, tañas, taña, tañamos, tañáis, tañan. IMPERF.: tañera o tañese, tañeras o tañeses, tañera o tañese, tañéramos o tañésemos, tañerais o tañeseis, tañeran o tañesen. FUT.: tañere, tañeres, tañere, tañéremos, tañereis, tañeren. IMPERATIVO: tañe, taña, tañamos, tañed, tañan. GERUNDIO: tañendo. PARTICIPIO: tañido.

tañer

 
tr. Tocar (hacer sonar).
Tabalear (golpear).
Modelo [13]. V. conjugación (cuadro).

tañer

(ta'ɲeɾ)
verbo transitivo-intransitivo
tocar un instrumento musical Tañen las campanas de la iglesia.
Sinónimos

tañer

transitivo
Traducciones

tañer

to toll, toll, ring

tañer

VT [+ instrumento de cuerda] → to play; [+ campana] → to ring
Ejemplos ?
Costumbre era que las iglesias de la ciudad permaneciesen abiertas a la hora en que se efectuaba el suplicio de algún delincuente, para que los fieles pudieran rogar a Dios que acordara sincero arrepentimiento y su eterna gloria al criminal. Las campanas todas tañían a la vez el fúnebre toque de agonía.
Después que aquella trompa con que tañían hizo señal que acababan ya la danza, fueron quitados los paños de ras que allí había, y cogidas las velas, aparejose el aparato de la fiesta, el cual era de esta manera: Estaba allí un monte de madera, hecho a la forma de aquel muy nombrado monte, el cual el muy gran poeta Homero celebró llamándolo Ideo, adornado y hecho de muy excelente arte, lleno de matas y árboles verdes, y de encima de la altura de aquel monte manaba una fuente de agua muy hermosa, hecha de mano del carpintero, y allí andaban unas pocas de cabrillas que comían de aquellas hierbas.
Párvulos Había tres clases de toques diferentes: Modalidad primera (funeral de 3 libras y 15 sueldos jaqueses) Se tocaba a repique con las cuatro campanas, durante un cuarto de hora con las dos pequeñas, con el cimbalico otro tanto y concluyendo con las dos mayores. Modalidad segunda (funeral de 1 libra y 16 sueldos jaqueses) Solamente se tañían a repique las dos campanas mayores.
Modalidad cuarta (funeral menor. 5 libras y 10 sueldos jaqueses) Se tañían las cuatro campanas a llano. Modalidad quinta (funeral de pobre.
6 sueldos jaqueses abonados por la Cofradía de Almas) Se tañían las dos campanas mayores a llano. Entierro en el Convento de Santo Domingo Se ignoran los toques de campana.
Las campanas de los templos tañían furiosamente alertando a la gente para que huyera, pero ésta, al salir de sus casas se encontraba con que las calles se habían convertido en caudalosos torrentes que inexorablemente subían de nivel y arrastraban con todo a su paso.
En la iglesia se admitía solamente el órgano, pero las nuevas composiciones religiosas polifónicas facilitarían la introducción de otros instrumentos para acompañar o sustituir a las voces: violas, flautas, chirimías, etc. Trovadores y juglares tañían laudes, arpas, salterios, gaitas y, desde luego, variedad de panderos, sonajas, tamboriles, etc.
A esa misma hora las campanas de todas las iglesias tañían repetidamente en señal de fiesta y en los cuarteles, 400 cañonazos daban la bienvenida al nuevo centenario.
Guiándonos por tales palabras deberíamos deducir, que los dichos Alcaldes eran a la sazón los primeros si no los únicos magistrados de Vizcaya, y que no fue tampoco circunstancia casual o fortuita el que solo asistieran cinco al ordenamiento de 1342, pues su número corresponde con el de las bocinas que se tañían para convocar a la Junta General, como es constante y auténtico.
Benedicto XVI abandonó el Vaticano en helicóptero aproximadamente a las 17:00 horas. Mientras sobrevolaba Roma, las campanas de todas las iglesias y basílicas de la ciudad tañían a la vez.
Si las campanas de la ciudad tañían a muerto o repicaban a regocijo, no acertaban a sacudirme con emociones tristes o alegres como las campanas de mi iglesia.
6 Y los sacerdotes asistían en su ministerio; y los Levitas con los instrumentos de música de Jehová, los cuales había hecho el rey David para confesar á Jehová, que su misericordia es para siempre; cuando David alababa por mano de ellos. Asimismo los sacerdotes tañían trompetas delante de ellos, y todo Israel estaba en pie.