típico

(redireccionado de típica)
También se encuentra en: Sinónimos.

típico, a

1. adj. Que reproduce con fidelidad los rasgos de un prototipo o modelo era la típica chica burguesa; ha escrito el típico drama de honor . característico atípico
2. Que es propio de una cultura o de un lugar bailes típicos; costumbres típicas; productos típicos. popular

típico, -ca

 
adj. Propio de un tipo, o que es tipo de algo.
Peculiar o característico.

típico, -ca

('tipiko, -ka)
abreviación
1. atípico que reproduce un tipo o tiene las características de uno Que tengas celos de mi trabajo es un típico comportamiento machista.
2. que es característico de una persona, cosa o lugar Probamos unos platos típicos de la región.
Sinónimos

típico

, típica
adjetivo
característico, representativo, tradicional, propio, peculiar. atípico.
Típico se refiere tanto a comportamientos o actitudes que, dada la forma de ser de una persona, resultan esperables (eso es típico de Juan), como a aquellos elementos que pertenecen a la cultura o al folclore de un pueblo: trajes típicos; comida típica; etc.

típico:

representativodistintivo, característico, peculiar, pintoresco,
Traducciones

típico

typický

típico

typisk

típico

typisch

típico

tyypillinen

típico

tipičan

típico

典型的な

típico

전형적인

típico

typisch

típico

typisk

típico

typowy

típico

típico

típico

typisk

típico

ซึ่งเป็นตัวอย่าง

típico

tipik

típico

điển hình

típico

типичен

típico

典型

típico

ADJ
1. (= característico) → typical
es muy típico de élit's typical of him
¡lo típico!typical!
2. (= pintoresco) → full of local colour o (EEUU) color; (= tradicional) → traditional; (= regional) → regional; [costumbre] → typical
es la taberna más típica de la ciudadit's the most picturesque pub in town
no hay que perderse tan típica fiestayou shouldn't miss a festivity so full of local colour o tradition
es un traje típicoit is a traditional costume
baile típicoregional dance, national dance

típico -ca

adj typical
Ejemplos ?
Torrelavega, la primera y más linda villa de la provincia, aunque sobre la carretera nacional y conteniendo desde muchos años hace un comercio considerabilísimo, y por consiguiente, de población menos típica que otras de la Montaña, ha perdido también los pocos rasgos que la distinguían, cediendo a la influencia minera, y más aún a la del ferrocarril que penetra en su jurisdicción.
La topografía típica de la ciudad de Zaruma, forma también una psicología caracterizada y peculiar de este pueblo, que a veces es costeño, pero que no deja de ser serrano por la altura en todas maneras es costeño definido, porque ha llegado a la Sultana de los Andes, toda la influencia y embajada de la costeñidad con jaguayanas, desde los pueblos orenses costaneros, con su dialecto, costumbres y vestimentas.
Fue una lucha en la cual los hombres se volvieron bestias, y el relato de sus horrores por los pocos supervivientes conmocionó tanto a nuestros antepasados que a lo largo de todo el siglo que siguió encontramos una referencia continua en su literatura como una típica ilustración de los posibles extremos de la miseria humana, tan estremecedor en su aspecto moral como físico.
Y sólo el Supremo Hacedor sabe hasta cuando hubiera durado el diálogo de nuestros dos benditos protagonistas de no haber penetrado en aquel momento en la Venta del Ventolera, que así designan en Humaina y Roalabota el lugar donde aquellos dos nobles patricios platicaban, un nuevo personaje, hombre ya pasado, plegado, arrugado y casi del todo torcido por más de setenta navidades, vestido típica y pobremente y envuelto el escuálido busto en una manta que debió empezar a prestarle sus servicios, sin duda, allá en sus ya más que remotas, remotísimas mocedades.
-preguntó con voz desabrida Cayetano a su primo, junto al cual no cesaba un punto de disparar la suya, y después, fijándose en el blanco que aquél presentaba, enhiesto sobre la típica montura, y sin que le resguardase árbol ninguno: -Pero ¿qué haces que no te arrimas al árbol ni te tiendes sobre el caballo?
Quedó satisfecho el Perejiles de su persona -repetimos- y de su típica indumentaria; su sombrero sevillano caíale a maravilla, como igualmente el flamante y abotinado pantalón, la no muy corta americana, la blanca pechera de la camisa rizada a bullones, sobre la que relucían los indispensables broches de oro.
Hoy la Alameda con sus estatuas y sus verjas, y su jardín y su fuente, será más artística, pero no más poética que la Alameda de nuestra in- fancia. Hoy es algo que hemos visto en Europa y en otros pueblos de América; pero no es típica, no es limeña.
Tenía la piel finísima, las muñecas frágiles como una aristócrata, la cintura de típica flexibilidad, pies largos y angostos de miss y aquel fuego africano que la maduraba lánguidamente como la miel excesiva de un fruto tropical.
La obligatoriedad del Estado de garantizar la educación media superior, como deber del mismo de ofrecer un lugar para cursarla a quien teniendo la edad típica hubiera concluido la educación básica, se realizará de manera gradual y creciente a partir del ciclo escolar 2012-2013 y hasta lograr la cobertura total en sus diversas modalidades en el país a más tardar en el ciclo escolar 2021-2022, con la concurrencia presupuestal de la Federación y de las entidades federativas, y en los términos establecidos en los instrumentos del Sistema Nacional y los Sistemas Estatales de Planeación Democrática del Desarrollo.
La cordobesa de este momento histórico, no es la cordobesa del momento histórico anterior; pero es siempre la cordobesa, y siempre sigue realizando su esencia, como cada hija de vecina, exteriorizando la idea típica suya propia, y presentando diverso aspecto en cada una de las diversas evoluciones con que la exterioriza.
Nadie puede ser penado sino en virtud de un proceso y de una típica definición de una acción u omisión culpable previamente establecidos por la ley, ni sacado del juez constituido con anterioridad por ésta, ni privado del derecho de defensa.
Lo único que pide es que no lo molesten, y lo único que desea son los cuarenta centavos diarios, veinte para los cigarrillos y otros veinte para tomar el café en el bar donde una orquesta típica le hace soñar horas y horas atornillado a la mesa.