tímidamente

Traducciones

tímidamente

робко

tímidamente

timidamente

tímidamente

ADVshyly, timidly
Ejemplos ?
En esto la otra monja llena de arrugas, risueña bajo sus tocas blancas y almidonadas, abrió la puerta tímidamente y asomó con una luz, pidiendo permiso para que entrasen los prisioneros.
Podría ser una gran imprudencia acusarlos si se consideraba-y era lógico-que sus coterráneos de la Plaza desde principios de febrero habían venido jugando-aunque tímidamente- el peligroso papel de “ENEMIGOS INTERNOS” .
Varela “no tenía costumbre de salir de noche”, refiriéndose a los posibles antecedentes que dieran motivo a sospecha acerca del autor de la muerte y después de aludir con calculada vaguedad a indeterminados “avisos” que amigos de Buenos Aires habían hecho llegar ( ¿cuándo?) a su cuñado “para que anduviese con cuidado” (tímidamente se quiere desplazar hacia Rosas la culpa del crimen) expresó ( aquí fue concreto) “así como una carta anónima que le enviaron desde la línea y encontrada en las abanzadas ( vale decir: procedente del campo enemigo) en la que se le prevenía que si no se desdecía de lo que había publicado contra el Presidente Oribe dos días antes ( se entiende dos días antes de la fecha establecida en la carta) lo habían de matar antes de ocho días”.
«¡Menos mal que no hay nadie! –se dijo Kovaliov–. Ahora podré mirarme.» Se acercó tímidamente al espejo y miró. «Pero, ¿qué demonios de porquería es ésta?
Discutiendo tímidamente en los pasillos con un paladín de los hechos, con un enemigo de toda ciencia a priori, Zurita, que sabía más lógica que el otro, le puso en un apuro, pero el de los hechos le aplastó con este argumento: -¿Qué me dice V.
La norteamericana notó -cosa desusada y hasta humillante para una doctora en leyes- que se le venían lágrimas a los ojos, y estrechando tímidamente el brazo de su compañero, quiso balbucir algo de lo que le bullía en la mente y el alma.
Te ofrezco la paz que en mí llevo; mírame, y aprende a no agitarte. Utara, entonces, se atrevió a alzar tímidamente sus dorados ojos ovales y a fijarlos en Aryuna.
Un momento después penetró en la sala, pisando tímidamente, un aldeano de madura edad, con la chaqueta al hombro, barba de quince días, y dando vueltas en las manos a un mugriento sombrero que solamente cesaba de girar cuando el aldeano sacaba una de ellas de la arrugada copa para retirar hacia atrás las ásperas y encanecidas greñas que le caían sobre los ojos.
¿Cómo te atreves a acercarte a una persona decente con esas tretas de tan mala ley?... -Yo no tengo la culpa, -contestó tímidamente el aldeano, haciendo un cuarto de conversión hacia la puerta...
La Revolución en Buenos Aires hacia fines de agosto de 1810 se desarrolla tímidamente, en Agosto un buque americano procedente de Filadelfia trae noticias falsas de Venezuela; el diario ministerial publica esas noticias y entre ellas va una declaración de libertad de Venezuela; entonces se puede notar que la revolución de Buenos Aires toma impulso.
Las puertas de la ciudad inmediatas al Turia permanecían cerradas los más de los días, o se entreabrían tímidamente para chocar con el estrépito de la alarma apenas se movían los vecinos cañaverales.
Apenas si se asoma y roza tímidamente, con dejos de inseguridad, cualquier afirmación contundente sobre la Semiótica (Semiología).