tífico

(redireccionado de tíficos)

tífico, a

1. adj. MEDICINA Del tifus fiebre tífica.
2. adj./ s. MEDICINA Que padece tifus enfermo tífico.

tífico, -ca

 
adj. Relativo al tifus.
adj.-s. Que tiene tifus.
Ejemplos ?
Nosotros siempre pensamos mal y acer-tamos.- Otros se cubrían el rostro con las manos y no querían ver más el final de la Cien y de los Cien-tíficos.
Y muchos pi-dieron que los Cien-tíficos aparecieran ante las cámaras televisoras tridimensionales de la nave para que les narraran, detalladamente, el suce-so.
Vivas y aplausos se escuchaban por lo largo y por lo ancho. Los Cien-tíficos eran los ídolos del momento. La astronave descendió con lentitud, sin ruido, y se posó en la plataforma de aterrizaje matemáti-camente.
Los cien-tíficos tripulantes esperaban de un segundo a otro el choque brutal, la explosión, el fin, pero tal parecía que se prolongaba el trance, como insinuando coquetonamente el triunfo soñado.
Todo mundo quería filmar aquella es-cena; sacar fotografías, sobre mucho, de los Cien-tíficos que de un momento a otro, se les vería aparecer.
La gran puerta de la Cien se fue abriendo con calma y las primeras en presentarse fueron las computadoras móviles. La muchedumbre eufórica pedía que aparecieran los Cien-tíficos: -¡Los Cien-tíficos!
Al Estado y sus Corporaciones y á las provin­ciales y municipales. Segundo. A los Institutos cien­tíficos, literarios ó artísticos, ó de otra clase legalmente establecidos. Art.
En el trayecto de retorno, recibió muchas invita-ciones para que descendiera en los planetas del sistema con el fin de rendirles homenaje de feli-citación a los cien-tíficos, pero las computadoras voceras contestaron que era imposible.
¡Los Cien-tíficos! ¡Los Cien-tíficos!- Gritaban. Pero la computadora uno, acercándose al micrófono, dijo con voz seca y gélida: -Imposible.
Los Cien-tíficos están muer-tos. Y los bien pensados lloraron. Y los malpensa-dos sonrieron macabramente: -Lo sabíamos. No podíamos equivocarnos.
Los terrestres guardaron profundo silencio y el sistema planetario solar también. Luego con-templaron la última obra de los Cien-tíficos y gri-taron: -¡GRACIAS!
Es deber de mi alta insignia, informar a la terricolidad la funesta noticia: Los cien-tíficos no resistieron el impacto y se desintegraron, mas antes de perecer, nos dieron los datos para el traje especial necesario que resistirá tal embate.