tábano

(redireccionado de tábanos)

tábano

(Del lat. tabanus.)
1. s. m. ZOOLOGÍA Insecto díptero, grueso, de constitución pesada, cabeza grande y ojos protuberantes de cloro iridiscente, cuya hembra ocasiona una molesta picadura en las personas y en el ganado.
2. coloquial Persona muy pesada o molesta ya está otra vez el tábano este molestando a las chicas. moscón
NOTA: Nombre científico: (Tabanus.)

tábano

 
m. zool. Nombre común de numerosas especies de insectos dípteros (gén. Tabanus). Los machos son inofensivos y las hembras hematófagas.
Traducciones

tábano

Bremse

tábano

horsefly

tábano

tafano

tábano

tábano

tábano

SMhorsefly, gadfly

tábano

m horsefly
Ejemplos ?
Recomenzó, automáticamente, sus días de obraje: silenciosos mates al levantarse, de noche aún, que se sucedían sin desprender la mano de la pava; la exploración en descubierta de madera, el desayuno a las ocho; harina, charque y grasa; el hacha luego, a busto descubierto, cuyo sudor arrastraba tábanos, barigüís y mosquitos; después, el almuerzo -esta vez porotos y maíz flotante en la inevitable grasa-, para concluir de noche, tras nueva lucha con las piezas de 8 por 30, con el yopará de mediodía.
Un mediodía, por fin, Subercasaux desembocaba del monte con una aureola de tábanos en la cabeza y el pescuezo del caballo deshilado en sangre; pero triunfante.
Gargatúa va de caballero en una mula de dimensiones monstruosas que al agitar la cola contra moscas y tábanos transforma un espeso bosque en campo raso, llamado Beauce, por la frase del gigante “Je trouve beau ce” (encuentro bello esto).
De mientras el vigilante -para que no volviese a principiar la tunda- separaba y acompañaba a Gancedo, que iba bufando y resollando, con la cara llena de sangre como pescuezo de mancarrón acosado por los tábanos...
De súbito rasgo el aire un penetrante zumbido al siguió de inmediato un relincho de dolor, y el mísero rocín dando saltos se puso a correr con la celeridad que sus deformes patas y débiles fuerzas le permitían, a través de los matorrales y depresiones del terreno. Encima de él revoloteaban una docena de grandes tábanos de las arenas.
Los tábanos, hartos de sangre, cesaron en sus ataques y lanzando de sus alas y coseletes destellos de pedrería hendieron la cálida atmósfera y desaparecieron como flechas de oro en el azul espléndido del cielo cuya nítida transparencia no empañaba el más tenue jirón de la bruma.
--Bueno, pues primero están los tábanos, que están siempre molestando a los caballos --reanudó Alicia, llevando la cuenta con los dedos.
Las hormigas cargadoras y las locas que devastan los campos, pero que al mismo tiempo, limpian las casa y los campos cultivados, destruyendo una multitud de animales nocivos a la agricultura. Entre los dípteros están los tábanos y las mascas, que desaparecen solamente a la altura de 3.000 a 4.000 metros.
Lo hacía con verdadera pena, pueslas últimas aventuras, colocando al fox-terrier en su verdadero teatrode caza, habían levantado muy alta la estima del cazador por elperrito blanco.En el camino, el fox-terrier oyó, lejano, el ruido de carretería delos pajonales del Yabebirí ardiendo con la sequía; vió a la vera delbosque a las vacas que soportando la nube de tábanos, doblaban loscatiguás con el pecho, avanzando montadas sobre el tronco arqueadohasta alcanzar las hojas.
En el camino, el fox-terrier oyó, lejano, el ruido de carretería de los pajonales del Yabebirí ardiendo con la sequía; vió a la vera del bosque a las vacas que soportando la nube de tábanos, doblaban los catiguás con el pecho, avanzando montadas sobre el tronco arqueado hasta alcanzar las hojas.
12 Y envié tábanos delante de vosotros, los cuales los echaron de delante de vosotros, á saber, á los dos reyes de los Amorrheos; no con tu espada, ni con tu arco.
Era en el paradero del mercado. Bajo los aromos o paraísos, la pereza eterna de los bueyes, el péndulo de la cola combatiendo a jejenes y tábanos.