supradicho

supradicho, -cha

 
adj. Sobredicho.
Traducciones

supradicho

ADJaforementioned
Ejemplos ?
El supradicho don Bonifacio esgrimía la despótica palmeta en una escuela de la feligresía de San Sebastián, situada en la casa no sabemos por qué motivo llamada de la Campaña, y era tenido generalmente por el Nerón de los dómines.
Se vio después el decreto de la Excelentísima Junta de 25 del próximo pasado mes, en que concede a don José Joaquín de Alderete el arrendamiento del edificio de ladrillo del basural, que también han solicitado don Vicente Urbistondo y don José María de los Álamos, cuyo negocio no se ha determinado hasta ahora por el Cabildo, a causa del inconveniente que presenta la circunstancia de hallarse destinado este edificio para guardar los utensilios del presidio, y guarecer del sol a los presidiarios a la hora de hora de la comida; y como se hallase instruido el Excelentísimo Gobierno de estos inconvenientes por varios oficios de este Cuerpo, se creyó que al dictar el supradicho decreto no se tuvo presente lo ocurrido con Álamos y Urbistondo...
Íntimo camarada del supradicho corregidor de Andahuailas era don Martín de Martiarena, favorito del virrey y el instrumento de que, según general creencia, se valía para sus inmorales especulaciones y tráfico mercantil del poder.
Madero, por falta de entereza y debilidad suma, no llevó a feliz término la Revolución que gloriosamente inició con el apoyo de Dios y del pueblo, puesto que dejó en pie la mayoría de los poderes gubernativos y elementos corrompidos de opresión del Gobierno dictatorial de Porfirio Díaz, que no son, ni pueden ser en manera alguna la representación de la Soberanía Nacional, y que, por ser acérrimos adversarios nuestros y de los principios que hasta hoy defendemos, están provocando el malestar del país y abriendo nuevas heridas al seno de la Patria para darle a beber su propia sangre; teniendo también en cuenta que el supradicho señor don Francisco I.
Tanto oí nombrar al Cigarrero de Huacho en las diversas ocasiones que he vivido en amor y compaña con las honradas gentes de Luariama y la Cruz Blanca, que a la postre me invadió la comezón de conocer la historia del supradicho don Dionisio, y hela aquí tal cual de mis afanes rebuscadores aparece.
Por medio de la compresión se puede establecer una frontera numérica; si el material rompe a menos de 14 kg/cm² se toma como suelo, significándose que tal límite es arbitrario y que, en ocasiones, muestras que superan en el laboratorio el supradicho esfuerzo son manejadas con los criterios de suelo.
En 1881 aparecieron sus Tradiciones de Arequipa o recuerdos de antaño, relatos de sabor local en la línea del tradicionalista Ricardo Palma, a quien Cateriano celebra en el prólogo de su obra: “Quien dijo tradiciones, dijo 'Ricardo Palma' y esto no porque el supradicho hay sido el único que puso manos en el asunto, sino porque ha sabido menearlo con primoroso donaire”.
José María de Carnerero, hombre singular, mitad literato, mitad cortesano, con sus puntas de Tenorio y sus fondos de Kaleidoscopio político, de quien habré de ocuparme en otra ocasión; por ahora bastarame decir que, halagada mi precoz vanidad con aquel golpe de incensario (tan habitual en Carnerero), corrí a espontanearme en su presencia como autor del supradicho folleto; oído lo cual por el amable periodista, y después de remachar de palabra sus elogios y parabienes, me invitó nada menos que a colaborar, gratis et amore, en su compañía y en la del apreciable literato D.