suplicio

(redireccionado de suplicios)
También se encuentra en: Sinónimos.

suplicio

(Del lat. supplicium, sacrificio.)
1. s. m. Lesión corporal, tortura o muerte dada como castigo en los campos de concentración aplicaban suplicios a los presos. martirio, tormento, tortura
2. Sufrimiento físico o moral prolongado no podrá soportar el suplicio de ver a su hijo enfermo. padecimiento
3. Cosa que molesta o enoja eso de madrugar es un suplicio para ella. engorro
4. HISTORIA Lugar donde se torturaba a los reos.

suplicio

 
m. Lesión corporal o muerte infligida como castigo.
fig.Lugar donde el reo padece este castigo.
Grave tormento físico o moral.

suplicio

(su'pliθjo)
sustantivo masculino
1. castigo físico o pena de muerte La inquisición castigaba con el suplicio a los herejes.
2. gran sufrimiento moral el suplicio de la culpa
3. persona o cosa que causa gran molestia Ir a trabajar los lunes me resulta un suplicio.
Sinónimos

suplicio

sustantivo masculino
2 patíbulo, cadalso, potro.
Tratándose del lugar donde el reo sufre tortura o sufre su castigo. Patíbulo y cadalso aluden al tablado donde se ejecutaba públicamente a una persona. Potro alude al artilugio de madera en el que se sentaba al acusado para, mediante torturas, hacerle confesar.
Traducciones

suplicio

utrpení

suplicio

prøvelse

suplicio

Qual

suplicio

koettelemus

suplicio

épreuve

suplicio

kušnja

suplicio

苦しい体験

suplicio

시련

suplicio

beproeving

suplicio

prøvelse

suplicio

provação

suplicio

prövning

suplicio

ประสบการณ์ที่ทารุณ

suplicio

sự thử thách

suplicio

折磨

suplicio

SM
1. (= tortura) → torture (Hist) (= ejecución) → punishment, execution
2. (= tormento) → torment, torture
suplicio de Tántaloordeals of Tantalus
es un suplicio tener que escucharleit's torture having to listen to him

suplicio

m. torture, punishment, extreme suffering.
Ejemplos ?
Llama a la puerta, grita, golpea con una piedra, y creciendo sus sospechas con la tardanza en abrir, amenaza a Mirmeco con espantosos suplicios.
Inclino ante El mi rostro dolorido Temblando de ternura y de temor, Y exclamo con acento conmovido: - "¿A dónde vas, Señor?" La Roma en que tus mártires supieron En horribles suplicios perecer Es hoy lo que Los césares quisieron: Emporio de elegancia y de placer.
Sus vidas, sus haciendas, todo depende de mi voluntad y no hay quién me pida cuenta de mis actos. Y en tanto los suplicios se sucedían y los vasallos lloraban.
Pero el sueño pesaba aún sobre mis ojos, y aunque ya no dormía, todavía no estaba despierto del todo. Veía desfilar ante mí imágenes de suplicios, sucediéndose unas tras otras.
¡Ah si pudiera lanzar diez, veinte caballos sobre aquel terreno movedizo! Y a su espíritu sobreexcitado acudieron extrañas ideas de venganza, de torturas, de suplicios atroces.
A este respecto, se prohíben, en cualquier tiempo y lugar, por lo que atañe a las personas arriba mencionadas: a) los atentados contra la vida y la integridad corporal, especialmente el homicidio en todas sus formas, las mutilaciones, los tratos crueles, la tortura y los suplicios; b) la toma de rehenes; c) los atentados contra la dignidad personal, especialmente los tratos humillantes y degradantes; d) las condenas dictadas y las ejecuciones sin previo juicio ante un tribunal legítimamente constituido, con garantías judiciales reconocidas como indispensables por los pueblos civilizados.
Como en mi casa abundaban esa especie de viejos disolutos que no encuentran ninguna noción de placer más que en los suplicios que se les aplican, creí que semejante pupila me sería sin duda de gran ayuda.
Era atroz, inaudito, lo repito, servirse de una viejas zorras como aquéllas, cuando tenían a sus órdenes objetos tan bonitos; pero, ya se sabe, la saciedad nace en el seno de la abundancia y en medio de las voluptuosidades uno se deleita con los suplicios.
Pero como Curval le indicó que era tarde y que tenía un proyecto de diversión que comunicarle en las orgías, para el cual necesitaría toda su cabeza y todo su semen, rogaron a la Duelos que expusiera el quinto relato con el que debía terminar su velada, y ella prosiguió en esta forma: Entre el número de esa gente extraordinaria —dijo la hermosa mujer—, cuya manía consiste en hacerse envilecer y degradar, había cierto presidente de la cámara del tesoro llamado Foucolet. Es imposible imaginar hasta dónde llevaba su manía ese individuo; era necesario darle una muestra de todos los suplicios.
Ni aun estos suplicios me aterran á presencia de sus misericordias: sé que el dia que un pecador se arroja á sus pies, se regocija todo el cielo: se que él es el mismo que á la oveja perdida cuando la encuentra, no la pone al arbitrio de los lobos, sino que amoroso la coloca sobre sus hombros, y que al hijo que habia sido el oprobio de su familia, lo recibe con ternuras tan singulares, que puede causar envidia á sus hijos mas sumisos: toda la falta de mis méritos la suple con superabundacia la sangre que virtió y ofreció por mi.
Gloria soy de los mártires; sus nombres viven por mí; yo pongo los cilicios, yo atormento la carne de los hombres; soy el padre de todos los suplicios.
Asentimos con los que nos llaman excelentes y sapientísimos, teniendo en cuenta de que mienten muchas veces; y de ta manera somos indulgentes con nosotros mismos, que queremos ser alabados de lo contrario de lo que hacemos en aquel momento. Tal, decretando suplicios, se oye alabar de mansuetísimo; en medio de las embriagueces y las diversiones, de temperantisimo.