suplicación

(redireccionado de suplicaciones)

suplicación

1. s. f. Acción y resultado de rogar o pedir una cosa sus suplicaciones me conmovieron. súplica
2. DERECHO Apelación de una sentencia dictada por el mismo tribunal superior ante el que se interponía. recurso
3. COCINA Hoja muy delgada de masa de harina, azúcar y otros ingredientes, usada para hacer barquillos.
4. COCINA Barquillo delgado en forma de canuto.
5. a suplicación de loc. adv. Mediante ruego o instancia.

suplicación

 
f. Súplica.
Hoja muy delgada de la masa que, cocida en un molde, sirve para hacer barquillos.
Ejemplos ?
En esta manera, estando en congoja, atónito con la prosperidad de la ganancia, esperaba la hora de maitines para que las puertas del templo fuesen abiertas, las cuales, desde que se abrieron, comenzaron a adorar, a suplicar a la imagen venerable de la diosa, y el sumo sacerdote, andando por esos altares y aras, procuraba de hacer su sacrificio y divinos oficios, y después tomó un vaso de agua de la fuente secreta, e hizo la salva como se acostumbra en las solemnidades y suplicaciones divinas, lo cual, todo muy bien acabado, los otros religiosos comenzaron a cantar la hora de prima, adorando y saludando a la luz del día, que entonces comenzaba.
Sucedió que una tarde, se dejó estar con Baraja, en el campo, algo más que de costumbre: captivado probablemente por las idas y venidas de toda una familia de cuises, que soñaba de tomar vivos; y cuando volvió a la estancia, de noche casi cerrada, se encontró en el palenque, con su verdugo esperándolo; y ni las suplicaciones del muchacho, ni las preces de doña Baldomera, ni las miradas de humilde reprobación del capataz, impidieron la tormenta de resolverse en los hombros del guacho, en brutal lluvia de rebencazos.
Sucedió que una tarde, se dejó estar con Baraja, en el campo, algo más que de costumbre: cautivado probablemente por las idas y venidas de toda una familia de cuises, que soñaba de tomar vivos; y cuando volvió a la estancia, de noche casi cerrada, se encontró, en el palenque, con su verdugo esperándolo; y ni las suplicaciones del muchacho, ni las preces de doña Baldomera, ni las miradas de humilde reprobación del capataz, impidieron la tormenta de resolverse en los hombros del Guacho, en brutal lluvia de rebencazos.
Hallarás, sí, con el barquillero sempiterno, que de tiempo inmemorial fabrica y vende sus suplicaciones al pie de los dos monolitos venerandos, y el cual no parece sino que los copia en.
Si se ofreciere decir quisiera aloja y barquillos, antes la buena cultosa reviente de sed que diga barquillos y aloja, dirá: traigan bibe y rumores de oblea; y si hubiere suplicaciones, llámelas preces volubles; y haga Dios lo que fuere servido, que aloja y vive para con Dios todo es uno, y así se platica en las casas de posadas.
Allí se convirtió en un personaje influyente de la ciudad: veinticuatro, alcaide del castillo de Fregenal de la Sierra, Juez de Suplicaciones, alcalde mayor de las alzadas, presidente del consejo del rey… En 1450 consiguió de Juan II licencia para vender en Sevilla la harina de sus molinos de Gandul y Marchenilla fuera de la alhóndiga, sin tener que pagar el impuesto de la ciudad.
Además, la dulcería de esa época incluía ciertas pastas de azúcar y harina como las pastillas de boca o las llamadas suplicaciones, que eran similares a los barquillos, estaban hechas de azúcar muy fina mezclada con harina, amasada, laminada, contada con un hierro especial y horneada.
Además, para perpetuar la memoria de ciertos acontecimientos, el Senado procedió a promulgar suplicaciones anuales con fecha fija: la primera vez, en el 44, en honor de César, para celebrar el aniversario de su nacimiento y los días en que había obtenido sus victorias.
Pero las suplicaciones a veces son votadas por razones que no tienen nada que ver con una victoria militar, como puede ser el fracaso de una conspiración, el éxito poético de Nerón o incluso por el asesinato de Agripina y Octavia, presentadas como sucesos benéficos para Roma.