supersticioso

(redireccionado de supersticiosos)
Búsquedas relacionadas con supersticiosos: supersticiosa

supersticioso, a

1. adj. Que tiene relación con la superstición no me cuentes esas historias supersticiosas.
2. adj./ s. Que cree en la superstición es tan supersticioso que cuando ve un gato negro, se santigua.

supersticioso, -sa

 
adj.-s. Relativo a la superstición.
Que cree en ella.

supersticioso, -sa

(supeɾsti'θjoso, -sa)
abreviación
1. característica que es propia de la superstición La invadió un terror supersticioso.
2. persona que tiene creencias basadas en fundamentos no racionales una vieja supersticiosa
Traducciones

supersticioso

superstitious

supersticioso

superstizioso

supersticioso

خُرَافِيّ

supersticioso

pověrčivý

supersticioso

overtroisk

supersticioso

abergläubisch

supersticioso

taikauskoinen

supersticioso

superstitieux

supersticioso

praznovjeran

supersticioso

迷信的な

supersticioso

미신적인

supersticioso

bijgelovig

supersticioso

overtroisk

supersticioso

przesądny

supersticioso

supersticioso

supersticioso

суеверный

supersticioso

vidskeplig

supersticioso

ซึ่งเชื่อโชคลาง

supersticioso

mê tín

supersticioso

迷信的, 迷信

supersticioso

迷信

supersticioso

ADJsuperstitious

supersticioso-a

a. superstitious.
Ejemplos ?
Todo se reducía, pues, a puro charlatanismo. Alguien había gastado una broma a los supersticiosos habitantes del barrio. También pudo ser que algún fanático hubiera intentado tapar todo aquello en beneficio del vecindario, o que algunos estudiantes hubieran montado esta farsa para atraer la atención de los periodistas.
Eran los tales dos gallegos crudos, mozos de letras gordas y de poca sindéresis, tan brutos como valientes, capaces de derribar a un toro de una puñada en el testuz y de clavarle una bala en el hueso palomo al mismísimo gallo de la Pasión; pero los infelices eran hombres de su época, es decir, supersticiosos y fanáticos hasta dejarlo de sobra.
Excelencia que los seis géneros de demonios que cuentan los supersticiosos y los hechiceros (los cuales por esta orden divide Pselo en el capítulo once del libro de los demonios) son los mismos que las órdenes en que se destribuyen los alguaciles malos.
Diéronles fuego y ardían casi de buena gana, solo por ver la piedra filosofal. Al otro lado no era menos la trulla de astrólogos y supersticiosos.
No eran los Indios menos supersticiosos ni menos ignorantes en el continente que en las islas, ni su suerte en lo político era mas afortunada; conociólo Casas bien pronto, y sin desatender á los medios dulces de su conversión, tomó á su cargo el cuidado de su libertad y de sus intereses temporales.
Lo que afecta/atanya/concerne/reza/se refire a la superstición de los Lógicos: pues, no voy a cansarme de sublinar un pequeño hecho una y otra vez, que no admiten esos supersticiosos, — es decir, que un pensamiento entra, cuando quiera „ello“, y no cuando quiera „yo“; así que resulta como un f a l s i m i e n t o del hecho, decir: el sujeto „yo“ es la condición del predicado „pensar“.
Porque silos progenitores llamaron supersticiosos a los que todo el día rezaban y sacrificaban, ¿acaso no los denominaron así los que idearon, no sin reprenderlo aquél, las estatuas de los dioses, de diferente edad, vestido, sexo, sus casamientos y parentescos?
Estas particularidades no sólo se dicen, sino que se creen muy neciamente, y en realidad no son más que sofismas llenos de vanidad y de suma liviandad.» Y ved aquí, entretanto, palpable lo que confiesan los que defienden a los dioses de los gentiles; pues cuando añade después que esta doctrina pertenece a la superstición, y aun a la religión que él parece enseña, según los estoicos, «porque no sólo los filósofos, dicen, sino también nuestros antepasados, distinguieron la superstición de la religión, en atención a que todo el día rezaban y sacrificaban para que les sobreviviesen sus hijos supérstites, por lo cual los llamamos supersticiosos».
Para conmigo muy desautorizado crédito tiene la astrología judiciaria. Es una ciencia que tienen por golosina los cobardes, sin otro fundamento que el crédito de los supersticiosos.
Sus obras no se parecen a las de los demás pueblos, sino como se parece un hombre a otro. Ellos fueron inocentes, supersticiosos y terribles.
Mientras algunos recogían los muertos, los demás registraban los rincones en busca del ingeniero cuya extraña desaparición despertaba en sus espíritus supersticiosos la idea de que el Diablo se lo había llevado en cuerpo y alma.
Me espantan un poco los rumbos que adquirirán nuestras grandes estatuas; a muchos les asustarán; a otros les sorprenderá hasta la admiración infinita; unos supersticiosos invasores las tomarán como engendros del mal, pero con el tiempo, cuando ellos se alejen y los nuevos días maduren, les servirán a los futuros videntes para aprender lo que para entonces parecerá olvidado.