superestructura

superestructura

1. s. f. CONSTRUCCIÓN Parte de una construcción que está por encima del nivel del suelo.
2. NÁUTICA Conjunto de construcciones que están sobre la cubierta de un barco.
3. POLÍTICA, SOCIOLOGÍA Conjunto formado por el aparato estatal y por las formas jurídicas, políticas, ideológicas, sociales y culturales de una sociedad.
4. Vía férrea formada por los carriles, traviesas y el resto de accesorios.

superestructura

 
f. Estructura encima de una construcción.
mar. Parte del casco de un barco que está por encima de la línea de flotación.

superestructura

(supeɾestɾuk'tuɾa)
sustantivo femenino
1. construcción parte de una construcción que se encuentra por encima del suelo Calcularon los cimientos para una superestructura mayor.
2. política sociología conglomerado de las instituciones y órganos de una sociedad asentados en una estructura jurídica, social, política e ideológica Los pensadores post-marxistas reelaboraron el concepto de superestructura.
Traducciones

superestructura

Überbau

superestructura

superstructure

superestructura

bovenbouw

superestructura

البنية الفوقية

superestructura

överbyggnad

superestructura

SFsuperstructure
Ejemplos ?
Infracción de la superestructura: Si el balón establece contacto con cualquier parte de la estructura del edificio (incluye el techo, red, malla ciclónica, etc.), o del tablero de resultados colocado encima del terreno de juego, el balón esta fuera de juego.
Sobre las diversas formas de propiedad y sobre las condiciones sociales de existencia se levanta toda una superestructura de sentimientos, ilusiones, modos de pensar y concepciones de vida diversos y plasmados de un modo peculiar.
Se entiende por superestructura la losa y el suelo de los establecimientos y zonas, así como de las instalaciones ferroviarias y todas las construcciones que se encuentren sobre aquéllos.
El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social.
Debemos pasar luego a efectuar un análisis de la situación económica y de la lucha revolucionaria en la región y el mundo, tomando en cuenta el desarrollo de las fuerzas productivas que nos permitirá tener un pri­mer criterio para estimar las posibilidades de una verdadera revolución (si el capitalismo aun puede desarrollar o no las fuerzas productivas), la existencia o no de clases revolucionarias, la relación entre la superestructura política y la estructura social, el desarrollo desigual de la economía, las fuerzas revolucio­narias país a país, región a región, etc.; las posibles combinaciones concretas de factores tanto económicos como políticos, etc.
De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas, y se abre así una época de revolución social. Al cambiar la base económica se transforma, más o menos rápidamente, toda la inmensa superestructura erigida sobre ella.
Allí hay algunos cambios importantes que ya han generado bastantes perturbaciones en ese nivel de la superestructura gramsciana, que esa superestructura tiene dos niveles de ese Gramsci: la sociedad política y la sociedad civil.
Todos sabemos, porque es casi un lugar común decirlo, aunque haya quienes se aferran al pasado, que el derecho es un producto de la sociedad y que, como resultado de la vida social, cambia con ésta, y cuando el derecho se divorcia de la sociedad, cuando se separa de ella, pierde efectividad aun cuando conserve formalmente su vigencia. El derecho, insistimos, es parte de la superestructura social, aunque al aplicarse influye en la propia estructura social.
La organización económico–política de nuestros ancestros se cimentaba en la producción colectiva del calpulli (casa de todos) para construir la superestructura ideológica–guía del Tloque–Nahuaque, todos juntos y cercanos, unidos como los dedos de la mano para el perfeccionamiento de la unidad dialéctica humano–naturaleza–cosmos.
Fundada en 1906 por Samuel Liddell MacGregor Mathers como una superestructura para integrar en un sólo sistema coherente de tres órdenes, a la Orden Hermética de la Aurora Dorada (primera orden u orden externa), a la Ordo Rosae Rubeae et Aureae Crucis (segunda orden u orden interna) y a la Tercera Orden.
Para cuando se produjo este ataque con torpedos el acorazado escoraba claramente y su cubierta estaba parcialmente inundada. Al parecer el último torpedo impactó a babor de su superestructura, que ya estaba bajo el agua.
Resume la tradición del idealismo alemán, remontándose hasta Aristóteles, y trata las cuestiones que siempre le habían preocupado: la esencia, la apariencia, la particularidad, el sujeto y objeto, etc. Habla de mímesis y catarsis –en lugar de estructura y superestructura-, mantiene las diferencias entre ciencia y arte.