suntuoso

(redireccionado de suntuosos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con suntuosos: apacentaba, apacentar, descabalados

suntuoso, a

(Del lat. sumptuosus .)
1. adj. Que es lujoso y magnífico se presentó en un coche suntuoso. opulento
2. Se aplica a la persona que tiene una apariencia o un porte magnífico. majestuoso

suntuoso, -sa

 
adj. Magnífico, grande y costoso.
Díc. de la persona magnífica en su gesto y porte.

suntuoso, -sa

(sun'twoso, -sa)
abreviación
modesto que tiene un gran lujo y esplendor un suntuoso salón de baile
Sinónimos
Traducciones

suntuoso

غَضْرٌ

suntuoso

bujný

suntuoso

frodig

suntuoso

üppig

suntuoso

rehevä

suntuoso

luxuriant

suntuoso

bujan

suntuoso

青々とした

suntuoso

푸릇푸릇한

suntuoso

welig

suntuoso

frodig

suntuoso

bujny

suntuoso

exuberante

suntuoso

frodig

suntuoso

เขียวชอุ่ม

suntuoso

bereketli

suntuoso

tươi tốt

suntuoso

茂盛的

suntuoso

ADJ (= magnífico) → sumptuous, magnificent; (= lujoso) → lavish, rich
Ejemplos ?
Loca de gozo, Niní vio que trasladaban a su automóvil a los Reyes. No se hartaba de mirarlos, de besarlos, de pasar las manecitas por los suntuosos ropajes, recamados de pedrería.
Regalos suntuosos para la esposa y para los hijos, muebles, artísticas chucherías de alto precio para la casa; todo aquello lo estimó Ester en un principio como fineza de esposo y de padre, mas pronto su experiencia, la intuición de su amor le enseñaron cuánto más vale la dádiva de un corazón que todas las riquezas del mundo.
No son tanto las tapicerías que se destiñen en el vestíbulo, ni los salones suntuosos, ni los bronces, los mármoles y los cuadros de la galería, ni el gabinete del extremo oriente con sus sederías chillonas y sus chirimbolos extravagantes, ni las colecciones de armas y de porcelanas, ni mucho menos tu biblioteca ni las aguafuertes y dibujos que te encierras a ver por semanas enteras.
Fue agasajado en mil formas en la corte del Rey; le dieron bailes suntuosos y también fiestas campestres, para que tuviese ocasión de ver a las candidatas en diversos trajes y posturas.
Para ellos los Paladios y Bramantes Alcázares suntuosos levantaron Orillas de la adriática laguna, Y del ducal palacio en las techumbres Torrentes de color vertió Ticiano.
Los que ahora nos insultan llamándonos descamisados, quizás viven en suntuosos palacios o en casas regaladas que se compran con el dinero que se cercenó a nuestro salario.
Por estas bendiciones de los lacedemonios entendía, a mi juicio, sus oraciones, que en efecto difieren de las de los demás pueblos; porque todos los otros griegos, ya ofrezcan toros con sus cuernos dorados, o ya consagren ricas ofrendas, piden en sus oraciones todo lo que les sugieren las pasiones, sin averiguar si son bienes o males. Pero los dioses que oyen sus blasfemias, no agradecen sus procesiones ni sus sacrificios suntuosos.
La luz de un sol tan alegre, la interposición del aire, los suntuosos atavíos y el placer de los semblantes, hacen que de cada hermosa finjan en ensueño un ángel los enamorados ojos de los felices galanes.
Pero no, en mi opinión, ellos tienen más en cuenta el alma que las procesiones y los sacrificios suntuosos; porque este último homenaje pueden los particulares y los Estados, que más han faltado a los dioses y a los hombres, ofrecerle todos los años.
Los bailes más suntuosos en los días de gala dábanse en ese tiempo en el Salón de Gobierno del Fuerte, a los que concurrían las damas principales de Montevideo, con ricos atavíos y lujo deslumbrante.
Vino el día en que el muchacho calculó que con los pesitos que ya tenía le haría más cuenta comprar, lo mismo que el almacenero, una bolsa entera de maní crudo y una resma entera de papel de estraza; pero, para llegar a realizar tan importante operación, los recursos materiales eran lo de menos; pues era preciso también atreverse a entrar en uno de esos grandes y suntuosos almacenes, donde cargan y descargan continuamente carros inmensos, numerosos peones de imponente corpulencia, haciendo rodar por la acera esas barricas tan amenazadoras para las piernas de los transeúntes, o llevando al hombro bolsas pesadas y cajones de todo tamaño.
Unámonos en un esfuerzo titánico y definitivo contra el enemigo de todos, juntemos nuestros elementos, nuestras energías y nuestras voluntades y opongámonos cual una barricada formidable a nuestros verdugos; contestemos dignamente, enérgicamente ese latigazo insultante que Huerta ha lanzado sobre nuestras cabezas; rechacemos esa carcajada burlesca y despectiva que el poderoso arroja, desde los suntuosos recintos donde pasea su encono y su soberbia, sobre nosotros, los desheredados que morimos de hambre en el arroyo.