sobrecargo

sobrecargo

1. s. m. NÁUTICA Oficial responsable del cargamento, en los buques mercantes y de pasajeros.
2. AERONÁUTICA Tripulante de avión encargado de supervisar el cargamento y desempeñar otras funciones auxiliares.

sobrecargo

 
m. mar. El que en los buques mercantes lleva a su cuidado y bajo su responsabilidad el cargamento.
Traducciones

sobrecargo

stevard

sobrecargo

steward

sobrecargo

Flugbegleiter

sobrecargo

lentoemäntä

sobrecargo

steward

sobrecargo

stjuard

sobrecargo

客室乗務員

sobrecargo

비행기 승무원

sobrecargo

steward

sobrecargo

flyvert

sobrecargo

steward

sobrecargo

flygvärdinna

sobrecargo

เจ้าหน้าที่ต้อนรับบนเครื่องบิน

sobrecargo

uçuş hostesi

sobrecargo

tiếp viên hàng không

sobrecargo

航空乘务员

sobrecargo

SMF
1. (Náut) → purser
Ejemplos ?
Los personajes fijos de la serie eran los miembros de la tripulación, y entre ellos destacaban el capitán del barco Merrill Stubing (interpretado por el actor Gavin MacLeod), la directora del crucero Julie McCoy (Lauren Tewes), el "barman" Isaac Washington (Ted Lange), la hija del capitán Vicky Stubing (Jill Whelan), el doctor Adam Bricker (Bernie Kopell) o el sobrecargo Burl Gopher Smith (Fred Grandy).
El término sobrecargo hace referencia a aquella persona que se halla al frente de la tripulación auxiliar de un avión y que es el responsable del servicio y la seguridad a bordo ante el comandante.
En 1991, se crea el Servicio Diamante con autobuses Motor Coach Industries M.C.I. y su modelo 96A-DL3, equipados con únicamente 21 asientos tipo Semi–cama, Sanitario, y sobrecargo.
Sirvió en el y en el hermano del Titanic, el Olympic; luego, dejó el cargo de oficial de cubierta para pasar a ser sobrecargo debido a que su vista comenzó a fallar.
Ong era la más joven de sus hermanos sobrevivientes: Cathie, Gloria y Harry Ong. Betty comenzó su carrera como asistente de vuelo en 1987 y más tarde fue promovida a la posición de un sobrecargo.
Veré si resulta. Parece muy inocentona y nada le pide a la sobrecargo.) —Disculpe señorita, ¿me permite sentarme aquí? Creo que no está ocupado y en mi lugar, tan adelante, no me encuentro muy cómodo...
Al pisar sus escaleras, al bajar a su cámara, pareciome aspirar un aire de antiguo conocimiento, y cuando me presenté al capitán que se hallaba a proa con el piloto y el sobrecargo, creí haber visto ya otra vez, y así, juntos, aquellos rostros morenos y solapados.
Y el Cabildo, después de haber meditado y reflexionado este particular, ordenó se informase a la Excelentísima Junta no ser necesario el ministro que mantiene el Director de Obras Públicas, porque su oficio puede muy bien desempeñarse por los sobrestantes del presidio; siendo en los mismos términos superflua la plaza de don Juan Francisco Montaner, porque también puede desempeñarse por el Director de Obras Públicas don Luis Santa María y sobrecargo del presidio don Ramón Moreno, resultando el beneficio de la economía de este sueldo.
Leído el acuerdo anterior, y firmado por los señores que asistieron, se vio una representación del Alcalde de barrio de la Chimba, en la que se queja a el Cabildo de la mala policía que se advierte en la calle de la Recoleta a la Artillería, con todos los demás defectos que menudamente expone: en cuya vista este Cuerpo tuvo bien decretar lo siguiente: “Santiago, y enero 12 de 1813.- El sobrecargo del presidio auxiliará al alcalde de barrio de la Chimba con los presos necesarios para que se remedien los males de que se queja en esta representación por la falta de policía en la calle de la Recoleta a la Artillería, y sobre los demás ramos de que hace relación”.
Leído el acuerdo anterior y firmado por los señores del margen, hizo presente el Regidor don Isidoro Errázuriz que la Excelentísima Junta había aprobado el proyecto de dar extensión a la cárcel, según el informe pasado del Cabildo sobre la materia; y que, en atención a habérsele comisionado al referido Regidor la realización de este proyecto, pedía se le diese por este Cuerpo a don Ramón Moreno la mayordomía de la obra, pues podía de este modo ahorrarse mucho gasto, teniendo el referido Moreno la obligación de asistir con los presos a las obras públicas por razón de su empleo de sobrecargo del presidio.
Con este artículo lo que vamos a provocar es un encarecimiento, toda vez que se vuelve ya un hecho que se podrá fijar el precio del producto y un sobrecargo, en atención al costo financiero que implique la utilización de tarjeta.
Intervino el sobrecargo, que hablaba español, y, tratando de idiota al viejo, le preguntó qué carabina le importaba que el arca estuviese encima o debajo, pues siendo pesada y voluminosa, tenía que acomodarse de manera que no estropease los baúles.