sirena

(redireccionado de sirenas)

sirena

(Del bajo lat. sirena < lat. siren, -enis < gr. seiren, -enos.)
1. s. f. MITOLOGÍA Ser fantástico que tiene la mitad superior del cuerpo de mujer y la mitad inferior de pez o de ave.
2. Aparato que produce un sonido agudo, que se oye a mucha distancia, y que se usa para avisar en ambulancias, vehículos de la policía, fábricas y barcos. bocina
3. FÍSICA Instrumento para contar el número de vibraciones sonoras de un cuerpo en un lapso de tiempo determinado.

sirena

 
f. mit. Ninfa marina con busto de mujer y cuerpo de pez o ave que extraviaba a los navegantes, atrayéndolos con su canto.
Alarma que se oye a mucha distancia y que se emplea en los buques, fábricas, etc., para avisar.
fís. Instrumento que sirve para contar el número de vibraciones de un cuerpo sonoro en un tiempo determinado.

sirena

(si'ɾena)
sustantivo femenino
1. ser acuático con cuerpo de mujer y cola de pez Las sirenas seducen a los marineros y los conducen a su muerte.
2. aparato que emite un sonido muy fuerte, usado para comunicar algo La sirena dio la voz de alarma.
Traducciones

sirena

mermaid, siren

sirena

sereia, sirene

sirena

sirena

sirena

mořská panna, siréna

sirena

havfrue, sirene

sirena

merenneito, sireeni

sirena

sirène

sirena

morska sirena, sirena

sirena

サイレン, 人魚

sirena

경적, 인어

sirena

syrena

sirena

siren, sjöjungfru

sirena

เสียงสัญญาณเตือนภัย, นางเงือก

sirena

còi báo động, nàng tiên cá

sirena

SF
1. (Mit) → siren, mermaid
sirena de la playabathing beauty
2. (= bocina) → siren, hooter
sirena de buqueship's siren
sirena de nieblafoghorn
Ejemplos ?
Llevaba un tridente de oro en la mano derecha y lo iban siguiendo otras seis sirenas que lo acompañaron suntuosas hasta su trono.
Para alejarme de él tengo que taparme los oídos como para escapar de las sirenas, porque si no estaría constantemente a su lado hasta el fin de mis días.
Yo, aturdido por el caos ambulante, casi ni escucho, me ato a un común adormecimiento... como todos los que van en este viaje, sin oir tantas sirenas deambulantes.
Insensible a los ayes de sirenas que se ahogan en su vaso de tormenta y el agua de una gota del océano les parece naufragios de receta; silencioso y taciturno el lazo, amarrado a los cantos que laceran, domaré las vorágines del yermo y venciendo en mis íntimos combates, forjaré mi fuerza, blanca longitud de mi dureza… 29 Suena el teléfono y no contesto.
Hay en mí un griego antiguo que aquí descansó un día, después de que le dejaron loco de melodía las sirenas rosadas que atrajeron su barca.
¡Oh, pobres trovadores de tirso y pandereta!: Del cortesano mundo entre la turba espesa, cantad al sol de agosto que sin piedad os tuesta; llorad, míseros vates, fatídicas cornejas, sobre las tristes sábanas de calcinada arena donde la hispana corte su pedestal asienta; cantad al mar bullente que surcan en calesa, tras chulos argonautas, impúdicas sirenas; cantad al hambre, al frío, al lujo, a la opulencia, al vicio y a la intriga...
"Ah, sí, de hecho he olvidado por un momento con quién estaba hablando. Ya veo; así que se consideraba ropa de hombre en tu época, cuando las mujeres se disfrazaban de sirenas.
No escuchéis las dulces canciones de esas sirenas, que quieren aprovecharse de vuestro sacrificio para establecer un gobierno, esto es, un nuevo perro que proteja los intereses de los ricos.
Qué importaba que el Club y el sport lo absorbiesen, que pasara las noches fuera de casa, que recibiera cartas y fotografías parisienses, que sirenas plebeyas de acá lo hechizasen con su canto: ¡qué importaba, si ella sobre la coraza de su virtud llevaba aquel talismán, aquella pureza, aquel armiño del Cielo!
como se ven las cosas puras, situadas al margen de la circulación de la sangre, con el rabillo del ojo, como el gran poeta Juan Ramón Jiménez vio a las sirenas, a su vuelta de América: las vio que se acababan de hundir.
De improviso, de una puerta color amarillo salieron seis hermosas sirenas acompañadas de seis de aquellos hombres peces ultra rápidos y se sentaron en sillas labradas con excelsitud.
Señor: en tierras hermanas de estas tierras castellanas, no viven vida de humanos nuestros míseros hermanos de las montañas jurdanas. Señor: no oigáis las canciones de las doradas sirenas, que solo cantan ficciones...