Ejemplos ?
Su temperamento era el de todo hombre de talento y consistía en una mezcla de misantropía, sensibilidad y entusiasmo. A esas características unía el corazón más ardiente y sincero que jamás haya latido en un pecho humano.
Todos han levantado sus museos de cera para alabar su propia estatua y encerrarse en su torre hereditaria, ¿Quién ha sido sincero en la esperanza?
- Y de esta manera... -ululaba un orador, más teatral que sincero, -es como la sociedad agradecida rinde tributo a un salvador...
Siga el llanto, lo que yo no puedo Al dolor cedo De mi partida Y si la vida Pierdo en el llanto Por dolor tanto Tu Silvia, Silvia, con amor sincero Acuérdate de mi, que por ti muero.
Según esto, no es de provecho la inocencia ajustada con las leyes, ni la antigua frugalidad, no la potencia de grande felicidad, no la observada abstinencia, no el sincero y puro amor de las letras, ni la conciencia limpia de toda mancha.» Llora Polibio, y advertido con la muerte de un hermano de lo que puede temer en los demás, viene a tener temor en lo mismo que es el consuelo de su dolor.
Recuerden siempre estas palabras y mediten en ellas, piénsenlas: Bien vele, bien lo vi." Y cuando llegaban a alguna de las casas del canto y de la danza, los muchachos decían ante el maestro que los esperaba a la puerta del lugar: -Venero su sabiduría, padre mío amado, y beso sus manos y muestro la estimación que debo a usted y le doy mi sincero afecto.
Mary Robinson, como Secretaria General de la Conferencia Mundial, nuestro sincero reconocimiento por los incansables esfuerzos que realizó durante el proceso preparatorio y durante la Conferencia para asegurar el éxito de este importante encuentro.
Faltando eso, habrá en el acto de hoy lo que no suele haber en aquellos otros que son aparatosos y solemnes porque el Gobierno ordena que lo sean. Habrá un dolor íntimo y sincero que unirá a todos los buenos españoles ante la tumba del maestro inolvidable.
Fijaremos la atención de modo especial en el problema electoral del municipio que, siendo la más pequeña célula de nuestras instituciones políticas, es donde radica el más sincero entusiasmo por el sufragio y las más grandes pasiones por la identidad de los electores con los candidatos; de donde puede inferirse que en este inmenso número de pequeños poblados se encuentra el medio más propicio para iniciar el descontento de los ciudadanos si ven burlada su fuerza numérica o desvirtuada su tendencia localista.
Con un sincero espíritu de justicia, que estoy seguro comparte conmigo todo el pueblo, quiero dirigirme a nuestro Presidente saliente.
Por ello se impone a todos los verdaderos mexicanos el sacrificio a que los llama el sincero patriotismo que encarna el respeto y la conservación de todos los lazos étnicos que constituyen el noble y alto concepto de nacionalidad, que va en contra de la concepción judía, para la que no existe, por carecer de territorialidad, base indispensable a la existencia de la Patria.
Si a Vigo una mujer ama y Vigo su amor no sabe (lo que en lo posible cabe) ¿no parecerá una trama de García, en que la dama, presa de un amor sincero, paga su amor en dinero con hidalga bizarría, haciendo un papel García indigno de un caballero?