silbo

(redireccionado de silbos)
También se encuentra en: Sinónimos.

silbo

1. s. m. Sonido agudo que hace el aire.
2. Sonido agudo que resulta de hacer pasar con fuerza el aire por la boca con los labios fruncidos o con los dedos colocados en ella. silbido
3. Sonido de igual clase que se obtiene al soplar con fuerza un cuerpo hueco. silbido
4. Silbido agudo y penetrante de algunos animales, como el de la serpiente. silbido
5. Silbato, instrumento que produce un silbido al soplar por él. pito

silbo

 
m. Silbido.
Sinónimos

silbo

sustantivo masculino
Traducciones
Ejemplos ?
Cuando no se encuentra en peligro su voz está compuesta por silbos y chirridos agudos, en cambio cuando lo está eleva esos silbos y chirridos para alertar a la bandada.
Debanot, un proyecto de animación a la lectura y escritura a través de los sentimientos, Gran Canaria, Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, 1999 Dos cuentos de Luna y Arena, Cabildo Insular de Fuerteventura, 2002 El susurro de Tara, Cabildo de Fuerteventura, primera edición 2002 Diario de un visitante, Las Palmas de Gran Canaria, Anroart Ediciones, 2002 La cazadora de silbos...
Vivían gustando y chupando el aroma y zumo de las flores y jugando como niños felices a simulacros de guerra. Cuando el Sol aparecía por el oriente, lo saludaban con grandes gritos, silbos y golpeando sus escudos.
El aire que se mueve entre los árboles es murmullo de silbos amorosos evocados en las canciones espirituales como callada música y soledad sonora, y las veredas cobran vida espiritual porque así como conducen de la ermita al misteriosos bosque, así llevan de la meditación a los grandes misterios de Dios (Ibid: 55).
Ha publicado numerosas obras de literatura infantil, entre las que destacan El susurro de Tara, La cazadora de silbos, El monstruo, "Grejo y el Mar" o "La Gota".
También compuso diversas obras litúrgicas en latín para vísperas y oficios de difuntos.;Cantadas Adalides bizarros, 1765 Serafines alados, 1765 Los aires con silbos, 1766 Conformes los astros, 1767 Todo era confusiones, 1767 Oh qué asombro, 1770?
Desde su primera publicación Francisco Tarajano escribirá casi un libro por año, como lo indican las fechas de sus siguientes obras "Con un abrazo de hermano" (1980), "Años malditos" (1981), "Ocho islas y..." (1982), "Orillas de Guayadeque" (1983), "Silbos de mi tierra" (1983), "Repasando caminos" (1985), "Caminos vulnerados" (1985), "Tarha" (1987), "Barranco arriba" (1989), "Barranco abajo" (1989), "Prosigo" (1992), "Adivina adivinanza" (1996), "Ahora y Cuando" (1997).
Del confín partían sordos silbos de sirena, el océano se poblaba de columnas de sonidos. ¡Salvos, salvos! Desde todas las direcciones del cielo aparecieron flotillas de hidroaviones.
Cébase -y fiero deja humedecido En sangre de una lo que la otra pace. ¡Revoca, Amor, los silbos, o a su dueño, El silencio del can siga y el sueño!
Despertó una noche Carlos V, y como el ruiseñor le hubiera desvelado con la dulce porfía de sus silbos y de su trinar, quejose al día siguiente a sus servidores.
En vano esperaba Poldy y hasta fantaseaba el milagro de que la cigüeña hablase, pero la elocuencia de la cigüeña jamás iba más allá de los castañetazos de costumbre y de algunos roncos y desentonados silbos, que eran todo su lenguaje.
El pueblo fue siempre desmemoriado, y tanto que hoy recibe con palmas y arcos a quien ayer arrojó del solio entre silbos y poco menos que a mojicones.