sidonio


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con sidonio: Manuel Teixeira Gomes
Sinónimos

sidonio

, sidonia
adjetivo y sustantivo
(persona) fenicio.
Ejemplos ?
Él sus armas arrojó al suelo por consejo de la Tritónide, y de fraterna paz palabra pidió y dio. Éstos de su obra por acompañantes tuvo el sidonio huésped, cuando puso, ordenado por las venturas de Febo, la ciudad.
El último y el más hermoso de todos en Iulo, que va jinete en un caballo sidonio regalo de la hermosa Dido, recuerdo y prenda de su ternura; los demás cabalgaban en caballos sicilianos del viejo Acestes...
¿Entiendes bien, oh tierra, mi acento bárbaro? Muchas veces mi mano se abate, con un desgarramiento de lino, sobre mi velo sidonio.
¿Entiendes bien, oh tierra, mi acento bárbaro? Muchas veces mi mano se aba­te, con un desgarramiento de lino, sobre mi velo sidonio.
Los abstractos se forman con el sufijo 𐤕‏- (probablemente /-īt/, /-ūt/). Los adjetivos pueden formarse añadiendo el sufijo semítico de nisba 𐤉‏- (/-īy/): p. ej. 𐤑‏𐤃‏𐤍‏𐤉‏‏, ṣdny, «sidonio».
Ya no consistían en representaciones escénicas, sino en carreras de carros y combates de fieras (Dión Casio, Historia romana, LXVII.14, Sidonio Apolinar, Carm.
Se tiene constancia de que, en el siglo III, un notable arverno tenía alguna relación con el poder: Timesitheus. Sin embargo, Sidonio Apolinar demuestra la importancia y la riqueza de la nobleza arverna y sus alianzas con Roma.
Las menciones más antiguas de san Marcial datan del principio de la Edad Media. Sidonio Apolinar (siglo V), obispo de Clermont, afirma que Augustóritum nombró a Marcial como obispo.
No se conserva el texto íntegro ni muchos datos sobre ellas, pero sí que hay alusiones a ellas que prueban su existencia. Como por ejemplo el texto de Sidonio Apolinar, donde le dedica un párrafo en su trabajo las “Epistolae”.
En cuanto a las leyes de Teodorico II, son mencionadas por Sidonio Apolinar, obispo de Clermont, en cierta carta dirigida a su yerno, en la cual critica la conducta de un funcionario llamado Seronato, debido a que él mismo estaba a favor de los godos y en contra de los romanos.
Otras fuentes sostienen que fue asesinado, estrangulado por el propio Ricimero o atrapado en su casa y matado de hambre. Una importante fuente sobre el reinado de Avito es el panegírico compuesto por su yerno, Sidonio Apolinar.
Prueba de ello es que León, ministro del rey de los visigodos, invitó a Sidonio Apolinar, obispo de Auvernia, a que le tradujera la vida del filósofo escrita por Filóstrato.