sevillano


También se encuentra en: Sinónimos.

sevillano, a

1. adj./ s. De Sevilla, ciudad y provincia andaluzas.
2. s. Persona natural de esta ciudad o provincia.

sevillano -na

 
adj.-s. De Sevilla.
f. lit. escuela sevillana Escuela poética del s. XVI. De gran exuberancia formal y brillantez de lenguaje. Su principal figura es Fernando de Herrera.
f. pl. mús. Aire musical sevillano, bailable y con el cual se cantan seguidillas.
Sinónimos

sevillano

, sevillana
adjetivo y sustantivo
Traducciones

sevillano

/a ADJ & SM/FSevillian
Ejemplos ?
Y retirándome bruscamente de la ventanilla, me hice el sordo a la pregunta de aquel sevillano franco y alegre, locuaz y ponderativo.
, En 1709, el capítulo de los agustinos fué harto borrascoso. Disputábanse el triunfo entre fray Alejandro Paz, sevillano, y fray Pedro Zavala, vizcaíno.
Su contrario había triunfado por mayoría de dos votos, éxito que fué celebrado con un vítor, ingenioso en verdad, pues en él se les vuelve la oración por pasiva á los partidarios del sevillano.
Allí el capitán Quesada, allí el capitán Cisneros, y Santillana, el alférez, y Bermúdez, el sargento, y Roldán el sevillano, extremado arcabucero, y mil y mil allí estaban, gloria del hispano suelo, cuyos inmortales nombres la fama guarda del tiempo, y al pronunciarlos palpita de todo español el pecho.
Y así era la verdad, porque Monipodio le había rogado que cantase algunas seguidillas de las que se usaban; mas la que comenzó primero fue la Escalanta, y con voz sutil y quebradiza cantó lo siguiente: Por un sevillano, rufo a lo valón, tengo socarrado todo el corazón.
Y deslumbrados y atónitos los ojos del sevillano, su mente aspirando en vano tal riqueza a comprender: seguía absorto y hundido en mágico arrobamiento, por uno y otro aposento, los pasos del mercader.
Indudablemente, el autor de la composición En loor de la poesía era buen poeta y hombre de vastísima ilustración, que se propuso halagar á su amigo Diego Mexía, el sevillano, en- viándole, para proemio de su Parnaso antartico, los magníficos tercetos.
Pedro de Urzua y su querida doña Inés fueron asesinados. Los revoltosos proclamaron por general á don Fernando de Guzmán, hidalgo sevillano, y por maese de campo á.
Don Luis eligió a Zulima, la sultana que amó él más, y con su amigo la bella los mares cruzando va. Las amorosas palabras del sevillano galán pronto la harán olvidarse de su cariño quizá.
Y al final me dijo que ella había mandado inundar una casa según el sistema de un arquitecto sevillano que también inundó otra para un árabe que quería desquitarse de la sequía del desierto.
Y el rapaz, mientras con la diestra empuñaba la hogaza hincándole el diente, con la siniestra hacía el característico gesto de rascarse la pelona que tan felizmente sorprendió el gran realista sevillano.
Apenas se habían retirado, cuando llegó a los oídos de todos los que en el barrio despiertos estaban una voz de un hombre que, sentado sobre una piedra, frontero de la posada del Sevillano, cantaba con tan maravillosa y suave armonía, que los dejó suspensos y les obligó a que le escuchasen hasta el fin.