separatismo

separatismo

s. m. POLÍTICA Doctrina política que propugna la separación de algún territorio, comunidad u organización, para alcanzar su independencia o anexionarse a otros.

separatismo

 
m. polít. Movimiento político cuyo fin es la separación de una región con características nacionales propias.

separatismo

(sepaɾa'tismo)
sustantivo masculino
política movimiento político que busca la independencia de un territorio respecto del estado al que pertenece No soy partidario del separatismo armado.
Traducciones

separatismo

Separatismus

separatismo

séparatisme

separatismo

сепаратизм

separatismo

separatisme

separatismo

الانفصال

separatismo

separatyzm

separatismo

Сепаратизъм

separatismo

Separatismus

separatismo

separatisme

separatismo

separatism

separatismo

SMseparatism
Ejemplos ?
Por la lucha de clases. El separatismo ignora u olvida la realidad de España. Desconoce que España es, sobre todo, una gran UNIDAD DE DESTINO.
DE LA INSURGENCIA LEGITIMISTA HACIA EL SEPARATISMO : REVOLUCION E INDEPENDENCIA La tesis que vamos a sostener con respecto al movimiento conocido con el nombre de Revolución Americana, en líneas generales, es la siguiente: No se puede hablar como de una sola cosa de la Revolución Americana y de la Constitución de los gobiernos propios de 1810.
Estos enanos de la venta, que ahora hacen a la letra impresa lanzar baladronadas, ¿pueden decirnos a nosotros que somos cómplices de la revolución, cuando en Asturias, en León y en todas partes nos hemos lanzado, unos y otros, a detener con nuestros pechos, y no con palabras, la revolución comunista, y hemos perdido a los mejores camaradas nuestros? Ahora, mucho "no pasarán", "Moscú no pasará", "el separatismo no pasará".
La autonomía como forma política administrativa de gobierno no implica soberanía por lo que no es separatismo, sino por el contrario, unidad en la diversidad.
A esto, sumamos que las autonomías conllevan el riesgo de un gobierno propio que podría desligarse, por el separatismo, del Estado central.
LAS CAUSAS DEL SEPARATISMO : EL ENCONO ORIGINADO EN LA LUCHA La primera causa deriva del encono producido por la lucha que tienen que mantener los sectores que van a la insurgencia contra los que permanecen del lado del gobierno español.
Inesperados hechos que comenzaron a perfilarse al día siguiente - se puede decir – de la erección de cada Junta fueron los que colocaron a ´los pueblos´ en el camino del separatismo y de la dispersión.
Los enconos de esta guerra, sin duda injustificada, es la primera causa ulterior a la insurgencia legitimista de 1810, que hacen que ésta evolucione hacia el separatismo.
En cuanto a las ideas políticas, Gómez y Vieytes pertenecían al partido centralista y radical a los efectos del separatismo, lo mismo que Pérez en cuyo domicilio según parece, se reunían habitualmente los jefes de esa fracción para preparar el programa que se llevaría a cabo en la Asamblea.
Toda conspiración contra esa unidad es repulsiva. Todo separatismo es un crimen que no perdonaremos. La constitución vigente, en cuanto incita a las disgregaciones, atenta contra la unidad de destino de España.
El separatismo local es signo de decadencia, que surge cabalmente cuando se olvida que una Patria no es aquello inmediato, físico, que podemos percibir hasta en el estado más primitivo de espontaneidad.
Id a ellos; ya veréis cómo vienen de suaves y tolerantes las masas socialistas; puños en alto, aclamaciones a Largo Caballero y a González Peña; glorificación de la tragedia de Asturias, que, para no estar falta de nada repugnante, tuvo hasta el contubernio con el separatismo.