sediento

(redireccionado de sedientas)
También se encuentra en: Sinónimos.

sediento, a

1. adj./ s. FISIOLOGÍA Que tiene sed vino corriendo sin parar y llegó cansado y sediento.
2. adj. AGRICULTURA, BOTÁNICA Se aplica al terreno o a la planta que necesita humedad o riego con la sequía los campos están sedientos.
3. Que desea mucho una cosa está sediento de aventuras. anhelante

sediento, -ta

 
adj. Que tiene sed.
fig.Díc. del campo o planta que necesita de humedad.
fig.Que con ansia desea una cosa.

sediento, -ta

(se'ðjento, -ta)
abreviación
1. fisiología que tiene necesidad o deseos de beber Los caballos estaban sedientos.
2. que desea intensamente una cosa inmaterial El boxeador estaba sediento de gloria.
Sinónimos

sediento

adjetivo
Traducciones

sediento

thirsty, athirst

sediento

ظَمْآن

sediento

žíznivý

sediento

tørstig

sediento

durstig

sediento

janoinen

sediento

assoiffé

sediento

žedan

sediento

のどが渇いた

sediento

목마른

sediento

dorstig

sediento

tørst

sediento

spragniony

sediento

com sede

sediento

törstig

sediento

ที่กระหายน้ำ

sediento

susuz

sediento

khát

sediento

渴的

sediento

ADJ [persona] → thirsty; [campos] → parched
sediento de poderpower-hungry

sediento-a

a. thirsty.
Ejemplos ?
Al concento se abaten cristalino 585 sedientas las serranas, cual simples codornices al reclamo que les miente la voz, y verde cela entre la no espigada mies la tela.
¡Qué necias son! Y para huir de las sedientas, estrechó sus moléculas y se fue a fondo. Cuando subió a 1a superficie, la bandada había ya levantado el vuelo y se destacaba como una mancha en el inmenso azul.
Y es claro, un roto se siente feliz poniendo sobre su rodilla media sandía, y estrujando entre sus sedientas mandíbulas el corazón tierno, jugoso, encendido, de la fruta.
Voy a llevar de beber a las cabras, que aguardan sedientas el son de mi zampoña, mientras que estoy aquí sentado.» Todos rieron de que, habiendo llegado a ser señor, quisiese ser cabrero todavía, y enviaron a un nuevo cabrero a que cuidase de las cabras.
Sus ojos abiertos, sin expresión, estaban fijos obstinadamente hacia arriba, absortos tal vez, en la contemplación de un panorama imaginario que, como el miraje del desierto, atraía sus pupilas sedientas de luz, húmedas por la nostalgia del lejano resplandor del día.
Acabaron sus andanzas mudas en el borde aventurero de palabras que indagando metáforas sedientas descubrieron el arcón de las aldabas.
Extendido en todo lo ancho de la llanura, reflejando las nubes espesas, mudo, dormía el cañadón perezoso, tapado en partes por su sábana de juncos y duraznillos. El primero brindaba, con amable generosidad, a las haciendas sedientas el cristal de sus aguas.
y doncellas sedientas me tatuaron sus preces; victorioso de embates violenté el himen feble y en un hijo volátil me quedé entre sus leyes.
Venid, niñas sedientas De libertad y amores, Que fiestas y licores Dan libertad y amor; Húmedos de esperanza Traed los ojos bellos, Sin trenzas los cabellos, La frente sin rubor.
Hermosas son las hermosas cuando, aspirando perfumes, mas ocultos sus hechizos entre transparentes tules, sueltos los cabellos de ébano en espirales y en bucles, de amar y gozar sedientas a los salones acuden.
mis labios vestidos de infinitos podrán siluetizar cada vocablo que antaño no sabían mis manos ni entendían mis pasos ni comprendían mis llantos ni sentía mi voz Y ante el hallazgo esperado de luces, los ojos volverán sus risas a mis brazos abiertos en cosmos donde estrellas sedientas de universos vendrán a refugiarme sus hastíos y tendré sus celajes prisioneros a mi libertad de sol.
Yo al pronunciar tu nombre, De hinojos, la cabeza descubierta, Entre las cuerdas de mi lira siento Que nace, crece y estridente estalla Todo el fragor de las solemnes horas Que escucharon la voz de tu batalla; Cuando "el héroe", los héroes encontraron Tardo el corcel y perezoso el plomo, Las sedientas espadas abrevaron, De roja sangre en el reciente lago, Y del tirano en la olvidada tumba, La cuna de sus hijos levantaron.