Ejemplos ?
Se levantó, haciendo ondular la cola de su graciosamente desmañado traje de interior, de «meteoro» malva, con bordados acachemirados y flequillos de seda floja; y, al dar la espalda a su interlocutor (aquel Francisco Javier Solano con el cual había flirteado tantas veces en tan diversas ocasiones), pudo él notar la plenitud que los treinta y tres años habían prestado a las bellas formas de Irene y el esplendor de su nuca, donde nacían, entre nácares y marfiles, rebeldes rizos cortos, aborrascados, como si un soplo ardiente los encrespase.
Siempre, le contestó, tendida en la otomana y envuelta en los pliegues de la rosada bata de seda floja que huele a heliotropo blanco...
Si no fuera por mí, toda la vida te pudieras andar tragando saliva sin remedio. Ya hablé a tu dama, y la dejo más blanda que una madeja de seda floja.
Dio en no querer que saliéramos y se pasaba los días envuelta en la rosada bata de seda floja, viendo dibujos a la sanguínea, aguafuertes, grabados en acero y acuarelas de los que guardan mis cartones; examinando los camafeos uno por uno.
De licenciado o graduado: Igual que el anterior, pero coronado con una borla de seda floja, de dos centímetros de largo, del color distintivo de la Facultad en la que se obtuvo el título de Licenciado o Graduado.
En los parajes sombríos, las puntadas de seda se tocan y ocultan absolutamente el oro, que solo se deja ver para los medios colores del grueso de la seda entre cada punto, degradando así las medias tintas y dejando mas oro descubierto a proporción que se quieren aumentar los claros, hasta que ya no se vea sino un lejos con sedas muy finas y claras. Las carnes se hacen todas de seda floja en dirección contraria al oro con puntos enjabados muy finos.
Las degradaciones se consiguen según las hebras de oro que se dejan al descubierto y en las luces solo puede cubrir algo al oro una seda muy fina. Las carnes se hacen con seda floja en dirección contraria a la del oro con puntos enjabados muy finos.