scheelita

scheelita

  [CaWO4]
f. mineral. Volframato de calcio de color blanco grisáceo, con tintes amarillo y pardo. Es el mineral de volframio más importante después de la volframita.
Ejemplos ?
Se obtiene trióxido de wolframio mediante la calcinación, y consiguiente descomposición térmica, del hidrato WO 3 • H 2 O (ácido wolfrámico) Como paso preliminar a la obtención del ácido wolfrámico se hace reaccionar la scheelita, CaWO 4, con HCl.: mathsf CaWO_4 + 2HCl xrightarrow CaCl_2 + H_2WO_4: mathsf WO_3 sdot H_2O xrightarrow 500-800oC WO_3 + H_2O También se puede descomponer el parawolframato de amonio: (NH 4) 10 H 2 W 12 O 42 • 4H 2 O a una temperatura de 500-800 ° C.
A veces se le ha atribuido incorrectamente el descubrimiento del wolframio, aunque realmente sólo sugirió su existencia en el mineral Scheelita (entonces conocido como tunsten, de fórmula CaWO 4) y únicamente fue capaz de aislar el trióxido de wolframio, WO 3, pero no el elemento.
También tuvo el mal hábito de probar los productos químicos que descubría y, al parecer, ésta fue la causa principal de su muerte debido a un envenenamiento por mercurio. Scheelita Verde de Scheele Scheele, Carl Wilhelm Scheele, Carl Wilhelm Scheele, Carl Wilhelm
Su padre estaba predestinado en su juventud a seguir los negocios familiares en Málaga, pero su gran afición por las ciencias naturales, el arte y la literatura hizo que se conviritiera en un gran experto en la geología y entomología malagueñas. A él se le debe el hallazgo de scheelita en la Serranía de Ronda.
El describió las mineralizaciones de scheelita como “unos depósitos en forma de cilindros terminados en punta por sus extremos y con diámetros que oscilan entre 0,4 y 0,6 metros; las paredes de estos tubos son de dolomía y están rellenos de arenas, serpentinas, scheelita, bismutita, bismuto nativo y otro mineral, desconocido, en trozos laminares brillantes”.
Finalmente, cabe apuntar que Orueta, en compañía de Enrique Rubio, efectuó algunos sondeos buscando el origen de la scheelita encontrada por su padre, al deducir que aquellas scheelitas encontradas en Las Viñas en 1870 debían de proceder de algún cercano lugar, hallándolo en la ladera de un cerro cercano a Estepona, (el cerro del Lentisco), que más tarde sería demarcado como mina Conchita.
Entre la masa plutónica y el filón aparecen rellenos de rocas alteradas en los que hay presentes depósitos de diversos minerales, como feldespato, moscovita, clorita y, en menor medida, scheelita, wolframita y mispiquel.
La presencia de scheelita y wolframita permitió a mediados del siglo XX el desarrollo de minería extractiva de wolframio en la zona, habiendo en la actualidad proyectos que pretenden retomar dicha actividad.
Junto a Bergman, estudió los métodos modernos de laboratorio para la obtención de elementos químicos, y sería el propio Bergman quien trasladó a Elhúyar la sospecha de que existía otro elemento metálico en la scheelita.
En esta área, geológicamente correspondiente al plutón de Boal, se encuentran scheelita, que llega a aparecer en agregados de varios kilos, wolframita, y también arsenopirita, ortosa, plagioclasas, moscovita, turmalina y clorita.
La presencia de scheelita y wolframita permitió el desarrollo de la minería extractiva del wolframio en la vertiente meridional de la sierra de Penouta, desde la primera mitad del siglo XX hasta 1963, año de cierre de la mina.
No se encuentra nunca libre en la naturaleza, sino en forma de sales combinado con otros elementos, principalmente como la scheelita (CaWO 4) y la wolframita ((Fe, Mn)WO 4), que son sus minerales más importantes.