sauce

(redireccionado de sauces)
También se encuentra en: Sinónimos.

sauce

(Del lat. salix, -icis.)
1. s. m. BOTÁNICA Planta arbórea o arbustiva de hoja simple, alterna y caduca, por lo general dentada, flores pequeñas y sin corola, y fruto con semillas provistas de un copete.
2. sauce cabruno BOTÁNICA Planta arbórea salicácea, de hojas ovaladas y grandes, con ondas en el margen.
3. sauce llorón BOTÁNICA Planta arbórea salicácea de corteza pardusca, ramas largas, delgadas, flexibles y colgantes, hojas estrechas y lanceoladas, que se cultiva a menudo en jardines y paseos fluviales.
NOTA: Nombre científico: (Salix babylonica.)
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

sauce

 
m. bot. Nombre común de las especies de la familia salicáceas (gén. Salix), de ramas cilíndricas, hojas enteras, flores en amentos y fruto capsular.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

sauce

('sawθe)
sustantivo masculino
árbol de hasta 25 metros de altura de corteza gris y copa amplia formada por largas ramas El sauce está cambiando sus hojas.
árbol de hasta 12 metros de altura de copa globosa y ramas delgadas y largas que cuelgan El sauce llorón necesita normalmente de mucha agua.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

sauce

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

sauce

willow

sauce

Weide

sauce

saule

sauce

vrba

sauce

piletræ

sauce

paju

sauce

vrba

sauce

ヤナギ

sauce

버드나무

sauce

wilg

sauce

piletre

sauce

wierzba

sauce

ива

sauce

pil

sauce

ต้นวิลโลว์ปลูกใกล้น้ำ

sauce

cây liễu

sauce

柳树

sauce

SMwillow
sauce de Babilonia, sauce llorónweeping willow
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Cuando la cabeza inclina sobre su pecho de jaspe, la noche busca llanuras porque quiere arrodillarse. Las guitarras suenan solas para San Gabriel Arcángel, domador de palomillas y enemigo de los sauces.
En su desesperación deja un momento a su adorada, corre a un cristalino arroyo que serpentea allí cerca rodeado de frondosos sauces, trae agua en su boca, y en el hueco de sus manos, baña con ella el pálido rostro de la cristiana, y cuando ve que nada, nada puede reanimarla, y considerándola realmente muerta exclama: -¡Dios de los cristianos!
Muchos se detenían a lo largo de la barandilla del puente para ver pasar las almadías bajo los arcos, o deslizarse los barcos, o contemplar el magnífico panorama que ofrecía río abajo el Sena, costeando a la derecha la larga fila de edificios del Louvre, y a la izquierda el Pré–aux–Clercs, surcados por las hermosas avenidas de tilos y rodeados de sauces grises desgreñados o sauces verdes llorando sobre el agua; más allá y en cada orilla, la torre de Nesle y la torre de Bois, que parecían centinelas a las puertas de París, como los gigantes de las novelas antiguas.
Arboles.- Los arboles silvestres que la tierra produce y cría de suyo son: Algarrobos, Morales, Caimitos, Pincaes, Palo Santo, Sauces, Laureles, Guabos, Guanábanos, Cerezos, Hovos, Ciruelos, Silvestres Algarrobos.- Los Algarrobos y Morales se llaman así por semejanza a los árboles que con estos nombres son conocidos en España.
Flexible y gozosa se entrega a su impulso la inquieta arboleda, y molles y sauces ensayan la danza tendida a Los aires la gran cabellera.
Se deleitaban con el canto y la melodía de los pajarillos de cabezas coloradas y amarillas; disfrutaban también de muchas diferentes especies de hermosos y grandes pescados; se regocijaban con la inmensa frescura de arboledas que había por aquellas riberas y de manantiales cercados de sauces, de sabinos y de alisos grandes y preciosos.
Hovo.- La fruta del hobo es amarilla y de suave olor, su gusto entre dulce y agrio; es dañosa a la salud. Laurel y Sauce.- Los laureles no llevan frutos ni los sauces.
Allá abajo se posaban, como grupos de palomas torcaces, las casitas, y cerca de nosotros una fuente, sombreada por sauces pálidos, se desataba murmuradora, dándome envidia de beber un trago en el hueco de la mano, a la manera primitiva.
La vista aplico por unas tenaces hiedras que hacían maridaje con los sauces, y lentamente movían cuantos verdes corazones, cuando el viento los irrita, temerosamente laten, vistosamente palpitan.
Yo estaba triste, muy triste, El cielo oscuro y sombrío; Los juncos y las achiras Se quejaban al oírlo. Han pasado muchos años Desde aquel día tristísimo; Muchos sauces han tronchado Los huracanes bravíos.
El río, que desde las musgosas rocas donde tenía el nacimiento, venía siguiendo las sinuosidades del Moncayo, al entrar en la cañada por la vertiente, deslizábase desde allí bañando el pie de los sauces que sombreaban sus orillas, o jugueteando con alegre murmullo entre las piedras rodadas del monte, hasta caer en una hondura próxima al lugar que servía de escondrijo al montero.
Costeamos el río Negro para disfrutar de la deliciosa vista de las islas cubiertas de viñas y árboles frutales, que contrastaban con el aspecto triste de las colinas que solo ostentan algunos pequeños arbustos muy espinosos. El camino puede hacerse en su mayor parte por bajo los Sauces que bordean el río.