satinado

(redireccionado de satinada)
Búsquedas relacionadas con satinada: escinde, fastuoso, posteridad, contendiente

satinado, a

1. adj. Que es parecido al satén papel satinado.
2. s. m. TEXTIL Acción y resultado de satinar el papel o la tela.

satinado

 
m. Acción y efecto de satinar.

satinado, -da

(sati'naðo, -ða)
abreviación
que se parece al satén papel satinado

satinado


sustantivo masculino
industry textile proceso para satinar papel o tela satinado por presión
Traducciones

satinado

glossy

satinado

Satin

satinado

satin

satinado

صقيل

satinado

Сатен

satinado

Satin

satinado

סאטן

satinado

サテン

satinado

새틴

satinado

Satin

satinado

A. ADJglossy, shiny
B. SMgloss, shine
Ejemplos ?
Esta era una pistola Walther PPK de calibre.380 ACP satinada y acabada en acero inoxidable con cachas de goma negras Pachmayr de la Carl Walther Waffenfabrik y con capacidad de siete tiros, similar a la del Agente 007 James Bond de Ian Fleming, solo que esta es color azul pavón.
Utilizando la misma estructura del chasis excepcionalmente ligero y fuerte combinado con -Cosworth, el cual fue hábilmente estilizado para imitar la 'M' del logotipo de Marussia, el B2 tiene una fachada increíblemente poderosa. Acabado con pintura negra satinada que enfatiza las tomas de aire y los elementos geométricos en la parrilla así como los faros.
Los muros están decorados con telas rojas y doradas en estilo chinoiserie, sujetas por dragones pintados. Las ventanas tienen cortinas de seda azul satinada soportados por dragones voladores tallados.
a batista (del francés batiste), llamada también linón o hilo de lino, es una tela fina de lino o algodón de urdimbre firme obtenida por un proceso de calandrado, con una superficie ligeramente satinada.
Estas tonalidades que van desde el marrón oscuro, amarillos, naranjas hasta el rojo cárdeno, son debidos a incrustaciones de líquenes sobre la satinada superficie de la cuarcita.
Prácticamente no tiene pelusa. Es de textura satinada, y de color únicamente negro. Los ojos son grandes, redondos, bien separados, brillantes, vivos, de color que va del cobre al dorado y frecuentemente cobrizos.Pero la mayoría de los gatos Bombay de ojos color dorado tienen tendencia a tener una mancha de color cobre en algún ojo.
PRS es conocida por "reventar el grano" en sus instrumentos con tapa de arce, un proceso que acentúa la calidad 3D del arce a través de un proceso de impregnado en varios pasos. Los acabados son transparentes, translúcidos u opacos e incluyen poliuretano de tipo automoción o nitrocelulosa satinada.
En la mesa se hallan objetos con implicaciones artísticas, como el mascarón y las hojas impresas en pliegos largos, el libro y la tela satinada.
Cuando estábamos en la flor de la reconciliación, halagué su vanidad femenina mostrando admirar el piececito, calzado de raso, la satinada vislumbre rosa sobre la dulce carnosidad que transparentaba la media caladísima.
Tú, que el hervor aún sientes de la vida en tus venas, si vas por el Retiro y bajo su arboleda hallas una pastora, como las rosas fresca, tejiéndose guirnaldas, en muelle negligencia; si ves su pie pequeño que se adivina apenas en un zapato breve de satinada tela: si por crecer la brisa agítase la seda y los revueltos pliegues...
Además, me venía a la memoria lo que el padre Serapion me acababa de decir de los artificios del diablo: lo extraño de la aventura, la belleza sobrenatural de Clarimonda, el destello fosforescente de sus ojos, la ardiente huella de su mano, la turbación en que me había hundido, el cambio repentino que se había operado en mí, mi piedad desvanecida en un instante; todo ello demostraba claramente la presencia del diablo, y la mano satinada no era sino el guante con que cubría sus garras.
Esencias de heno cortado y de brisa de violetas de Parma impregnaban su piel satinada y flexible, y cuando, satisfecha del aseo -porque los animales se habitúan a él y llegan a exigirlo como las personas-, empezaba a juguetear y correr en torno de la doncella encargada de la toilette, otra doncella acudía con la bandeja de plata, en que la taza del té con leche humeaba en medio de una torrecilla de bizcochos dorados, crocantes y frágiles.