san Juan de Dios

Juan de Dios, san (Juan Ciudad)

 
(1495-1550) Soldado portugués. En Granada, fundó la Orden de los Hermanos Hospitalarios, hoy de San Juan de Dios (1537).
Ejemplos ?
26, 1954), san Pedro Nolasco (núm. 26, 1742), santa María Eufrasia Pellettier (núm. 86, 1942) y san Juan de Dios (núm. 86, 1745).
Con el espíritu de la vieja Antequera también pueden vincularse la pequeña iglesia de San Cosme y San Damián, el templo de San Felipe Neri y asimismo los de San Juan de Dios —antaño ermita de Santa Catarina Mártir y alojamiento de Juan López de Zárate, primer obispo de Oaxaca en 1537— San Matías Jalatlaco y Santo Domingo de Guzmán.
Los religiosos de San Juan de Dios fundaron su convento en 1636 y a partir de entonces estuvieron a cargo de los hospitales en el Reino de Guatemala.
El 9 de agosto de 1936 fueron masacrados otros siete religiosos colombianos de la comunidad de San Juan de Dios por los revolucionarios en Ciempozuelos, a 30 kilómetros de Madrid.
A nivel privado, la provincia dispone de otros ocho centros hospitalarios: en Ponferrada están el Hospital de la Reina, con 88 camas, y la Clínica Ponferrada, con 45 camas, en San Andrés del Rabanedo el Hospital San Juan de Dios, con 231 camas, en Villablino el Hospital Valle de Laciana, con 20 camas, en Villaquilambre la Clínica Altollano, con 114 camas, y en León el Sanatorio López Otazú, con 45 camas, la Clínica San Francisco, con 104 camas y considerada como una de las cuatro mejores clínicas privadas de la comunidad autónoma, y la Obra Hospitalaria Nuestra Señora de Regla, perteneciente al obispado de León, con 110 camas.
En 1610 los padres de la Compañía de Jesús comenzaron la construcción de la iglesia de San Ignacio, de tipo barroco, que se terminó en 1635. Ese año también se erigió la iglesia de San Juan de Dios en la actual calle Doce con carrera Décima.
Mudos testigos son los restos de sus conventos: San Francisco, San Juan de Dios, Nuestra Señora de las Mercedes y San Agustín, siendo este último el mejor conservado, su inmensa bóveda sostenida de recios muros de ladrillo, parte del coro alto y la arquería del claustro.
Su Memoria de prueba paraobtener el diploma de licenciado en medicina tuvo por tema La Dieta Láctea. Radicado en Copiapó, en 1876, fué médico de ciudad y del Hospital de San Juan de Dios de la capital de Atacama.
Tomamos, por el lado de San Juan de Dios, pasando por la Iglesia y el Hospital, y llegamos hasta la “Acequia Grande” dejando a la izquierda “Saraja” y la Hacienda de los “Pazuelos”, y nos internamos en el valle.
Uií mes más tarde, en Enero de 1825, caía una noche Mon- leagudo bajo el poiñal de un asesino; y María Abascal, atro- pellando á la guardia, penetraba como loca en la iglesia de San Juan de Dios, y regaba con sus lágrimas el cadáver de su primer amante, que quizá fué el único hombre que alcanzó á inspirarla verdadera pasión.
La plazuela de la Micheo, vecina á la de San Juan de Dios, debió su nombre á la circunstancia de estar situada en ella la casa de esta noble dama, que fué notable por su belleza y virtudes.
Establecía comparaciones entre las escuelas primarias y los hermanos de San Juan de Dios, en detrimento de estos últimos, recordaba la noche de San Bartolomé a propósito de una asignación de cien francos hecha a la iglesia, y denunciaba abusos, tenía salidas de tono.