san Juan Evangelista

Juan Evangelista, san (Ioánnēs)

 
Apóstol de Jesús y uno de los cuatro evangelistas. Se le atribuye el cuarto Evangelio y el Apocalipsis.
Ejemplos ?
Tenía la convicción de que los gobernantes sofocarían por la violencia cualquier movimiento electoral pacífico de la oposición, pues ése era su sistema y lo que pasaba en todas las provincias, ya daba comienzo también en la capital, con los abusos incalificables de la política durante la inscripción, y con el atentado de San Juan Evangelista..
Porque a este misterio piensan que pertenece lo que dijo San Juan evangelista en su epístola: «Hijitos, ha llegado la última hora, y como habéis oído decir que ha de venir el Anticristo, también hay ahora muchos Anticristos o doctores falsos; y esto nos da a conocer que ha llegado la última hora.
-Güeno -dijo éste con voz más firme tras un breve silencio-, lo cierto es que a mi compadre al ver aquello se le ablandaron las entrañas y encomenzó a decir que aquello era un contra Dios y que yo estaba pidiendo a voces un grillete, y, camará, nunca lo hubiera dicho; al oírlo mi María se revolvió contra él como una fiera diciéndole que yo era más güeno que San Juan Evangelista...
Estando en este devoto pensamiento, se le apareció la Virgen María con San Juan Evangelista y San Francisco, vestidos de nobilísimas vestiduras de gloria bienaventurada; pero San Francisco aparecía vestido de una veste más hermosa que San Juan.
irigida a Francisco Barroetaveña Organizados los clubes parroquiales en la capital, disuelta a tiros la reunión de San Juan Evangelista, y constituida la coalición política de la Unión Cívica en el “meeting” del 13 de abril, pensé que había muchos elementos de importancia ya preparados para imprimir una dirección enérgica a la política opositora.
¡Quién diba a pensar! ¡Si es que en este mundo le tiran er pego a San Juan Evangelista! -Pero ¿quieres acabar de reventar de una vez y que yo sepa qué es lo que pasa?
Todo un señor juez de aquel circuito, oriundo de Palmares, se permitió decir en cierta ocasión que el San Juan Evangelista de su cabecera tenía carita de muchacha boba, y tal fué la inquina que le cogieron, tales las acusaciones que le urdieron, que hubo de perder la tierra y el destino por escapar el pellejo del acero aleve.
La primera de ellas se intitulaba «Epistola Ignatii ad sanctum Iohanem Evangelistam», es decir, «Epístola de Ignacio a San Juan Evangelista» y, en ella, el supuesto Ignacio expresaba su a la Virgen María (Mariam Iesu).
"Real e Ilustre Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Coronación de Espinas, María Santísima de la Esperanza y San Juan Evangelista".
El Lunes Santo la hermandad del 'silencio', con Jesús de la Esperanza y María Santísima de la Concepción junto al Apóstol San Juan Evangelista, el Martes Santo procesiona la hermandad de la Dolores y Jesús de las Penas, el Miércoles Santo salen a las calles de La Línea, la hermandad de la Oración del Huerto y María Santísima del Amor y del Rosario en sus misterios dolorosos, la hermandad del Abandono y el Mayor Dolor y la hermandad del Medinaceli y la Vírgen de la Trinidad.
Procesionan en orden de salida: San Sebastián, San Matías, imagen de Santa Teresa, San Simón, imagen de La Milagrosa, San Tadeo, imagen del Niño Jesús, Santiago, imagen de Santa Marina, San Mateo, imagen de San Antonio, Santo Tomás, imagen de la Virgen de Fátima, San Bartolomé, imagen de San Isidro Labrador, San Miguel, imagen de la Virgen del Carmen, San Felipe, imagen de la Virgen del Rosario, San Juan Bautista, imagen de la Inmaculada Concepción, San Andrés, imagen del Sagrado Corazón de María, San Pedro, imagen del Sagrado Corazón de Jesús, Santiago “El Menor”, Jesucristo y San Juan Evangelista.
Capilla de la Encarnación Está presidida por un retablo atribuido a Francisco de Ocampo y Felguera que fue realizado en torno a 1630 con el tema principal de La Anunciación. En el banco del mismo existen relieves de San Juan Bautista, San Juan Evangelista, Santo Domingo, San Francisco y San Antonio.