san Francisco de Borja

Borja, san Francisco de

 
V. Francisco, san.

Francisco de Borja, san

 
(1510-72) Duque de Gandía y virrey de Cataluña. Construyó en Gandía un colegio de jesuitas e ingresó en la Compañía de Jesús en 1546, de la que fue nombrado tercer general en 1565.
Ejemplos ?
Era un trabajo coordinado de más de 100 escultores y artesanos, entre ellos Pierre Legros, Bernardino Ludovisi, Il Lorenzone y Jean-Baptiste Théodon. Andrea Pozzo también diseñó el altar de la capilla de San Francisco de Borja en la misma iglesia.
Las pinturas en el ábside representan escenas a partir de la vida de San Ignacio, de San Francisco Javier y de San Francisco de Borja.
Eso vinimos a encontrar nosotros en el movimiento que empieza en ese día: ese legítimo soñar de España; pero un señor como el de San Francisco de Borja, un señor que no se nos muera.
Otras monjas, aun las más mortificadas, y acaso éstas sobre todo, eran alegres, con ingenua alegría infantil: gastaban chanzas, reían a carcajadas de cualquier cosa y comentaba jovialmente el libro del padre Boneta, entonces recién publicado, y que corría por los conventos, Gracias de la gracia, saladas agudezas de los Santos..., donde se referían mil chistes y donaires de bienaventurados legos, niños y varones tan graves como San Francisco de Borja, San Bernardo, San Vicente Ferrer.
Híceme sacerdote; y aquí me tenéis, aliviado de las falsas grandezas con que aparecí en el mundo, humillado ante vos, esperando el perdón de lo mucho que os he ofendido con el pensamiento.» Carlos V se enjugó una lágrima con el revés de la mano, y levantó a San Francisco de Borja, diciéndole con la efusión más verdadera que experimentó en toda su vida: -¡Éste es mi Cabo de Buena Esperanza!
El último fue nombrándola patrona de Lima y del Perú, y reformando la constitución de Urbano VIII para acelerar los trámites de canonización, la que realizó su sucesor, Clemente X, en 1671, junto con la de San Francisco de Borja, duque de Gandía y general de los jesuitas.
Falleció en Bretaña, y dio su último suspiro en Vannes, en 1419. «San Francisco de Borja es también hijo de la poética Valencia, en donde nació en 1500.
Tres años después, siendo ya General de la Compañía San Francisco de Borja, fue llamado otra vez á Italia y hecho sucesivamente Rector del Colegio romano, Superior de todas las casas de la Orden que habia en la ciudad y Asistente de Portugal y España.
Un descendiente de San Francisco de Borja, duque de Gandía, el virrey poeta-príncipe de Esquilache, gobernaba el Perú en nombre de Felipe III.
-Habla -dijo. San Francisco de Borja (pues así se llama hoy aquel jesuita) habló de la manera siguiente: «-El día que os casasteis con la infanta de Portugal, estaba yo allí..., en la catedral de Sevilla.
«Puesto que tenemos tiempo y ocasión, veamos lo que está grabado en esta lápida de mármol colocada a espaldas del púlpito: -Aquí han predicado San Vicente Ferrer, San Francisco de Borja, San J.
Cuando se retiraba de Santo Domingo, después de rezar la primera estación tan devotamente cual cumplía a un deudo de San Francisco de Borja, duque de Gandía, encontrose con una bellísima dama seguida de una esclava que llevaba la indispensable alfombrilla.