samnita

Búsquedas relacionadas con samnita: Samnium

samnita

1. adj. HISTORIA De Samnio, antiguo pueblo itálico.
2. s. m. y f. HISTORIA Persona natural de este antiguo país.
NOTA: También se escribe: samnite

samnita

 
adj.-com. etnog. Díc. del individuo de un pueblo itálico, de lengua osca, establecido en el Samnio.
hist. guerras samnitas Nombre de tres conflictos bélicos entre samnitas y romanos, entre el s. IV y el III a C. La victoria romana permitió la ocupación del Samnio, el Piceno y la Sabina.
Ejemplos ?
Una turma de caballería samnita, que había cabalgado hasta cierta distancia de la retaguardia romana, descubrió que su impedimenta estaba a cierta distancia de los combatientes sin guardia ni protección alguna.
Además, era imposible disimular la profunda irritación que en la nación samnita inspiraba el comportamiento del pueblo romano al restaurar Fregellas después de que ellos la hubieran capturado a los volscos y la destruyeran, y que hubiesen asentado una colonia en territorio samnita a la que los colonos llamaban Fregellas.
En primer lugar, el general samnita, indignado por haber sido rechazado y puesto en fuga del terreno que había corrido con tanta confianza, incitó a su caballería con ruegos y ánimos a renovar el combate.
Al acusar la infantería samnita el peso de su ataque, su caballería vino en su ayuda y, cabalgando de través entre ambos ejércitos, fue a enfrentarse con la caballería romana que cargó contra ella al galope tendido, creando la confusión por igual entre su caballería y su infantería, hasta que obligó a retroceder a toda la línea en esta parte del campo de batalla.
Por supuesto, los dioses creerán que Postumio es un ciudadano samnita, no un romano, y que por un ciudadano samnita ha sido maltratado un heraldo romano, y que por esta razón se justifica hacernos la guerra.
La caballería samnita les pisó los talones, pero de hecho se abstuvo de atacar hasta que hubo más luz, y la infantería tampoco salió de su campamento antes del amanecer.
Nimphio, al mismo tiempo, se acercó al pretor samnita y lo convenció para que, ahora que toda la fuerza de combate romana estaba o rodeando Paleópolis u operando en el Samnio, le permitiera navegar con la flota hasta la costa romana y asolar no sólo los distritos costeros, sino todo el territorio cercano a la Ciudad.
Vieron que pronto se convertiría en una cuestión de luchar contra Roma o someterse a ella, y que todo su futuro, de hecho, dependería del resultado de la guerra samnita.
Y sin embargo, mucho dependía de ese hombre, Lucio Papirio; tanto cuidado mostró en elegir el terreno y situar sus reservas, tanto fortaleció sus tropas en cuantas maneras aconsejaba el arte militar, que si las tácticas del general hubieran estado respaldadas por la buena voluntad de las tropas es absolutamente seguro que la guerra Samnita habría llegado aquel día a su fin.
Un inmenso ejército, compuesto de estas naciones y bajo el mando de los latinos, invadió el país samnita y produjo, de hecho, más daños mediante los saqueos que por los combates.
Como la guarnición samnita no se encontraba tampoco preparada para sostener un asedio, trató de evacuar la ciudad a la noche siguiente.
Fin del libro 7. Libro 8: La Guerra samnita Primera y la estabilización del Lacio - (341 - 321 a. C.) Al llegar los mensajeros de Sezze y Norba, quejándose de la derrota que habían sufrido a manos de los rebeldes privernenses, el consulado era desempeñado por Cayo Plaucio, por segunda vez, y por Lucio Emilio Mamerco -341 a.C.-.