salio

(redireccionado de salia)

salio, a

(Del río Sala, en la actualidad Yser.)
1. adj. HISTORIA De un antiguo pueblo franco que habitaba en las tierras germánicas inferiores, antes de la unificación.
2. s. HISTORIA Persona natural de este antiguo pueblo.

salio, a

(De origen incierto.)
1. adj. HISTORIA De los sacerdotes de Marte.
2. s. m. HISTORIA Sacerdote de Marte en la Roma antigua.

salio -lia

 
adj.-s. etnog. Díc. del individuo de uno de los ant. pueblos francos establecidos a orillas del río Sala, hoy Issel.
Ejemplos ?
Y efectivamente del interior de la casa salia un ruido espantoso: aullidos, estornudos y de vez en cuando un estrepitoso golpe, como si un plato o una olla se hubiera roto en mil pedazos.
Y cuando la noche empezaba á difundir la sombra por el cielo, todos los barones pusieron en el campo sus avanzadas; y en tanto el xeque de Mallorca salia con toda su hueste de la capital, que hermosa aparecia en lontananza; y allí sobre los cerros de Portopí se preparó para la gran batalla.
Entre tanto disponia yó la reunion dela Tropa, y conducion segura de los pricioneros, pasó mi Ayudante el referido Don Eusevio Valdenegro, á la operación antedicha, tomando el Parque de Artilleria, que lo tenian bien provisto de municiones de todos los calibres inidicados, y de todas las claces, las que con mi orden hizo extraer, con mas tres carros capuchinos: y como llegó nota de que salia refuerzo de Montevideo, fue necesario apostarme en lugar ventajoso para esperar al enemigo, que hasta ahora, (que son las 6 de la mañana) no se ha dejado ver.
Loyarte que el 7 de diciembre de 1976 su hermano es detenido al salir de su trabajo, luego se dirigen a su domicilio, y él le dice a su esposa Mercedes Loyarte que se escape, ella logra irse que lo sabe pordichos de terceros, que su hermano salia del trabajo de un taller de chapa y pintura, que se entera por los vecinos de calle 7 nro.1579 ahí un kiosquero le dicee lo que se habia enterado, a partir de ese momento su padre comienza a hacer habeas corpus, luego al año y unos meses su abuela tambien fallecida se conecta con una señora Lidia Corvini una peluquera del Barrio Villa Macon de Bs.
Jamas se abrian sus puertas Sino á medias y á deshora; Jamas por ellas entraban Sino á lo mas dos personas. Nadie por ellas salia (170) Tras conversacion sabrosa, Ni aun en busca de viandas De gente que existe propias.
Esto les dimos a entender lo mejor que podimos : y de ay adelante quando el sol salia con muy gran grita abrian las manos juntas al cielo, y despues las trayan por todo su cuerpo : y otro tanto hazian quando se ponia.
para el que sin noticia suya fue propuesto al Sumo Pontífice por S.M. Su modestia, ó mas bien indiferencia por estas satisfacciones mundanas, salia en sus palabras como reinaba en su corazon.
En esta confusion se acuerda de que cerca de su casa hay un cortijo adonde ella solia ir cuando salia á pasear, y que allí habia visto á un labrador llamado Andres, que le parecia hombre de bien, y á quien ella habia hecho algunos servicios.
Cuando lo recibi acababa de poner un telegrama al ministro pidiendole autorizacion para regresar en el vapor que salia al dia siguiente como ese dia no recibi contestacion, quise esperar al siguiente, en que la tendría, para anunciarte en el mismo parte mi vuelta i el retardo según las ordenes del gobierno El dia 7 transcurrió tambien sin que llegara la deseada respuesta pero el 8.
desde dicha Villa, y de otras muchas que dictó mas la libertad que su zelo, ó de la sobrada confianza del Confesor de la Reyna, no es fácil determinarlo: y por mas esfuerzos que han hecho los Políticos para descubrirlo, aun está suspensa hasta ahora su verdadera decisión: lo cierto es que calmando tan grandes alteraciones, la misma Reyna le nombró Virrey y Vicario General de Aragón; y la Sicilia hubiera vuelto á ver á su libertador contra los Franceses, si la orden de Cárlos II no le hubiera impedido su embarco, y le mandase venir á la Corte el 6 de Noviembre 1675, en que el Rey cumplia los catorce años, salia de la menor edad, y quería dividir el peso de la Corona con el talento y gobierno de su hermano.
se le catene rallentate, Con que amor me enlazaba y me prendia Ne la mia verde, e sempliceta etate; La larga y fértil vena, que salia Tinta d' amare lacryme, volgessi A celebrar mi libertad un dia: Ma prima questi monti da lor stessi Se moverán, que en mí cesen una hora Le lacryme, i sospir cocenti, e spessi.
Los primeros Caldeos no nos han transmitido mas que preceptos morales muy decorosos; esto no basta, y es mucho mejor que estos preceptos hayan sido anunciados por un sollo que salia dos veces al dia desde el fondo del Eúfrates á predicar un sermon.