saladero

(redireccionado de saladeros)
También se encuentra en: Sinónimos.

saladero

s. m. Lugar donde se salan carnes o pescados.

saladero

 
m. Casa o lugar destinado para salar carnes o pescados.

saladero

(sala'ðeɾo)
sustantivo masculino
lugar donde se salan carnes y pescados para conservarlos Trabaja en un saladero.
Sinónimos

saladero:

salador
Traducciones

saladero

saladero
Ejemplos ?
Hacia 1856, la población total del distrito se estimaba en 5.099 habitantes, de los cuales solamente 2.444 eran criollos; de los demás 819 eran franceses, 528 españoles, 496 italianos, 247 ingleses, 217 alemanes, etc. Sus principales fuentes de trabajo eran los saladeros, que eran trece, y las granjas.
La prosperidad del establecimiento estimuló la creación de otros saladeros y el crecimiento de la región, dando origen a una población que marcaría el inicio de la ciudad de Pelotas.
Poco después los españoles rindieron Montevideo. En el siglo XIX se instalaron muelles, saladeros, la aduana y puerto de Oribe, pescadores, viviendas y el cementerio (1872).
Tienen una dieta muy diversa que incluye más de 100 especies vegetales aunque tan solo 5 de estas representan la mitad de su dieta. Ateles hybridus también consume la tierra de saladeros y la madera en descomposición de algunos árboles muertos.
Se trasladó a Montevideo, viviendo sin problemas bajo el dominio portugués hasta 1822. Ese año volvió a Buenos Aires, dedicándose a negocios de comercio exterior, de saladeros y de extracción de tasajo.
El nombre del municipio, Pelotas, proviene de las embarcaciones que se llamaban así, hechas con ramas de ceibo y forradas con cuero, usadas para atravesar ríos en la época de los saladeros.
Desde sus inicios, la Villa del Cerro fue considerada como un verdadero símbolo del peso de la industria cárnica en la economía e historia de Uruguay, debido a la proliferación de saladeros durante el siglo XIX, que posteriormente dieron paso a los frigoríficos del siglo XX.
La caótica situación llevó a que muchos de los saladeros instalados en la zona se mudaran hacia la jurisdicción del Gobierno de la Defensa o hacia el Cerrito de la Victoria, donde se hallaba el Gobierno del Cerrito.
Hacia comienzos del siglo XX la Villa del Cerro maduró su destino cárnico con la irrupción de una moderna tecnología que desplazaría a los saladeros: los frigoríficos.
En tanto; los principales motores económicos del poblado continuaban siendo los saladeros, en particular uno de un gran terrateniente de la zona, de nombre Rosauro Tabárez.
En 1983 cierra la planta de Berisso poniendo fin a 75 años de industria frigorífica y a 112 años desde la instalación de los saladeros fundacionales.
No descuidó la industria ganadera, buscando nuevas fuentes de sal de buena calidad y bajo costo para facilitar el funcionamiento de los saladeros de carne vacuna (introducidos una década antes).