saeta


También se encuentra en: Sinónimos.

saeta

(Del lat. sagitta.)
1. s. f. Arma arrojadiza que se dispara mediante un arco y consiste en una varilla larga que lleva en uno de sus extremos una punta de metal y en el otro unas plumas que ayudan a mantener fija la dirección la saeta se clavó en el centro de la diana. flecha
2. Manecilla del reloj. saetilla
3. Flecha de la brújula que se vuelve hacia el polo magnético. saetilla
4. AGRICULTURA Punta del sarmiento que queda en la cepa cuando se poda.
5. MÚSICA, RELIGIÓN Canto popular andaluz que se interpreta, por lo general, en las procesiones de semana santa al paso de algunas imágenes.
6. echar alguien saetas coloquial Mostrar una persona su enfado o resentimiento con palabras, gestos o acciones.

saeta

 
f. Arma arrojadiza consistente en un asta delgada y ligera, con punta afilada en uno de sus extremos y que se dispara con un arco.
Manecilla del reloj.
Brújula (aguja).
mús. Copla breve que se canta en Andalucía, en la iglesia o en las calles, durante ciertas solemnidades religiosas.
Sinónimos

saeta

sustantivo femenino
Traducciones

saeta

arrow, dart, hand

saeta

SF
1. (Mil) → arrow, dart
2. (= aguja) [de reloj] → hand; [de brújula] → magnetic needle
3. (Mús) sacred song in flamenco style
4. (Rel) → ejaculatory prayer
Ejemplos ?
Pero advirtiólo Alejandro, y disparando la ballesta contra Eurípilo, logró herirle en el muslo derecho: la caña de la saeta se rompió, quedó colgando y apesgaba el muslo del guerrero.
Tampoco acertó; pero la saeta clavóse en el pecho del eximio Gorgitión, valeroso hijo de Príamo y de la bella Castianira, oriunda de Esima, cuyo cuerpo al de una diosa semejaba.
El comerciante se prosternó en dirección a La Meca, y comenzó devotamente su oración: "En nombre del Clemente, del Misericordioso..." Rahutia, la bailarina, había corrido a través de las decepciones con el mismo gesto doloroso de un guerrero que tiene las sienes atravesadas por una saeta.
Ea, tira una saeta al ínclito Menelao, y vota sacrificar a Apolo Licio, célebre por su arco, una hecatombe perfecta de corderos primogénitos cuando vuelvas a tu patria, la sagrada ciudad de Zelea.
Destapó el carcaj y sacó una flecha nueva, alada, causadora de acerbos dolores; adaptó a la cuerda del arco la amarga saeta, y votó a Apolo Licio sacrificarle una hecatombe perfecta de corderos primogénitos cuando volviera a su patria, la sagrada ciudad de Zelea.
¿Que otro guerrero de cuantos vuelan como la saeta a los combates y a la muerte, tras el estandarte de Schiven, meteoro de la gloria, puede adornar sus caballos con la roja cola del ave de los dioses indios, colgar a su cuello la tortuga de oro o suspender su puñal de mango de ágata del amarillo schal de cachemira, sino Pulo-Dheli, rajá de Dakka, rayo de las batallas y hermano de Tippot-Dheli, magnifico rey de Orisa, señor de señores, sombra de dios e hijo de los astros luminosos.
Teucro armó nuevamente el arco, envió otra saeta a Héctor con ánimo de herirle, y también erró el tiro, por haberlo desviado Apolo; pero hirió en el pecho cerca de la tetilla a Arqueptólemo, osado auriga de Héctor, cuando se lanzaba a la pelea.
Tan pronto como vio la herida causada por la cruel saeta, chupó la sangre y aplicó con pericia drogas calmantes, que a su padre había dado Quirón en prueba de amistad.
Y los aqueos no retrocedieran aún si Alejandro, esposo de Helena, la de hermosa cabellera, no hubiese puesto fuera de combate a Macaón, mientras descollaba en la pelea, hiriéndole en la espalda derecha con trifurcada saeta.
El Priámida dio con la saeta en el pecho de Menelao, donde la coraza presentaba una concavidad; pero la cruel flecha fue rechazada y voló a otra parte.
Arrojéle una saeta que le hirió en el hombro derecho, penetrando por el hueco de la coraza; creí enviarle a Hades, y sin embargo de esto no le maté; sin duda es un dios irritado.
Luego su vuelo fue vertiginoso; unas veces se elevaban más rápidas que una saeta, otras se dejaban caer como plomo, y al rozar la hierba se deslizaban por encima del prado con loca velocidad, tocando las florecillas con la punta de sus alas y cantando: :¡Pi, piu; pi, piu; pi, pi!