saduceo

saduceo, a

1. adj. HISTORIA Del saduceísmo la doctrina saducea negaba la inmortalidad del alma.
2. adj./ s. HISTORIA Que profesa el saduceísmo los saduceos no creen en la resurrección de los cuerpos.

saduceo, -a

 
adj.-s. rel. Díc. del individuo de cierta secta de judíos de la aristocracia sacerdotal, que interpretaban la Biblia racionalmente y negaban la inmortalidad del alma y la resurrección de la carne.
Ejemplos ?
Aunque los autores de los rollos encontrados reclaman su origen sacerdotal y por tanto un origen común con los saduceos, también denuncian que el Templo fue contaminado por la corrupción de los sacerdotes que quedaron allí, por lo cual es imposible que fueran estos últimos al huir quienes hayan preservado los rollos. Durante los años de control saduceo del Templo (del 134 al 76 a.
Estos la apremiaron a que diera muerte a los que habían aconsejado a Alejandro a crucificar a los 800 cabecillas fariseos, y ellos mismos comenzaron a matarlos uno por uno. Entre las víctimas se contó un tal Diógenes de Judea, prominente miembro del partido saduceo.
«...encajar...dentro del Imperio romano...» (Leipoldt 1973:282) Se les acusa de vivir el divorcio entre la fe y la vida: al lado de su actitud religiosa conservadora, mostraban una licenciosa relajación de costumbres: lujo y aficiones paganas siguiendo el ejemplo de los romanos (dueños del mundo) el divorcio era frecuente entre ellos utilizaban el matrimonio entre miembros de la misma familia para conservar riqueza y poder poligamia que, en la práctica, sólo era accesible a los ricos por lo costoso que resultaba. Caifás, el Sumo Sacerdote (18-37 después de Cristo) era saduceo (Jn.11,49;18,13-14).
En el año 36 fue destituido por el procurador Vitelio. Como saduceo, Caifás no creía en la resurrección de los muertos, al contrario que los fariseos.
Ahora bien, un cierto Jonatán, que era saduceo (el partido contrario a los fariseos) y amigo íntimo de Hircano, afirmó que la declaración calumniosa de Eleazar tenía la aprobación común de todos los fariseos.
Se dice de sus rivales, los fariseos, que se originaron en el mismo periodo, pero que sobrevivieron como posteriores agrupaciones del Judaísmo Rabínico. Caifás era saduceo.
se convirtió en gobernante independiente y desde ahí se afianzó la preeminencia en el Templo de un grupo de sacerdotes, que luego serían conocidos com partido saduceo.
Al fechar todos los documentos civiles usaban la frase "después del sumo sacerdote del Altísimo" y se oponían a la fórmula introducida por los fariseos en documentos de divorcio, "Según la ley de Moisés e Israel". Muchos eruditos creen que el libro Apócrifo de Sirach fue escrito por un saduceo.
Este referente halájico refuerza la resurrección de la persona como una creencia central del judaismo "convencional", en comparación con otras tendencias antiguas tales como el Saduceo, que lo niega.
Aunque el consenso sobre el origen griego del Evangelio de Lucas es amplio, Anderson considera tener suficientes argumentos para afirmar que la obra fue escrita originalmente en arameo, antes del año 70, y fue dirigida a Teófilo ben Anás, sumo sacerdote (saduceo) entre los años 37 – 42 e.C., cuñado de Caifás.
Según Anderson H,R, el evangelio de Lucas se dirige a Teófilo ben Anás; sumo sacerdote saduceo entre los años 37 – 42 e.C., cuñado de Caifás, y por tanto a una audiencia saducea Lucas
Con todo, Joachim Jeremias sugirió que Jesús no necesariamente tenía a la vista el precepto saduceo que prohibía estrictamente al sacerdote impurificarse tocando un «muerto en el camino»; quizá quería simplemente describir al sacerdote y al levita como «insensibles y cobardes», sin compasión e indiferentes frente al dolor de los demás.