sabrosamente

sabrosamente

 
adv. m. Con sabor y gusto; de manera sabrosa.
Traducciones

sabrosamente

savoureusement

sabrosamente

saporitamente
Ejemplos ?
-Pero ¿no lo sabe usted? Me extraña, porque en los balnearios no hay nada secreto, y esto no sólo se supo, sino que se comentó sabrosamente...
Digo que puesta el alma en su sosiego espere a Dios, cual ojo que cayendo se va sabrosamente al sueño ciego, que al que trabaja por quedar durmiendo, esa misma inquietud destrama el hilo del sueño, que se da no le pidiendo.
Tú aconsejas quietud tan recogida, que al murmullo que formas sobre el techo del sueño majestuoso de la vida goza el mortal en abrigado lecho, Si llega a dispertar, con tu sonido, la halagas otra vez, le das contento, sabrosamente encantas el oído, y el párpado se cierra soñoliento, esa voz funeral de la campana, que resuena en el alto monasterio, da sinfonía tétrica y lejana con los más graves tonos del misterio.
Su mente, continuamente torturada por el hambre, le hacía imaginarse todo lechón sabrosamente metido en un pastel y con una manzana en la boca; las palomas se las representaba sin esa fruta; los gansos nadaban en su propia grasa, y los patos por pares, como marido y mujer, envueltos en salsa de cebolla.
Era esta ropa bordada alrededor con sus trenzas de oro, y sembrada toda de unas estrellas muy resplandecientes, en medio de las cuales la Luna de quince días lanzaba de sí rayos inflamados; y como quiera que esta ropa la cercaba pendiendo de toda parte y tenía la corona ligada con ella, adornada de muchas flores, manzanas y otras frutas, pero en la mano tenía otra cosa muy diversa de lo que habemos dicho; porque ella tenía en la mano derecha un pandero con sonajas de alambre, atravesadas por medio con sus vírgulas, y con un palillo dábale muchos golpes, que lo hacía sonar muy sabrosamente...
Igual que una tortuga, a la mañana, saco la cabeza debajo la caparazón de mis colchas y me digo, sabrosamente, moviendo el dedo gordo del pie: -Nadie me molesta.
Por fin, me la puse debajo y colocándoselo ella misma, hice lo que debía. Ni trabajo me costó. Entró sabrosamente. Desde entonces, cada noche hacíamos lo mismo, hasta que ella se fastidió y me corrió.
Así el me va a recompensar muy sabrosamente.- Dijo el ocelote mientras se limpiaba el hocico con la lengua, como insinuándole al tlacuache que ya disfrutaría posteriormente del exvanidoso.
Los aborígenes, previo a la llegada española, poseían un rico universo dietético con el maíz como fuente de energía, el frijol de proteína, variados frutos silvestres, sumado a una gran variedad de caza (saínos, cerdos de monte, venados, iguanas, conejos, dantas, manatíes, tepezcuintles, armadillos, aves diversas, entre las que destaca el chompipe, desconocida para los europeos) y pesca, cocina sabrosamente condimentada con sal, apazote, vainilla, variedades de chile, culantro coyote y otros, usando manteca de cacao para cocinar.
"Negotiate with love" fue seguido por la canción "So good", que fue realizada en julio de ese año, y se convirtió en otro éxito cuando llegó al Número 10 en Inglaterra. Fue calificada como una buena canción pop, que era sabrosamente producidad y muy bien emitida.
C., dijo del poema: «El poeta evoca la clásica feria de antaño con todo su arcaico y regional color en octavas reales de liviana factura y chispeante ingenio, que son como un eco de la intención y gracia que campea en las tradiciones de José Batres Montúfar.» Por su parte, El Imparcial en un editorial dijo: «El relato se desliza ameno, salpimentado sabrosamente, amable y para completarlo con el dato histórico y erudito, lo acota con anotaciones muy estimables, a página separada, de manera que no interrumpen la lectura del poema, aunque atraen con peculiar interés la atención del lector»; «Humo y Humoradas» es un tomo en verso, calzado con el seudónimo anagramático de «John B.
Las frutas sabrosamente agridulces y comestibles, se usan también en la medicina tradicional popular de los tribus indígenas contra inflamaciones crónicas, gripe y lesiones de la piel (externo y oral).