Ejemplos ?
(Séneca utiliza “mus” en lugar de “ratón”, de ahí el juego de palabras) Imagínate que no puedo resolver este sofisma; ¿qué peligro me amenaza, ni que inconveniente, por esta ignorancia? Sin duda, habré de temer que algún día no coja sílabas de la ratera, o que si me distraigo, un libro no me roa el queso.
Así pues, no sabemos si esta conjunción fue puesta por el transcriptor del poema o por el mismo Gaspar de Ávila para poder tener un verso completo de once sílabas.
Entre pizarra y catón, entre papel y citolegia se fueron endilgando aquellos cursos, y hoy deletreo, mañana junto sílabas; ora palotes, ya signos, día llegó en que Dimas era hombre de escribir -con lirismo ortográfico, se entiende-, cuando se le dictase y de lanzarse él solo en una lectura tan de recorrida, que ni punto final, ni el interrogante más pintado, eran parte a detenerlo, ni a que cambiara en un ápice siquiera aquel tonillo piadoso de novena que tomó desde el comienzo, y que lo mismo para él que para el Cura era lo supremo del arte.
Era como dar vueltas al mismo rollo: métodos de marcha sintética (letra por letra); métodos de marcha analítica (globalizadores); procesamientos eclécticos que combinaban momentos de ambos métodos: primero vocales y luego frases, palabras y sílabas.
Así no ven surgir en escena primero las vocales, luego las consonantes sencillas; enseguida las combinaciones consonánticas y al final de los aprendizajes obtenidos memorística y rutinariamente; ni el énfasis que se da al ejercicio de las letras ortográficamente problemáticas: g / j, s / z / c /x, y / ll, o sílabas como güe/gue.
¿Qué pasa si le quitáramos las aes?” Segmentaciones: Los cuestionamientos impulsan las “manipulaciones” de corte entre los párrafos de un texto; entre los enunciados de un párrafo; entre las palabras de un enunciado hasta descubrir unidades más simples, pero de gran fuerza combinatoria y generativa; desde el punto de vista fonológico: la entonación, las palabras, las sílabas, los fonemas; desde el punto de vista morfemático semántico: los morfemas léxicos y funcionales y sus matices de significación.
Lento aprendizaje de la civilización por un pueblo niño, que al traducirse en mi cerebro en una imagen plástica y casi grotesca por la reducción, me haces pensar en los gateos del chiquitín que balbucea sílabas informes; en las andaderas que le impiden caer al ensayar los primeros pasos, en los pinitos que hace entre una silla y una mesa, en el cuarto que atraviesa, apoyándose en los muebles, en las caminadas de a diez metros que sorprenden a la mamá sonriente, hasta que el músculo endurecido por el ejercicio y el vigor de los nervios le permiten caminar colgado de la mano de la nodriza!...
Para extremar sus burlas y dar- las mayor escozor, inventó una jamás oída manera de versos, los de caho roto hecha observación de que los brabucones y ternejales de Triana solían comerse las últimas sílabas de un período, para hacer más huecas sus fanfarronerías.
La presencia de didácticas para la lectoescritura descontextualizas han conducido a que los educandos presenten, aún en la secundaria; incluso en bachillerato: 1. Confusión de letras, sílabas o palabras con orientación espacial distinta: p-q; n-u; b/p.
YO SOY, GENARO, dijeron sus sílabas misteriosas: mas la celeste armonía que en el aire las prolonga, toda una historia pasada, toda una futura historia de gustos y de pesares, de desconsuelos y glorias, encierra en las inflexiones con que la voz vagarosa los espacios estremece con sus cláusulas armónicas.
En las frases que en el mismo idioma le contestó ella, percibí los nombres de la Malloggia, de Silvaplana y de San Moritz entre las dulces sílabas cantantes de la lengua de Leopardi, que tomaban en su boca sonoridades de música.
Como sonriendo se ensanchaban las sílabas, en un párrafo escrito por la maestra, para comunicar al tenedor de libros un ascenso que aumentaba su categoría oficial y acrecía en seis el montoncillo de duros, que acompañaban la firma de la nómina.