ronquido

(redireccionado de ronquidos)

ronquido

1. s. m. Ruido o sonido que se produce al roncar nos despierta a todos con sus ronquidos.
2. Ruido o sonido bronco me despertó el ronquido del viento contra las ventanas.

ronquido

 
m. Ruido o sonido que se hace cuando se ronca.
fig.Ruido o sonido bronco.

ronquido

(ron'kiðo)
sustantivo masculino
sonido áspero y grave producido al respirar cuando se duerme Busca la forma de curar tus ronquidos.
Traducciones

ronquido

roar, snore

ronquido

russare

ronquido

schnarchen

ronquido

ronflement

ronquido

храп

ronquido

snurken

ronquido

ronco

ronquido

الشخير

ronquido

Chrapanie

ronquido

Chrápání

ronquido

Snorken

ronquido

いびき

ronquido

Snarkning

ronquido

SMsnore, snoring

ronquido

m. snore.

ronquido

m (frec. pl) snoring, snore
Ejemplos ?
Una hora después Yona está en su casa, es decir, en una vasta y sucia habitación, donde, acostados en el suelo o en bancos, duermen docenas de cocheros. La atmósfera es pesada, irrespirable. Suenan ronquidos. Yona se arrepiente de haber vuelto tan pronto.
Soplaba por el patio de honor y resonaba como la bocina del portero, pero no había ya portero; hacía girar la veleta de la torre del homenaje, lo que producía un ruido sordo que se habría tomado por los ronquidos del vigía, pero hacía tiempo que el vigía se había marchado; solo los búhos y las cornejas reinaban en la torre.
Dicen que los gatos tienen siete vidas; pero el soldado del Buin debía tener setecientas. Al caer la noche, los ronquidos de Estay eran los últimos.
Mis ojos se oscurecieron. Vino el dolor los ronquidos de la tristeza y el llanto de las manos guardadas y las piernas doloridas de estarse quietas.
¡A despertar pesadas! --continuó diciendo con franca impaciencia; pero por toda respuesta no recibió más que unos amables ronquidos.
Nuestra pequeña caravana era acompañada por los arrullos de las palomas silvestres, las voces atroces de los papagayos, los ronquidos de los filicoti, los chillidos de los monos, que se desgañitaban, huyendo rápidamente por las ramas más altas.
Volvió a quedar en silencio el hondilón, tornó Paquiro a sus hábiles escamoteos; seguía el Caravaca haciendo temblar al conjuro de sus imponentes ronquidos la cristalería de los pintarrajeados anaqueles...
Neira ya no es temible para los otros, y todos sus esfuerzos se concretan a estrangular a Alegría que se retuerce desesperadamente en el suelo mientras sus vigorosos dedos aprietan el pescuezo ensangrentado del traidor y se sumen entre las secas fauces que todavía lanzan ronquidos de ira.
Las dos campanas de Tomillarejo quisieron repicar con tan fausto motivo; pero como las dos estaban cascadas y no se había podido refundirlas por falta de metal, no hicieron más que prorrumpir en ronquidos que nos hacían desternillar de risa a los de Retamarejo, que subimos aquí para oírlas.
Todos callan, de repente... todos se quedan dormidos. Se oyen profundos ronquidos. (Entra en cuclillas un loco que se llama Devaneo).
De repente, el armadillo gigante volvió como si quisiese mirar a Próspero. Levantó el hocico con violencia, lanzó unos ronquidos, aplastose sobre el suelo y allí quedó.
Pero era tan tarde, y hacía tantas horas que no había dormido cómodamente, que mis ronquidos se fueron formalizando poco a poco, hasta que empecé a roncar de veras.