riza


También se encuentra en: Sinónimos.

riza

1. s. f. AGRICULTURA Rastrojo o residuos del alcacer o cebada verde en hierba. ricia
2. Destrozo que se hace en una cosa el seísmo causó rizas en algunos edificios. estrago
3. Conjunto de residuos que, por estar duros, dejan en los pesebres las caballerías.
4. hacer riza MILITAR Causar grandes destrozos y mortandad en una acción de guerra.
Sinónimos

riza

sustantivo femenino
Ejemplos ?
El socialista Van Kol fue el único que le apoyó organizando una reunión bajo su presidencia donde Ahmed Riza exhortó a los participantes a la solidaridad.
¿Sabrá con firme pulso de la severa ley regir el freno; brillar en torno aceros homicidas en la dudosa lid verá sereno; o animoso hará frente al genio altivo del engreído mando en la tribuna, aquel que ya en la cuna durmió al arrullo del cantar lascivo, que riza el pelo, y se unge, y se atavía con femenil esmero, y en indolente ociosidad el día, o en criminal lujuria pasa entero?
Por balcones y barandas, vallas, barreras y andamios, formando una riza nube, ondean pañuelos blancos; y «¡Viva!», el pueblo repite, y los caballeros «¡Bravo!», y «¡Qué galán!» las mujeres, haciendo lenguas las manos.
Muchos años han pasado desde que Ahmed Riza, un emigrante que vivía en París, redactor de una hoja clandestina, convocó la primera conferencia internacional de la Haya para defender al pueblo turco contra la tiranía de Constantinopla.
Entendimiento que asiste a la composición del cabello, poco cuidado puede dar a otra cabeza; y en la suya que riza, más veces es cabellera que entendimiento.
No cesa aquí; y su acero cuanto pilla deshace, sea yelmo o cota o malla; a aquel le raja frente, a aquel mejilla; a estotro rompe cráneo o brazo talla; del cuerpo el alma a miles desengrilla y mueve nueva vez a la batalla a aquella gente vil y espantadiza que huye sin orden de su propia riza.
Lamentos, palabras, nombres, cantares, yo no sé lo que he oído en aquel rumor cuando me he sentado solo y febril sobre el peñasco a cuyos pies saltan las aguas de la fuente misteriosa, Para estancarse en una balsa profunda cuya inmóvil superficie apenas riza el viento de la tarde.
Fuéle respondido por el capitán negro: Vuestra nariz es larga, y la nuestra chata; vuestro cabello es liso, y nuestra lana riza; vuestra cutis es de color ceniciento, y la nuestra de color de ébano; por consiguiente, en virtud de las sacrosantas leyes de naturaleza, siempre debemos ser enemigos.
Desatóse ésta, repetimos, la riza cabellera y dio comienzo a trenzar de nuevo, no sin desmarañar previamente las negras ondas, y pronto dieron fin a su tarea sus manos, tan hábiles como reducidas, y reprodujo el espejo su cabeza ya artísticamente peinada, en la que colocó dos rosas de vivísimos colores.
Pero de las negras trenzas, noche que envidiaba el día, entre el penacho mezcladas en confusión peregrina, a la discreción del viento que mansamente respira, volaban trenzas y plumas, que unas peina y otras riza.
Sabida cosa es que los ángeles son unos seres mofletudos, de cabellera riza y rubia, de carita alegre, de aire traviesa/, con piel más suave que el raso de Filipinas, y sin pizca de vello.
En las tardes del estío, cuando al ocaso declina el sol entre leves nubes, que de oro y grana matiza, aquel transparente cielo, con ráfagas purpurinas, cortado por un celaje que el céfiro manso riza; aquella atmósfera ardiente en que fuego se respira, ¡qué languidez dan al cuerpo!, ¡qué temple al alma divina!