risotada

(redireccionado de risotadas)
También se encuentra en: Sinónimos.

risotada

s. f. Risa impetuosa y ruidosa todos le miraron extrañados al oír sus risotadas. carcajada, risada

risotada

 
f. Carcajada.

risotada

(riso'taða)
sustantivo femenino
risa ruidosa y poco grosera escuchar las risotadas
Sinónimos

risotada

sustantivo femenino
Traducciones

risotada

risata

risotada

SFguffaw, loud laugh
Ejemplos ?
Tardé más de diez minutos en sospechar que los codazos, las cucaduras de ojos y las risotadas tendrían su razón de ser, su fundamento...
— Me daría mucho gusto, Cipriano...— exclamó entre sus francas risotadas, mientras guardaba unas hojas escritas por el borrachín que como siempre: cual pago: Cipriano le daba.
Y chocan los mundos diversos, las ideas opuestas, los pensamientos inútiles, los sentimientos cobardes, los deseos hartos, las traiciones sacras, las mentiras televisadas, las componendas de altura, las promesas diseñadas, la dignidad planificada, las libertades falsas, las esperanzas absurdas, las risotadas demócratas, la pachanga mítica, las revoluciones cóncavas, los guajolotes difundidos para exhibir descaros hasta transformarlo todo en vértigo incansable de humos sin final y polvos sin magia...
Se oían risotadas ahogadas inmediatamente por un torniscón de las madres, que no consideraban respetuosa la risa en presencia del barinio.
"Yo quiero, contesté en voz alta, gordo, flaco y pegado", y gordo, flaco y pegado repitió con gran ruido y risotadas toda la femenina concurrencia, y dióme un beso tan fuerte y cariñoso aquella preciosa criatura, que sus labios me hicieron un moretón en la mejilla y dejaron rastros indelebles en mi memoria.
Tanto subió de punto que la tertulia de abajo, con sus risotadas, sus taconeos, sus sillas removidas y todo su alegre trajín vino a ser la idea fija del señor de Morrión; idea que, ayudada por la debilidad mental y las manías, compañeras inseparables de los años provectos, consiguió dar al traste con la serenidad del vejete, persuadiéndole de que andaba sobre un volcán, o, para decirlo más claro, de que bajo sus plantas se tramaba alguna formidable conspiración semejante a la de Ortega, y de la cual resultaría Marineda el centro, siendo foco del incendio aquella misma casa.
Querida mía, ¿quieres ir a buscarlas? Sofía salió corriendo, y oímos que en el cuarto contiguo la recibían con risotadas. -Verdaderamente musical, ¿no te parece, mi querido Copperfield?
Y, entre las risotadas de sus compañeros, describía a la pobre muchacha con minuciosidad vergonzosa, como si la hubiera desnudado con la mirada.
Cuando, dos minutos después, el ascensor se detenía frente a la galería principal, las risotadas, las voces y los gritos que atronaban aquella parte de la mina cesaron como por encanto, y un cuchicheo temeroso brotó de las tinieblas y se propagó rápido bajo la sombría bóveda.
Atienza -o Atencia, que es como el señor alcalde pronuncia su apellido, aumentando su energía con esta variante-, el invicto carbonero, que ha presentado dos batallas en cuatro días a las tropas de Bonaparte, hállase de pie sobre la altísima peña, rodeado de franceses, acorralado, perdido, cargando su naranjero con el último cartucho, con la cabeza vendada de resultas del combate del día 15, recientemente herido en el pecho, todo cubierto de sangre, llevando al cinto la vara de su jurisdicción, como hiciera con la suya un arriero, y respondiendo a las intimaciones que le hacen de que se rinda con risotadas salvajes, cuyos ecos repiten los abismos de la quebrantada sierra.
herida herida, islote abandonado, abortado entre el océano que te impide tu ansiedad de continente, Adán lanzado, errante al paraíso, prisionero de su sombra, desnudo en tus enigmas de misterio resguardado, hierático velado, jeroglífico en discretas risotadas revelado, descubierto, muerto.
Algún chistoso del grupo, por tal motivo, le comenzó a decir que era de complexión excedente y las risotadas brotaban excediendo el respeto que merecía un chico tan bonachón como él.