rinconada

rinconada

1. s. f. Ángulo entrante que se forma en la unión de edificios, calles, caminos o entre dos montes.
2. Argent., Colomb. AGRICULTURA, GANADERÍA Porción de un terreno, con límites naturales o artificiales, destinado a ciertos usos de la hacienda.

rinconada

 
f. Ángulo entrante que se forma en la unión de dos casas, calles, etc., o entre dos montes.

rinconada

(riŋko'naða)
sustantivo femenino
ángulo entrante formado en la unión de dos casas, calles o caminos sembrar césped y flores en la rinconada
Traducciones

rinconada

corner

rinconada

Rinconada

rinconada

Rinconada

rinconada

Rinconada

rinconada

Rinconada

rinconada

SFcorner
Ejemplos ?
Así descendieron, luego de haber explorado la zona, a las orillas del lago que les ofrecía una rica vegetación alimenticia y pesca y caza. Y había tantos tules reveladores de su abundancia, que a esa rinconada le llamaron, en recuerdo de la visión imaginaria, TOLLAN.
Diego se sentó en un banco, recostando la cabeza en la rinconada que formaba la saliente de un confesonario, y el crujido del duro asiento, al recibir el peso de su cuerpo, le sonó extrañamente.
Allá por el año 25 descuidose una tarde la gentil capeadora, y un corniveleto de la Rinconada de Mala la suspendió entre sus astas, después de despanzurrar al caballo.
Merecen ser recomendados por buenos. Paralelo al Nogoyá, corre Norte à Sud el río Gualeguay Grande—y entre ellos se forma una rinconada en su mayor anchura S.
Expulsadas veinte y tres familias, (á fines de 1771 ó principios de 1772) no sé por qué ni con qué razón, pero con fuerza, que se hallaban bien situadas en Gualeguaychú, entre Gualeyán y el Gato, pasaron á ocupar esta costa del Uruguay, hasta ahora solo poblada con solo dos ó tres estancias, que se hallaban entre el Cupalén y el Tala, y se establecieron en la rinconada que forman este último arroyo con el de la China, frente al río.
Uno de mis camaradas, que era un chico con más tras- tienda que una botica y más resabioso que un cornúpeta de lá Rinconada de Mala, interrumpió al narrador diciéndole: —En resumidas cuentas, hermano; si su san Benito es tan poderoso, bien puede competir con Dios, echarle la zancadi- lla y reemplazarlo.
La iglesia que da nombre a la calle está ahora aislada; pero antes sólo tenía espacio libre por la parte de delante, y la calleja torcía hacia el Strand. Cuando pasaba por delante del pórtico vi en la rinconada el rostro de una mujer.
---- Muy cerca lo he visto, puesto que de Lima a los campos de los últimos combates en La Rinconada (9 de enero), en San Juan y Chorrillos (13 del mismo) y en Miraflores y en otros puntos de la extrema derecha (15 del mismo), la distancia es tal que jefes, oficiales y soldados, cubiertos no de laureles sino de polvo, llegaban a esta ciudad cuando aún se oía los cañones del combate.
La bondad esquisita de esta tierra feliz aumentó el vecindario, y no pudiendo contenerse en la rinconada, pasó á acomodarse de la otra parte, entre el mismo arroyo de la China y el de Vera, y de allí sucesivamente hasta los puestos medios de Misiones; pero como la primitiva y más fuerte población es la de aquel arroyo, toda la prolongación de este vecindario sobre la costa, se entiende que está sujeta al Juzgado particular del arroyo de la China, con dependencia solo de Buenos Aires.
TOMÁS DE ROCAMORA PADRÓN DE ENTRE-RIOS PARTIDOS-PADRON DE BLANCOS-cabezas de Ranchos-Hombres para las armas Paraná (1) Nogoyá-De esta parte-21-33 Nogoyá-De la otra con el pueblito-49-62 Nogoyá-Arroyo D Cristóbal (allí mismo)-13-18 Gualeguay Grande-Albardón-19-20 Gualeguay Grande-Capilla Vieja-19-18 Gualeguay Grande-Habra-20-17 Gualeguay Grande-Cuchilla-19-22 Gualeguay Grande-Arrecife-21-22 Gualeguay Grande-Jacinta-10-10 Gualeguaychú-Total del vecindario y jente para las armas-48-48 Arroyo de la China-Gran rinconada hacia la confluencia de Gualeguaychú y Uruguay, poseída por el Dr.
En veinte e uno del dicho salimos deste paraje e fuimos por una muy buena cabaña, aunque en esta, arriba, obra de una legua, apartados del río, porque hacía gran codo; fuimos a dormir a una rinconada apartados del río, donde hubo muchos pareceres de que íbamos perdidos; el Teniente de Gobernador y Capitán General le dijo que no tuviesen pena, que él estaba enterado de que no estaban las poblaciones de allí, de veinte leguas a veinte e cinco, arriba; y con esto, algunos quedaron contentos y otros muy encrédulos.
En tanta prisa se ha alejado, sin darse cuenta, de la lujosa zona residencial y se ha me-tido al bosque que se hincha de tantos árboles, arbustos y ramajes y se adentra en los cerros que sirven de rinconada palaciega a tantas mansio-nes.