requemado

(redireccionado de requemada)

requemado, a

1. adj. Que tiene color oscuro por haber estado al fuego o a la intemperie el pan requemado tiene mal sabor.
2. s. m. TEXTIL Tela delgada de color negro con cordoncillo y sin lustre que se usaba para hacer mantos.

requemado, -da

 
adj. De color oscuro denegrido por haber estado al fuego o a la intemperie.
Traducciones

requemado

overdone

requemado

riarso

requemado

ADJ [objeto, terreno, planta] → scorched; [comida] → overdone, overcooked
Ejemplos ?
Y para refrescar en musgos con rocío la boca, requemada en las llamas dantescas, busqué las Florecillas de Asís, las siempre frescas.
En una noche oscura, aunque serena, sólo y a lento paso se hundió en el mar de requemada arena del árido desierto de la Libia, donde sólo el zarzal vegeta escaso.
La hermana, sin saberse cómo, salió muy cambiada de genio y se fué derechito a la cocina. No halló más que media arepa tiesa y requemada, por allá en el asiento di una cuyabra.
Maquinalmente, el brazo derecho de Anselmo baja y sube; reluce la hoz, aplomando mies, descubriendo la tierra negra y requemada, sobre la cual, al desaparecer el trigo que las amparaba, languidecen y se agostan aprisa las amapolas sangrientas y la manzanilla de acre perfume.
Era harto escrupulosa la requemada esposa, y, por calmar su ardor la Penitencia, frecuentaba los santos sacramentos pensando que aliviaran su conciencia ciertos caritativos argumentos con que un fraile agustino daba lecciones del amor divino.
Y si por herencia, reparto entre socios o venta, venía algún rodeo a cambiar de manos dos o tres veces, los pobres animales parecían verdaderos archivos de marcas, con toda la superficie del cuero quemada, requemada y vuelta a quemar.
¡Como si él, acostumbrado a trabajar sus terrones y a dirigirlo todo, pudiera resignarse a permanecer inactivo, a convertirse en espectador, a no ver cómo en las mañanas frías de invierno desflora la reja del arado la tierra húmeda y palpitante, para que la mano del sembrador arroje en su seno la simiente fecundadora; a no contemplar bajo los rayos abrasadores del sol de agosto, cómo el trigo desgrana la requemada espiga y la horquilla la recoje y la pala la aventa para que el trigo caiga convertido en granizo de oro sobre el ancho montón que cubre la era y se eleva en forma de pirámide...
La palabra se incorporó a la jerga porteña, y se la utilizó en un poema llamado Línea 9 de Carlos de la Púa: Era un bondi de línea requemada / y guarda batidor, cara de rope.
Desde el punto de vista del propio Lorca, esta emotiva historia que está considerada como una de las obras maestras del ámbito teatral del siglo XX y aún despierta el interés de millones de personas alrededor del mundo, no es más que la representación de “la vida mansa por fuera y requemada por dentro de una doncella granadina que, poco a poco, va convirtiéndose en esa cosa grotesca y conmovedora que es una solterona en España”.