Ejemplos ?
Aún perdura la llamada Torre do Homenaxe, de base cuadrada y con una altura de 18 metros, que fue levantada alrededor del año 800 para la defensa contra los moros y fue destruida durante las luchas que los vianeses sostuvieron con ellos. En el año 1180 llega a Viana del Bollo Fernando II, que encuentra la fortaleza destruida, la reedifica y repuebla la villa.
La aldea se repuebla a través de una “Carta puebla” emitida el 1 de agosto de dicho año, con la cual se le quitaban las penas a todos aquellos criminales y presos por permanecer un año y un día en la villa.
Aparece en un documento de 1512 indicándose que se alistaron en este lugar tres soldados. En el siglo XVII se repuebla este caserío con treinta y siete familias.
Se continuó con doña Urraca, esposa de Fernando II, rey que repuebla la villa y fecha en ella hasta veinte cartas, y con doña Teresa, esposa de Alfonso IX de León, rey que visitó la villa en diecinueve ocasiones y otorga el 1 de febrero de 1192 los primeros Fueros, confirmados en 1230, a doña María de la Cerda (condesa de Medinaceli) hasta llegar a Pedro Fernández de Castro, mayordomo mayor de Alfonso XI y luego Conde de Benavente, a quien se lo confiscó Enrique III, para concedérselo a don Pedro Enríquez de Castilla, conde de Lemos, en 1394.
Fernando II la repuebla en la segunda mitad del siglo XII como defensa del Reino de León frente al de Castilla y la dota de muralla (posteriormente se construirá una nueva y mayor, quizá de la primera mitad del siglo XIV) y un primitivo castillo (ubicado entre Santa María la Antigua y San Isidoro), además el propio rey limita las posesiones que en la villa debió tener la Orden de San Juan de Jerusalén a la que priva de un gran número de bienes de los que posteriormente devuelve algunos, como Cerecinos.
La construcción de las murallas primitivas se inicia según las fuentes medievales en el año 893 durante el reinado de Alfonso III. Es este rey repuebla la zona del valle del Duero con gentes de León y mozárabes Toledo.
Como parte de la zona, ésta estuvo unida en la Edad Media al concejo de Segovia, pero no se consolidó ninguna población, hasta que en 1457 se repuebla definitivamente la zona.
Durante su reinado realiza expediciones de castigo hacia el sur, llegando tan lejos como hasta Lisboa en 798, y en 825 vence también a los musulmanes en el Nalón. Fija la capital del reino en Oviedo y repuebla Galicia y zonas septentrionales de Castilla y León.
San Clemente alcanza su máximo esplendor durante el periodo que va del siglo XV a la primera mitad del siglo XVI, fechas en las que la zona se repuebla, experimenta un gran desarrollo agrícola y alcanza una población superior a los dos mil habitantes.
Entre los años 1425 y 1430 se repuebla con vecinos de Bernuí, que tras la sequía deben salir de su pueblo, pero el nuevo pueblo se construye más al oeste y el vecindario de Pozuelo se fue trasladando al nuevo caserío de San Martín, así realizaron obras de abastecimiento de aguas del antiguo pozo hacia 1550, estableciéndose entonces todos ellos en San Martín.
Guipúzcoa también ha sido una de las regiones gracias a las cuales se repuebla la Castilla medieval, pues gente de estas tierras emigró en la Edad Media a tierras castellanas donde se asentaron; así pues, muchas de las gentes de Valladolid, Burgos, Toledo, Palencia etc., tienen antepasados guipuzcoanos, aunque no tengan apellidos vascos.
Ibarra pacifica a los indígenas, funda la Villa de San Sebastián hoy Concordia y los reales de Pánuco, Charcas y Copala, y repuebla a Chametla; deja para su gobierno y vigilancia a Don Hernando de Trejo, a Miguel Ruiz como justicia mayor, y a Francisco Muñoz de Juez.