renovador

(redireccionado de renovadoras)
También se encuentra en: Sinónimos.

renovador, a

adj./ s. Que renueva. renovante

renovador, -ra

(renoβa'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que renueva o sirve para renovar tendencia renovadora
Sinónimos

renovador

, renovadora
adjetivo y sustantivo
Traducciones

renovador

rinnovatore

renovador

(Pol)
A. ADJreformist
B. SM/Frestorer
renovador de mueblesfurniture restorer
Ejemplos ?
Son los jóvenes, por el hecho de ser jóvenes, los que deben ser más permeables a las corrientes renovadoras, al pensamiento creador, a la voluntad de acción constructiva y revolucionaria.
Consolidar la democracia e impulsar el desarrollo igualitario de la sociedad, dentro de las posibilidades renovadoras del derecho, es el supuesto que define la actividad del Gobierno Federal.
III Musa de las batallas, ven y dame con diestros labios alentar tu trompa, que con hórrido son los aires rompa que a lo lejos en torno se derrame: haz que truenen mis versos, y veloces vuelen del labio que tú inspiras, como igneas saetas o encendido plomo, tronantes rimas o inflamadas voces: retumbe y vibre en ellos, como pudo en los aires entonces, el trueno horrisonante y rayo agudo de mortíferos bronces: torne a ser el estrago horrendo y crudo y el herir y el matar en mis guerreras estrofas, de la lid renovadoras; y el glorioso combate de quien horas fueron la edad veloz y fugitiva, como en lienzo que fiel lo represente, para siglos sin fin haz que reviva y que dure en mi canto eternamente.
Analizarnos como somos y trabajar intensamente por lo que deseamos ser, abrir cauces para que se manifiesten las fuerzas renovadoras, encontrarnos en la solidaridad cotidiana del esfuerzo y del beneficio compartidos, son los únicos caminos para instaurar una sociedad próspera e igualitaria.
Día con día se pone de manifiesto el inmenso fracaso de las falsas ideas renovadoras; se aumenta la cantidad de maestros y escuelas, lo cual enorgullece a los gobiernos, pero no la calidad; cada instante aumenta la cultura de esponjamiento, sin bases siquiera firmes y llegan a ser dotados de profesionalismo, quienes apenas debían ser estudiantes.
Promover un entendimiento con fuerzas políticas renovadoras y sanas, que abra definitivamente un nuevo cause a la vida cívica nacional, y que permita realizar –mas allá de transitorias diferencias- los postulados de una nueva acción política, de carácter nacional y de avanzada, que supere de una vez por todas la ficticia división de Izquierda y Derecha.
Estos fenómenos configuraron el marco en que se forjó nuestra generación. Hoy en día, se desintegran las alianzas y aparecen fuerzas renovadoras.
Ustedes, estimados compañeros jóvenes de la Universidad de Concepción, no se dan cuenta, seguramente, de qué manera y cómo el mundo cruje en sus viejas estructuras, cómo las fuerzas renovadoras y revolucionarias tienen el empuje que las hace invencibles.
Ningún partido de gobierno, en ninguna parte del mundo, a dado el ejemplo que ha ofrecido el nuestro, no solo en la preparación de leyes electorales insuperables, que han determinado la manifestación inequívoca de la voluntad nacional, sino en la ejecución misma de tales leyes, en el acto de sufragio, insospechablemente garantido y amparado por todas las autoridades de la República a diferencia de medios democráticos vecinos en que las leyes y las practicas renovadoras del comicio...
Desde que puso sus plantas en la ciudad serrana-morlaca, que ha llegado a fusionar dos regiones de vida abundante con el fuerte abrazo vial de su carretera Cuenca-Machala (Girón-Pasaje), el Ilustre Sacerdote pensó en equipar el espíritu de las juventudes con los conocimientos sistematizados de un Plantel de enseñanza secundaria, porque advirtió que en ese pueblo habían verdaderas canteras inexplotadas de talento e ingenio, que darían raudales de acertadas direcciones a todas sus inquietudes renovadoras.
Doy yo los primeros pasos: Reafirmo en esta solemnidad una vieja y muchas veces expresada convicción: mi respeto invariable a la autonomía universitaria. En el último informe dije: "Sería indeseable que el país se mantuviera apartado de corrientes renovadoras.
El Deporte y la Administración Municipal, no fueron solamente sus campos para la siembra de sus obras progresistas y renovadoras.