remo

(redireccionado de remos)

remo

(Del lat. remus.)
1. s. m. DEPORTES, NÁUTICA Pala de madera larga y estrecha que sirve para impulsar y dirigir en el agua pequeñas embarcaciones se nos cayó uno de los remos en el agua.
2. DEPORTES, NÁUTICA Deporte consistente en recorrer una determinada distancia sobre el agua en una embarcación impulsada por estas palas.
3. coloquial Brazo o pierna en las personas y en los cuadrúpedos.
4. ZOOLOGÍA Cada una de las alas de un ave.
5. HISTORIA Castigo consistente en remar en las galeras fue condenado al remo. galeras
6. coloquial Trabajo duro y continuado.
7. a o al remo loc. adv. DEPORTES, NÁUTICA coloquial Remando, sirviéndose de estas palas se estropeó el motor y llegamos a la costa a remo.
8. a remo y sin sueldo loc. adv. coloquial Trabajando mucho y sin utilidad.
9. a remo y vela loc. adv. coloquial Con rapidez y diligencia es un trabajador eficaz, todo lo hace a remo y vela.
10. meter el remo coloquial Decir o hacer una cosa que resulta inoportuna o equivocada ¡ya has metido el remo!, la fiesta era una sorpresa . meter la pata

remo

 
m. Instrumento de madera en forma de pala larga y estrecha, que sirve para mover las embarcaciones haciendo fuerza en el agua.
Al remo. loc. adv. Remando o por medio del remo.
fig.Sufriendo penalidades y trabajos.
A remo y sin sueldo. Trabajando mucho y sin utilidad.
A remo y vela. Con presteza.
anat. y zool. En el hombre y en los cuadrúpedos, brazo o pierna.
dep. Deporte que consiste en deslizarse sobre el agua con una embarcación impulsada por un instrumento del mismo nombre.

Remo

 
mit. Hermano de Rómulo.

remo

('remo)
sustantivo masculino
1. instrumento de madera que sirve para impulsar embarcaciones Los remos de esta barca pesan mucho.
2. deporte deporte consistente en recorrer una determinada distancia sobre el agua en una embarcación impulsada por estas palas campeonato de remo
3. brazo o pierna en las personas y en los cuadrúpedos El caballo se lastimó los remos delanteros en la caída.
4. cada una de las extremidades que usan las aves para volar La golondrina perdió uno de los remos al engancharse en el cable.
Traducciones

remo

pádlo, veslo, veslování

remo

åre, paddel, roning

remo

airo, mela, soutaminen

remo

veslanje, veslo

remo

オール, パドル, ボートを漕ぐこと

remo

노, 배 젓기

remo

åra, paddel, rodd

remo

ไม้พาย, ไม้พายเรือ, การพายเรือ

remo

mái chèo, sự chèo thuyền

remo

划桨, 划船, , 赛艇

remo

Гребане

remo

賽艇

remo

SM
1. (Náut) → oar
cruzar un río a remoto row across a river
pasaron los cañones a remothey rowed the guns across
a remo y velaspeedily
2. (Dep) → rowing
practicar el remoto row
3. (Anat) → limb; [de pájaro] → wing
4. (arcaico) (= penuria) → toils pl
andar al remoto be hard at it
Ejemplos ?
Esto diciendo, el buen hombre, sentándose en su barca, aparejó los remos, y cuando Sara, que no era otra la persona a quien al parecer había aguardado hasta entonces, hubo saltado al barquichuelo, soltó la amarra que lo sujetaba y comenzó a bogar en dirección a la orilla opuesta.
Un instante después ambos caían al mar, desapareciendo instantáneamente y para siempre. Por un momento detuvimos el movimiento de los remos, clavados los ojos en el lugar del drama.
Ahí estaba San Canuto con el dragón, indicando Odense; Absalón con el báculo episcopal indicaba Söro; el barquito con los remos significaba que en aquel lugar se levantaba la ciudad de Aarhus.
El zagal mos ha salío de ley, camará, que no lo cambio por una granizá de onzas de oro, que tiée una voluntá pa el trabajo que gusto da miralle menear los remos, y si por él no fuera, yo no podría con este argahijo, que ya a nuestra edá el mucho trasiego mos erriba, que los años jasta los treinta dan flores, pero endispués de los treinta no dan más que sinsabores.
-Probaremos. -A ver, muchachos, tos a los remos -gritó el patrón, empuñando la bocina. Momentos después la barca acercábase a la costa en dirección a la Cala del Almejero.
Nunca olvidaré las noches en que a tu luz argentina, sobre el agua cristalina del rico Guadalquivir, tendido en un barquichuelo contemplándote a mis solas, a la merced de las olas dejaba los remos ir.
Y el son de los remos, el único germen del cuento en que hacían tan lindo papel la braca que hendía las aguas que duermen, la trova, el castillo, la dama, el doncel… tal vez se me antoja que fué alguna hoja que en la agua tranquila cayó de un laurel; y en ella el que oía forjó aquella historia, quimérica, vaga, fugaz, transitoria, como esa voz llena de fe y poesía que un día cantaba y contaba en la mía, y que hoy aún me halaga con una memoria que deja una estela de luz y de miel.
No mires los ejemplos de las que van y tornan, que a muchos ha perdido la dicha de las otras. Para los altos mares no llevas, cautelosa, ni velas de mentiras, ni remos de lisonjas.
Como la lancha había quedado entre dos aguas, tuve la suerte de agarrarme a ella; pero ese infeliz se vio sin otro amparo que sus remos naturales, y no era poco, porque, a saber anadar, no hay merluza que le meta mano.
Este obedeció instantáneamente; el cabo cayó al agua, crujieron los remos, oyóse un «¡adiós!» infinito, indescriptible; y la lancha se deslizó hacía San Martín, en cuyas aguas esperaba, humeando, un vapor que había de recoger a los pasajeros de ella.
La luz del día, penetrando por la entreabierta ventana, iluminaba la habitación, en la cual, además del humilde mobiliario, consistente en una mesa de pino, varias sillas y un viejo aparador con cortinas azules, veíanse algunos enseres de pesca, varios remos apoyados contra uno de los ángulos, y dando una nota risueña al conjunto, un pájaro, que cantaba en una jaula de alambre, y dos macetas de geranios en flor, que decoraban el alféizar de la ventana, junto a la que cosía la unigénita del Levantino, la cual contestó al poco expresivo saludo del recién llegado con una apenas perceptible inclinación de cabeza.
Un ruido de remos pacífico y vago de braca que boga de noche en un lago, inspira a quien oye, sin ver el batel, el germen de un cuento: leyenda ilusoria que forja el que escucha.