reguero


También se encuentra en: Sinónimos.

reguero

1. s. m. Corriente o chorro pequeño de un líquido que se desliza sobre una superficie encontraron al animal herido siguiendo un reguero de sangre. hilo, regato
2. Línea o señal que deja un líquido que se va vertiendo.
3. como un reguero de pólvora loc. adv. coloquial Con mucha rapidez la noticia corrió como un reguero de pólvora.

reguero

 
m. Corriente, a modo de chorro o de arroyo pequeño, de una cosa líquida.
Señal continuada que queda de una cosa que se va vertiendo.
agr. Reguera.
Sinónimos

reguero

sustantivo masculino
Traducciones

reguero

trail, trickle

reguero

striscia

reguero

SM
1. (= señal) → track; [de sangre] → trickle; [de humo, pólvora] → trail
propagarse como un reguero de pólvorato spread like wildfire
2. (Agr) → irrigation ditch
Ejemplos ?
Según estudio fechado en Zamora el 22 de mayo de 1874,firmado por el ingeniero Don Enrique Gadea, custodiado en el Archivo de Simancas, en la calzada romana (vía 17 del Itinerario de Antonino, entre la portuguesa ciudad de Braga y Astorga) QUE ATRAVIESA LOS CAMPOS DE VILLAMONTÁN, entre el Reguero Fontorio y el Reguero de la LLama,(El Corro y Las Llamas) se ubicaba, a 13-14 millas de Astorga el asentamiento romano que Antonino cataloga como MANSIÓN VIARIA con el nombre de Argentiolum y que según se lee en la Hª de España en 10 V.
Era un ángel tal vez; descendió al suelo Para dejar sobre la tierra impía Alguna oculta maldición del cielo, Y un reguero de luz y de armonía.
1400-1440), compañero de Juana de Arco, dejó un reguero de crímenes por los que fue ejecutado en Nantes; su figura se convirtió en personaje legendario.
Hasta la Laguna Negra, bajo las fuentes del Duero, llevan el muerto, dejando detrás un rastro sangriento; y en la laguna sin fondo, que guarda bien los secretos, con una piedra amarrada a los pies, tumba le dieron. IV Se encontró junto a la fuente la manta de Alvargonzález, y camino del hayedo, se vio un reguero de sangre.
Párase la carretela; la puerta está abierta, yermos el ancho portal y el patio; reina en la casa el silencio. De un salto Vargas se apea, corre a la escalera presto, de ella por un lado y otro de cera advierte un reguero reciente.
Regaba afrecho al pie del naranjo; ponía en el reguero una batea recostada sobre un palito; de éste amarraba una larga cabuya cuyo extremo cogía, yendo a esconderse tras una mata de caña a esperar que bajara el "pinche" a comer...
Con ayuda de la barrena quitó el ciego la arcilla que disimulaba los agujeros, y con la calma y seguridad de que ejecuta una operación largo tiempo meditada, introdujo en cada uno de ellos un cartucho de dinamita con su correspondiente guía, formando con aquellas largas mechas, todas de una misma dimensión, un solo haz, cuyas extremidades igualó cuidadosamente; y atándolas en seguida con un bramante, vertió encima del grueso nudo una parte del saquete de pólvora, trazando con el resto un reguero en el piso, de algunos metros de longitud.
Después de un instante se inclinó de nuevo: en su mano derecha brillaba un fósforo encendido y un reguero de chispas recorrió velozmente el suelo, convirtiéndose de pronto en una intensa llamarada que iluminó los sitios más recónditos de la galería.
Mi ejército fue formado por vosotros, conciudadanos, nimbados por la aureola brillante del honor sin mancha; sus proezas las visteis desde Puebla hasta este jirón de tierra bautizada con el nombre de Morelos, donde no hubo más heroicidad que la de vosotros, soldados, contra los defensores del tirano más soberbio que ha registrado en sus páginas la historia de México y aunque nuestros enemigos intentan mancillar las legítimas glorias que hemos realizado en bien de la patria, el reguero de pueblos que ha presenciado nuestros esfuerzos contestará con voces de clarín anatematizando a la legión de traidores científicos que aún en las pavorosas sombras de su derrota...
Los cables colgaban en pingajos de los plafones desconchados por la brusquedad del esfuerzo; trozos de yeso y argamasa manchaban los pisos polvorientos; en la cocina los caños de plomo deshilachaban un interminable reguero de agua, y en pocos segundos teníamos la habilidad de disponer la vivienda para una costosa reparación.
Era un viejo caduco, de indefinible edad, a quien hasta pudiera considerarse centenario. Venía chorreando, dejando un reguero, que dibujaba el zig-zag de sus pasos temblorosos.
La fuerza es en el mundo astro de inmensa curva, que a su paso deja como reguero de laureles, fulgor de incendios, resplandor de soles, pero astro que se pone en el ocaso tras nubes de rojizos arreboles.