regicida

regicida

(Del lat. rex, regis, rey + caedere, matar.)
adj./ s. m. y f. HISTORIA, POLÍTICA Se aplica a la persona que mata o atenta contra la vida de un rey o soberano la escolta real pudo capturar al regicida.

regicida

 
adj.-com. der. Persona que mata a un rey o reina, o la que atenta contra la vida del soberano, aunque no consume el hecho.
Traducciones

regicida

regicida

regicida

Königsmörder

regicida

régicide

regicida

Цареубийство

regicida

Regicídio

regicida

SMFregicide
Ejemplos ?
Detrás del regicida o de la Corday palpita siempre un pueblo desesperado, el de las verdaderas revoluciones, que en América falta por la baja densidad de población, y sobre todo -gracias a los dioses- por lo soportable de la vida.
Cuando perteneció en cuerpo y alma a la política; cuando fue malo, cómplice de un regicida, opresor de su patria, las riquezas le asediaron, los bienes del mundo le abrumaron: triunfos y placeres, suyos fueron: llamándose feliz, anduvo el cuello erguido, los ojos insolentes.
en tal época a Viena, pero el mes de julio debe su nombre a Julio César, y podía constituir muy bien el indicio buscado, o sea la alusión en el sueño a la idea de que me arrogo el papel del regicida romano.
Después de la Convención votó por la muerte de Luis XVI; miembro del Consejo de los Quinientos; ministro del Interior (1799); consejero de Estado y miembro del gobierno provisional (1815). La Restauración le envió al exilio acusado de regicida.
Descubierto el asesinato, Artabano induce a Artajerjes a sospechar de Darío, su hermano menor; y el regicida, interpretando los deseos del nuevo rey, lo hace matar inmediatamente.
Artabano. Éste impide que su hijo beba y muera así envenenado, quedando al descubierto que Artabano es el verdadero regicida. Arbaces, que ha salvado la vida del soberano, ofrece noblemente la suya propia a cambio de la de su padre.
Fue el único hijo legítimo de lord Lineus Clancharlie, nacido en el exilio. Su madre, Ann Bradshaw, era hija de un regicida. “Fue vendido a la edad de dos años por diez libras esterlinas, que dieron al Rey por su compra”, bajo el reinado de Jacobo II de Inglaterra.
Con diecinueve años, en 1739, y dando por concluidos sus estudios, se dirigió a Londres creyendo que conquistaría la gloria literaria con algunos poemas y una tragedia, El regicida, que nadie aceptó.
En Jamaica se enamoraría de una criolla, Anne Lascelles, con la que contrajo matrimonio en 1747; con ella se trasladó a Londres, donde intentaba ganarse la vida honradamente en un consultorio de Downing Street de escaso éxito. Al tiempo, perseveraba en su intento de que su tragedia El regicida fuera representada.
Mientras otros abandonaban el país en busca de nuevas y mejores oportunidades, David se quedó para ayudar a destruir el viejo orden; fue un regicida que votó en la Asamblea Nacional a favor de la ejecución de Luis XVI.
Juguete cómico un acto y en prosa. Original. Madrid, José Rodríguez, 1862. 1862, ¡Un regicida! Comedia en un acto y en verso. Original.
Con el país inmerso en una situación política y social convulsa, el atentado fue presentado por algunas facciones partidistas como una conspiración contra la monarquía por parte del clero, dada la condición eclesiástica del regicida o como un intento de culpar a la francmasonería, atribuyendo a Merino la pertenencia a alguna logia, pero aunque el gobierno hizo especial hincapié en averiguar si el atentado era efectivamente parte de una conspiración, todas las averiguaciones señalaron que el criminal había actuado en solitario.